Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 18 de Julio 2018

Entretenimiento

Entretenimiento | Conciertos

Arcade Fire, la Arena encendida

La banda canadiense presentó ante ocho mil 500 personas en Guadalajara luego de siete años de ausencia 

Por: Jorge Pérez

La presentación lúdica evocaba la lucha libre: al frente del escenario se colocaron cuerdas para replicar el ambiente. EL INFORMADOR / A. Camacho

La presentación lúdica evocaba la lucha libre: al frente del escenario se colocaron cuerdas para replicar el ambiente. EL INFORMADOR / A. Camacho

La banda estadounidense abre con el sencillo

La banda estadounidense abre con el sencillo "Everything Now". EL INFORMADOR / A. Camacho

Régine Chassagne. EL INFORMADOR / A. Camacho

Régine Chassagne. EL INFORMADOR / A. Camacho

Win Butler y Régine Chassagne. EL INFORMADOR / A. Camacho

Win Butler y Régine Chassagne. EL INFORMADOR / A. Camacho

Win adelanta que una parte de los boletos vendidos iría para ayudar a todos los que han sido afectados por el terremoto. EL INFORMADOR / A. Camacho

Win adelanta que una parte de los boletos vendidos iría para ayudar a todos los que han sido afectados por el terremoto. EL INFORMADOR / A. Camacho

Arcade Fire se ha caracterizado por sus donaciones en particular a Haití, país ligado a los orígenes de Régine Chassagne. EL INFORMADOR / A. Camacho

Arcade Fire se ha caracterizado por sus donaciones en particular a Haití, país ligado a los orígenes de Régine Chassagne. EL INFORMADOR / A. Camacho

Win Butler. EL INFORMADOR / A. Camacho

Win Butler. EL INFORMADOR / A. Camacho

Tuvieron que pasar siete años y dos discos de estudio para que Arcade Fire volviera a Jalisco. Este dos de diciembre el grupo canadiense volvió a complacer a sus seguidores de la ciudad con un enérgico concierto. Ya desde la explanada de la Arena VFG resonaba la música del grupo mientras la gente llegaba al recinto: un mariachi interpretaba uno de los temas musicales de “Everything Now”. 

Ya dentro del inmueble ubicado en la carretera a Chapala, los colombianos de Bomba Stereo fueron los encargados de calentar la noche al poner a bailar a las miles de personas que ya se congregaban. Aunque la afluencia no lucía copiosa cuando ellos tocaban, al final acudieron ocho mil 500 personas para presenciar el concierto de Arcade Fire. 

Pasadas las nueve de la noche las luces de la arena se apagaron para que resonara el clásico tema de la Quinta Sinfonía de Beethoven, sorpresivamente en una versión disco. Para generar mayor expectativa continuó un mashup clásico hasta que una voz desde el escenario resonó en toda la VFG: “Ha llegado el momento de la pelea estelar de esta noche”. La presentación lúdica evocaba la lucha libre: al frente del escenario se colocaron cuerdas para replicar el ambiente. El presentador fue el famoso tuitero Chumel Torres, quien comentó sobre Arcade Fire sus premios, como 20 premios Grammy “pero todavía ninguno en Furia Musical. 

Luego del humor siguió la música: Everything Now” fue el tema abridor, proveniente del disco homónimo que promocionan con su gira Infinite Content. En la segunda canción, “Haïti”, Régine Chassagne cantó un par de veces “Guadalajara, Guadalajara”. Con “Here Comes the Night Time” Win Butler saludó al público, que ya había mostrado un buen recibimiento para los músicos. El elogió fue mayor cuando Win se disculpó por su español, antes de decir que una parte de los boletos vendidos iría para ayudar a todos los que han sido afectados por el terremoto. Arcade Fire se ha caracterizado por sus donaciones en particular a Haití, país ligado a los orígenes de Régine Chassagne. 

La siguiente canción, “No Cars Go”, de su álbum Neon Bible de 2007, que puso a cantar y bailara los presentes. En este tema fue la primera vez de varias donde sobre el escenario se vio una bandera mexicana. Después el grupo regresaría a los temas de su nuevo álbum Electric Blue” y “Put Your Money on Me”. El setlist osciló entre las novedades y las canciones ya clásicas del grupo, como “We Used to Wait”. Win aprovechó las pausas entre canción y canción para agradecer el acto telonero de Arcade Fire. 

Uno de los momentos más emotivos fue cuando Win pidió a la gente que sacara su celular y encendiera las luces. El líder de la banda cantó “Neon Bible” con la Arena VFG encendida y resplandeciente. Esa energía continuaría al remontarse a sus discos Funeral (2004) y The Suburbs (2010), pues siguieron “Neighborhood #1 (Tunnels)”, “The Suburbs” (con la versión el final al piano), “Ready to Start” y “Sprawl II”. 

Antes de “The Suburbs”, Win recordó frente al micrófono que él y su hermano (William Butler, también miembro de Arcade Fire) crecieron en los suburbios de Texas, por lo que conocen y tienen mucho respeto por la cultura mexicana. A propósito de la misma canción, Régine Chassagne comentó en entrevista: “Sigue siendo el público más ruidoso. Oficialmente, cada vez que cantamos ‘The Suburbs’ aquí la gente es la más ruidosa, cantan toda la canción. Es muy bonito y muy poderoso. Nos llega”.   

Luego de esa nostalgia, el grupo regresó a las canciones más bailables con temas de Reflektor (“Reflektor”, “It's Never Over (Oh Orpheus)” y “Afterlife”).

Durante el concierto, miembros de la banda se acercaron al público en varias ocasiones; no yendo al borde del escenario, sino por los pasillos tras bambalinas de la Arena VFG para colocarse en los extremos laterales. “Rebellion (Lies)”, “Creature Comfort”, “Neighborhood #3 (Power Out)” y “We Don't Deserve Love” completaron el setlist, además de la despedida de nuevo con “Everything Now” resonando en versión vernácula. 

LEE la entrevista completa con Régine Chassagne en la versión impresa de EL INFORMADOR este próximo lunes.

DR

Temas

Lee También

Comentarios