Domingo, 12 de Julio 2020

Robbie Williams y Take That se reencuentran en concierto virtual

Con pantallas verdes, recrean estar juntos como en presentaciones convencionales

Por: NTX

Con temas como Back for good, Pray, Progress, la agrupación Take That, conformada por Gary Balow, Mark Owen y Howard Donald, además del cantante Robbie Williams, exintegrante, dieron un concierto virtual, en el que realizaron un recorrido por sus inicios en conjunto, en la década de 1990, y el breve reencuentro que sostuvieron de 2010 a 2012.

Momentos antes de iniciar el concierto virtual, la agrupación publicó una fotografía de ellos, abrazándose, previo a algunos de sus conciertos convencionales: "Hemos hecho nuestro calentamiento vocal... Ojalá pudiéramos estar juntos haciendo nuestros abrazos previos al show, mándennos un abrazo si están viendo esto... ¡Estamos casi listos para ustedes!".

Gary en el teclado, Mark con la guitarra y Howard fueron los primeros en aparecer en el concierto, del cual fue anfitrión la suricata animada de Meerkat Music y su compañero "Sergei"; la primera melodía que interpretó Take That fue Greatest Day, la cual formó parte de su álbum The Greatest Day, lanzado en noviembre de 2008, al terminar el primer número se anunció la llegada de Robbie Williams, sin embargo, para darle un toque cómico a la trasmisión, se trató de otra persona.

Al breve interludio continuó el tema Shine, el cual formó parte del material Beautiful World, de 2006, y por algunos segundos apareció Robbie interpretando dicho tema: "Miren, miren, ¡quién está haciendo su aparición, el señor Robbie Williams!€, precisó el presentador, momento en que el intérprete se unió a sus excompañeros, con quienes se ha reunido en varias ocasiones desde su salida de la agrupación en 1995.

Fue con Back for Good, que Take That y Robbie Williams recordaron el tiempo en que estuvieron juntos, pues el tema fue lanzado en 1995 como parte del álbum Nobody Else, y luego de la unión, compartieron lo que han aprendido en los últimos años; Howard sentenció que ha leído más libros en estas semanas que en toda su vida académica, mientras que Mark explicó que ha aprendido sobre cómo economizar el papel, anécdota que dio paso a The Flood.

"Utilizarán mucho papel después de una inundación", refirió la suricata para presentar The Flood, el cual formó parte del álbum Progress, de 2010, en el que Robbie compaginó su carrera como solista con su regreso temporal a la agrupación: en dicho momento, la trasmisión pasó a un formato con mayor ingenio, donde la intervención de cada cantante fue colocada como si estuvieran en un concierto en vivo.

La modalidad continuó para el tema Pray, que Take That cantó por vez primera en 1993, dentro de su álbum Everything Changes, el número fue acompañado con gráficos en pantallas verdes, en las que se montaron fuegos artificiales, gatos bailando, los despegues de varios cohetes espaciales e imágenes del público en conciertos.

Tras contestar algunas preguntas rápidas en las precisaron que Robbie es el más olvidadizo y Howard Donald el más bailarín, procedieron a cantar el tema Never Forget, compuesto por Gary Barlow, para Nobody Else; fue en ese momento en que todos hicieron armonías con sus voces y aparecieron varios clips de gente aplaudiendo al ritmo de la melodía.

"Bravo, ¡Qué final! Gracias a Take That", precisó la suricata animada para despedirse de los integrantes de la agrupación y para quienes presenciaron el concierto, a lo largo de casi 40 minutos: "Sergei desconecta el enchufe", añadió el anfitrión del concierto, el cual fue anunciado como un evento a beneficio para terapias creativas de Nordoff Robbins y en ayuda al equipo de producción de espectáculos musicales.

jb

Temas

Lee También