Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 13 de Diciembre 2018

Entretenimiento

Reviven a Queen en concierto sinfónico en la Ciudad de México

Niños de 10 años, hombres treintañeros y mujeres con bastón se pusieron a rockear mientras escuchaban los éxitos de la banda británica

Por: SUN

El evento fue dirigido por la Orquesta Sinfónica de Estado de México en el Teatro Quimera. SUN / I. Olivares

El evento fue dirigido por la Orquesta Sinfónica de Estado de México en el Teatro Quimera. SUN / I. Olivares

Qué importa si Freddie Mercury murió hace casi 27 años, hay que gritar si se escuchan las notas iniciales de "I want to break free" o golpear las palmas de las manos con "We will rock you".

Son niños de 10 años, hombres treintañeros y mujeres con bastón, quienes cierran el puño y extienden los dedos meñique, índice y pulgar para rockear, mientras escuchan violines sobre el escenario.

SUN / I. Olivares

Una voz en bocinas había solicitado, previamente, que por favor nadie grabara lo que pasara en el Teatro Quimera de esta ciudad, pero casi nadie le hizo caso.

Así que las imágenes de un Mercury animado proyectado sobre pantalla, o los saltos que las integrantes del Coro Polifónico del Estado de México dieron en el momento rítmico explosivo de "Bohemian Rapsody", quedaron en la memoria de varios celulares.

El motivo era suficiente: escuchar esta noche y por única ocasión, canciones del grupo Queen, pero en manos de la Orquesta Sinfónica de Estado de México (OSEM), acompañada de una batería, bajo y guitarra y de manera gratuita.

Por ello, el recinto con capacidad mayor a las mil 800 personas no se dio abasto y, ya comenzado el recital que duró una hora y minutos, seguía llegando gente, alguna ya con playera de a 100 pesos vendida en el exterior del inmueble

"¡Vamos a ver si conocen esta canción!", retó Rodrigo Macías, director de la Orquesta para así dar luz verde a "Another one bites the dust".

La respuesta era de todos esperada: si el cantante extendía el micrófono al público, este sin problema seguía cada uno de los versos.

Pero no igualó la reacción a "Crazy little thing called love", que contempló a decenas de espectadores bailar en su lugar, sentados y algún valiente en pie.

Si con "Don’t stop me now" a Mercury se le vio en distintas facetas de su carrera en forma de dibujo, para "Killer queen", el público guardó un silencio casi total ante la letra.

A nadie le importó que quien estuviera al frente no fuera el Mercury de carne y hueso, sino un legado tan poderoso que los obligó a encender la lámpara de su teléfono y moverlo de un lugar a otro con "We are the champions", para muchos un himno.

Queen, la reina, está más viva que nunca.

AC

Temas

Lee También

Comentarios