Lunes, 10 de Mayo 2021

Ventas de pequeños restaurantes se desploman por COVID-19

Los ingresos los pequeños y medianos empresarios del sector restaurantero han caído de 60 a 300 por ciento

Por: SUN

Mipymes están tomando medidas alternas, como bonos gastronómicos o servicio a domicilio, para mantenerse en el negocio. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Mipymes están tomando medidas alternas, como bonos gastronómicos o servicio a domicilio, para mantenerse en el negocio. EL INFORMADOR / ARCHIVO

Debido a las medidas de confinamiento para evitar el contagio de COVID-19 en México, los ingresos de los pequeños y medianos restaurantes han caído de 60 a 300%, de acuerdo con una análisis de la plataforma tecnológica de créditos a pymes, Konfío.

Según el documento, a pesar de los números positivos que este sector presentó durante enero respecto de los dos años anteriores, desde mediados de febrero los ingresos del sector comenzaron a disminuir, y con la llegada de la contingencia debido a la pandemia las ventas se desplomaron, llegando a una caída del 40% sólo en la última semana de marzo.

"Incluso antes de comenzar las medidas de contingencia y aislamiento social, los restauranteros sintieron los efectos de la pandemia con el incremento en los precios de insumos importados. Estas afectaciones se volvieron más fuertes al presentarse los primeros casos del virus en México y con las primeras medidas de contingencia aplicadas por las entidades sanitarias federales", explicó Konfío.

"Esta baja en las ventas de los negocios ha impactado de forma directa también a sus proveedores y la cadena de producción en general. El recorte de gastos en el sector comenzó a principios de marzo, después del anuncio del primer caso de COVID-19 en nuestro país, diferentes empresarios restauranteros comenzaron a tomar medidas preventivas ante una posible contingencia", explicó.

Konfío añadió que ante el complicado escenario, los pequeños y medianos empresarios del sector restaurantero están tomando tres medidas principales para mantenerse en el negocio. En primer lugar se ubican los denominados bonos gastronómicos, que consisten en pagos únicos por un monto fijo, que los clientes pueden cobrar en el momento cuando los negocios vuelvan a abrir sus puertas.

Los recursos obtenidos por estos bonos se destinan a la subsistencia del negocio mientras se reactiva.

En segundo lugar, la "Dark Kitchen" modelo que vio un crecimiento interesante incluso antes de la contingencia. El objetivo es cambiar el modelo a un restaurante sin mesas ni sillas, sólo con servicio de entrega a domicilio.

Representa un gran ahorro de gastos en renta, inmobiliario y mantenimiento, con el añadido de tener una gran capacidad de expansión.

En tercer lugar, el servicio de entrega a través de las aplicaciones dedicadas a este negocio. En 2018 este modelo registró ventas por mil 43 millones de dólares y se espera que al 2023 llegue a dos mil 459 millones de dólares.

NR

Coronavirus

Temas

Lee También