Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 15 de Agosto 2018

Entretenimiento

¿Estás listo? Comienza el juego

Steven Spielberg estrena “Ready Player One”; sin duda, el Santo Grial de los amantes de los años 80

Por: El Informador

Tye Sheridan. Protagonista de la cinta. ESPECIAL

Tye Sheridan. Protagonista de la cinta. ESPECIAL

Basada en la novela de Ernest Cline, “Ready Player One”, la nueva película de Steven Spielberg (ya en cines), transporta al espectador a un futuro inundado por la cultura pop de los años 80 a través de una historia de ciencia ficción llena de aventuras, donde la amistad y la esperanza conforman los ingredientes principales. En entrevista, el director y algunos miembros del elenco, entre ellos Tye Sheridan, el protagonista, ofrecen más detalles.

—¿Qué te atrajo de la historia y los personajes para hacer el filme “Ready Player One”?

—Steven Spielberg: Pienso que cualquiera que lea el libro y esté conectado con todo lo que tiene que ver con la industria, amaría llevarlo al cine; quiero decir, el libro tiene siete películas en sí mismo, quizá 12 (risas). Fue sólo cuestión de descifrar cómo contar la historia sobre los dos mundos que presenta y para hacerlo como una especie de tren expreso que vaya al tercer acto, y, al mismo tiempo, un poco un cuento de advertencia: ¿dónde queremos vivir? ¿Queremos existir en la realidad? O ¿queremos vivir en un universo escapista? Estas temáticas fueron muy profundas para mí y son consistentes durante todo el libro.

—Tu pasión y alegría es evidente en cada cuadro de esta película. ¿Cómo influyeron en las decisiones que tomaste al contar esta historia?

—SP: Gracias. Primero, tuve un elenco increíble y muy apasionado. Pienso que si combinas todas sus edades, siguen siendo más jóvenes que yo (risas); me alimenté de esa energía. Iba a trabajar cada mañana y Olivia siempre decía: ‘Ok, ¿ahora qué sigue? ¡No puedo esperar!’; mientras que Lena decía: “Dame lo que sea a mí. Estoy lista para lo que sea”. Y Tye era exactamente igual.

Además, hicimos la película en un set abstracto, el elenco sólo podía entender dónde estaban a través de los lentes de realidad virtual que todos teníamos, en éstos estaba el set que el público verá en la película, pero, al quitarte los lentes, sólo era un espacio grande y blanco. Y al ponerte los lentes de nuevo, estabas en la base de Aech. Entonces, fue realmente una experiencia fuera del cuerpo para hacer la película, es muy difícil contar cómo fue la grabación.

—Olivia Cooke: Fue asombroso porque simplemente vivimos en nuestra imaginación durante cinco meses y no habíamos tenido esa oportunidad desde que éramos niños, así que, el poder confiar completamente en nuestro instinto y en la interacción con Steven y con los demás miembros del elenco, fue lo que hizo tan especial y diferente la filmación en comparación con cualquier otra cosa que hayamos hecho antes.

—Lena Waithe: Cuando hacíamos la acción en vivo era divertido, pero no tan divertido como cuando estás en un espacio vacío donde todo es posible.

—¿Qué elementos de la película les habló personalmente?

—LW: Bueno, lo que más me gustó fue el muñeco de Chucky, porque yo solía tener bastante miedo a sus películas, así que, ahora que soy adulta, es lindo interpretar a un personaje que utiliza a Chucky como un arma; pero, también, en términos de música, hay una escena donde se escucha “Just my imagination”, una canción que mi madre solía poner todo el tiempo cuando yo era niña.

Steven Spielberg. Director del filme. ESPECIAL

—Tye Sheridan: Supongo que para mí fue “El gigante de hierro”, porque es una película que vi muchísimas veces durante mi infancia, por lo que tengo una conexión sentimental con esa figura.

—SP: Sí, Brad Bird (realizador de “El gigante de hierro”) es un genio. Yo vi esa película cuando estuvo en cines por primera vez y me convertí en un gran admirador de Bird. De hecho, trabajamos juntos en un proyecto llamado “Family Dog” para la televisión, hace mucho tiempo; por lo que esto fue para honrar a Bird y al Gigante de Hierro.

—OC: Yo solía ir a bailar a la disco cuando era más chica en mi ciudad natal, por lo que disfruté muchísimo aprender el baile de “Saturday Night Fever”. Y Tye y yo nos volvimos cercanas rápidamente con las clases de este baile.

—Los efectos especiales han cambiado mucho durante los últimos 30 años, ¿has considerado rehacer algunas escenas digitalmente de ‘E.T.?

—SP: Me metí en problemas por hacer eso cuando E.T. fue relanzado, digitalicé cinco tomas donde E.T. pasó de ser una marioneta a una marioneta digital. También remplacé el arma cuando el F.B.I. va en la Van, lo cambié por walkie-talkies. Así que, hay una versión mala de E.T. donde tomé la idea de ‘Star Wars’ e hice algunos retoques. En esos días, los medios de comunicación no eran tan profundos como lo son ahora, pero comenzó a estallar una opinión negativa que se cuestionaba cómo podía arruinar nuestra película favorita de la infancia. Aprendí la lección y decidí no volver a meterme con el pasado. Lo que está hecho, está hecho.

—Temas como la realidad versus la fantasía están presentes a lo largo de tu filmografía. ¿Es diferente el proceso cuando filmas una o la otra?

—SP:  “Ready Player One” fue mi gran película de escape. Para mí, fue una película que cumplió todas mis fantasías sobre los lugares a los que voy en mi imaginación cuando salgo de la ciudad. Tuve que vivir esto por tres años. Tenía que escapar a la imaginación de Ernest Cline y Zak Penn... Fue increíble. Pero volví a la Tierra un par de veces. Hice algunas películas. Filmé “Bridge of Spies” y “The Post” mientras hacía “Ready Player One”, así que obtuve el efecto de latigazo de pasar de la realidad social al entretenimiento escapista total. Fue una gran sensación, pero también hace que mi esposa y mis hijos se vuelvan locos, porque no saben quién será papá cuando regrese a casa por la noche.

NO TE LO PIERDAS
¿De qué va el filme?

Año 2045. Wade Watts es un adolescente al que le gusta evadirse del cada vez más en un sombrío mundo real a través de una popular utopía virtual a escala global llamada Oasis, hasta que su excéntrico y multimillonario creador muere. Antes de fallecer, ofrece su fortuna como premio a una elaborada búsqueda del tesoro a través de los rincones más inhóspitos de su creación. Será el punto de partida para que Wade se enfrente a jugadores, poderosos enemigos corporativos y otros competidores despiadados dispuestos a hacer lo que sea, tanto dentro de Oasis como del mundo real, para hacerse con el premio.

Temas

Lee También

Comentarios