Sábado, 28 de Enero 2023

“La Caída” denuncia el acoso en el deporte

Fernanda Borches habla sobre la importancia que tiene esta cinta, la cual dignifica a las mujeres que alzan la voz

Por: El Informador

Escena de la cinta donde aparece Dèja Ebergenyi y Fernanda Borches. CORTESÍA

Escena de la cinta donde aparece Dèja Ebergenyi y Fernanda Borches. CORTESÍA

“La caída” es una película que aborda el abuso en los círculos del deporte de alto rendimiento, en este caso, los clavados a nivel profesional; la cinta está inspirada en hechos reales —la historia de la ex clavadista Azul Almazán.

El filme fue dirigido por la experimentada Lucía Puenzo y lo protagoniza Karla Souza, Hernán Mendoza, Fernanda Borches y Dèja Ebergenyi. Tras su exhibición en el Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), la película se estrena hoy en Amazon Prime Video.

Siguiendo la historia, el personaje de “Mariel” —Karla Souza— es una clavadista veterana que tiene una última oportunidad para cumplir con su sueño olímpico; sin embargo, se da a conocer una terrible acusación que involucra al personaje de Dèja Ebergenyi y eso la enfrentará a la pregunta más importante de su vida: ¿Ganar es realmente su verdadero sueño?

Palabras mayores

En entrevista con EL INFORMADOR, Fernanda Borches, quien interpreta a “Irene” —la mamá de la víctima (Dèja Ebergenyi)—, recuerda que el papel le llegó de forma “tradicional”, la directora de casting de la película le hizo llegar la escena “y supe, al leer, que eran palabras mayores; además, me dijeron que la directora era Lucía Puenzo, a quien admiro muchísimo, y la protagonista sería Karla Souza. Con eso, me lancé al casting”. Cuando ya fue aceptada y conoció al equipo, se dio cuenta la actriz que entre los productores estaban Axel Kuschevatzky, Ana Rascón y Ramiro Ruiz, “y con ese equipo no pude decir que no; además, Lucía Puenzo no toma cualquier proyecto en sus manos; ya de por sí es un tema difícil de tratar y llevar a pantalla, del modo como se llevó, porque yo vi la película y me dejó conmovida”.

Encontrar el balance

Por lo que concierne a su personaje, refiere Borches que “la preparación se dio de forma intuitiva; desde la escritura pude ver en ‘Irene’ dos fuerzas opuestas: la inclinación instintiva para proteger a su hija y, a la vez, no coartar su sueño o destruir su carrera deportiva, porque con una denuncia puede acabarse. Hallar el balance era el reto, porque polarizar es sencillo. Se aprecia en pantalla, y eso me gusta mucho”.

Asimismo, la actriz tuvo oportunidad de hablar con la deportista en la que se basa la historia, “y tenía referencias de su familia, quien le brindó apoyo desde el principio, que le creyeron y no la abandonaron. Ahora, en la película hay diferencia, la víctima no acepta y se confronta con la madre, pero creo esa relación de conflicto la logramos proyectar.

Enfrentada a decisiones complejas y demandantes, “Irene” es un personaje que —cuenta Borches— “me sorprende la fluidez con la que se desarrolló, pero lo atribuyo a la excelente directora, una gran capitana de barco que tenía muy claro lo que quería decir y cómo iba a hacerlo, y no sólo tuvo esa claridad, su manera de comunicarse con los actores es siempre asertiva. Había tensión en la filmación, pero también una energía bonita, incluso al filmar estos procesos álgidos y dolorosos, porque para la directora siempre fue más importante la persona que los resultados para la escena, y como actor eso lo hace a uno crear de una manera mucho más libre”.

Un viaje interno

Convencida de que “La Caída” podrá dejar con un nudo en la garganta a sus espectadores, la actriz sostiene que “el resultado final es una película totalmente necesaria; ya hemos visto proyectos que hablan sobre abusos, y eso es el disparador de esta cinta, pero en esta hay un viaje interno de la protagonista que va de la negación hasta dar con la valentía para alzar la voz, arriesgándolo todo. Y no sólo hablo del tema, también es la calidad estética”.

Finalmente, por estrenarse vía streaming hoy viernes 11 de noviembre, la película posee también la cualidad de “no ser aleccionadora. A veces, las obras de denuncia son aleccionadoras y nos alejan del espectador. Aquí la directora se enfocó en transmitir sensaciones, y está muy bien logrado; no creo sea victimizante sino que termina en un grito no sólo de dolor sino de esperanza”.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones