Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 19 de Septiembre 2018

La Berlinale sonríe al movimiento #MeToo

El Festival de Cine comienza sus proyecciones lanzando un mensaje contra el acoso sexual y la cosificación de la mujer
 

Por: El Informador

Helen Mirren y Elle Fanning. Las actrices, felices en la gala de apertura de la Berlinale. EFE/P. Guelland

Helen Mirren y Elle Fanning. Las actrices, felices en la gala de apertura de la Berlinale. EFE/P. Guelland

Estrellas de cine y militantes aprovecharon la inauguración del Festival de Cine de Berlín, celebrada este jueves, para apoyar la campaña #MeToo contra el acoso sexual en el sector.

Las réplicas del escándalo del productor estadounidense Harvey Weinstein dominaron la gala de estreno, que arrancó con el pase de “Isla de perros”, segundo filme de animación del estadounidense Wes Anderson.

Una petición en internet para que el festival desplegara una alfombra negra en vez de la tradicional roja en solidaridad con las víctimas de abusos sexuales recogió 21 mil firmas.

La alfombra finalmente fue roja, pero algunas estrellas optaron por ir vestidas de negro, como en la gala de los Globos de Oro en Hollywood.

La actriz alemana Anna Brueggemann lanzó en Twitter la etiqueta #NobodysDoll (”Muñeca de nadie”) para alentar a las estrellas a cambiar los tradicionales tacones altos y los vestidos cortos por una “ropa más cómoda”.

Un llamado que tuvo poco eco en la gala. Conocida por su look andrógino, la actriz Tilda Swinton optó por un esmoquin.

El actor estadounidense Bryan Cranston, uno de los actores junto a Swinton que presta su voz para la película de Anderson, se manifestó “muy optimista” por la campaña #MeToo. “Quizás estamos en los albores de una nueva sociedad”.

“Isla de perros” narra las aventuras de un niño, “Atari”, que busca a su fiel compañero Spots, colocado en cuarentena en una isla japonesa debido a una epidemia de gripe canina.

Es la cuarta vez que Wes Anderson está en liza por el Oso de Oro, que será otorgado el 24 de febrero por el jurado compuesto entre otros por la actriz belga Cecile de France, el historiador de cine español Chema Prado y la productora estadounidense Adele Romanski.

En vísperas del festival, una actriz surcoreana, que rechazó ser citada, criticó a la Berlinale por haber invitado al cineasta Kim Ki-Duk por su filme “Human, Space, Time, and Human”. Acusó a este último de haberla abofeteado y obligado a rodar escenas de sexo improvisadas mientras trabajaba en uno de sus filmes. Kosslick explicó que no vetó a Kim porque unas acusaciones de acoso sexual presentadas por la misma actriz contra el cineasta habían sido rechazadas por falta de pruebas, añadiendo que estaba a la espera de más información.

El jueves, más de un centenar de asociaciones surcoreanas de grupos cívicos publicaron un comunicado en el que denunciaron una “realidad injusta, en la que un acosador está trabajando y siendo recibido en todas partes como si nada, mientras la víctima (...) está siendo aislada y marginada”.

La huella latina

En Berlín se difundirán unas 400 películas a lo largo de once días.

El mexicano Alonso Ruizpalacios (“Güeros”) concurre con “Museo”, estelarizada por el tapatío Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris, sobre el espectacular robo en el Museo Nacional de Antropología de México perpetrado por dos estudiantes en 1985.

“Las herederas”, primer largometraje del paraguayo Marcelo Martinessi, narra la historia de una pareja de mujeres que afronta dificultades económicas.

También destaca la cinta de la española Isabel Coixet “La librería”, que se llevó este mes tres premios Goya, así como “Viaje a los pueblos fumigados”, del argentino Fernando Solanas, que denuncia los efectos nefastos de la industria agrícola en el medio ambiente y la salud.

Temas

Lee También

Comentarios