Viernes, 19 de Abril 2024

México y EU discuten sobre maíz transgénico

El Gobierno de Joe Biden pide un panel jurídico para la solución de las controversias del T-MEC; la Secretaría de Economía dice que las decisiones no implicarán ninguna “restricción al comercio” 

Por: El Informador

El Gobierno de México a través de la Cofepris está en la posibilidad de autorizar nuevas semillas de maíz biotecnológico y evaluar negociaciones previas. NOTIMEX/Archivo

El Gobierno de México a través de la Cofepris está en la posibilidad de autorizar nuevas semillas de maíz biotecnológico y evaluar negociaciones previas. NOTIMEX/Archivo

Estados Unidos inició una segunda solicitud de consultas contra México mediante la invocación del capítulo 31 de Solución de Controversias del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La solicitud del Gobierno de Joe Biden asegura que el decreto del Presidente Andrés Manuel López Obrador, emitido en febrero pasado para mantener la prohibición de importar maíz transgénico para consumo humano, afectará a los exportadores estadounidenses.

La primera consulta se llevó a cabo en marzo pasado, cuando Katherine Tai, titular de la Oficina de Representación Comercial de Estados Unidos (USTR por sus siglas en inglés), solicitó este proceso bajo el capítulo 9 de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias del T-MEC.

La diferencia entre ambas solicitudes radica en que la primera consulta tuvo un carácter técnico y la segunda uno jurídico.

La nueva solicitud de consultas puede derivar en un panel arbitral y llega un día después de que 62 legisladores del Partido Republicano pidieron a la USTR iniciar un panel contra México.

El viernes, Katherine Tai argumentó que “Estados Unidos han transmitido repetidamente su preocupación de que las políticas biotecnológicas de México no están basadas en la ciencia y amenazan con interrumpir las exportaciones de Estados Unidos a México en detrimento de los productores agrícolas, lo que a su vez puede exacerbar los desafíos de la seguridad alimentaria”.

Paneles son positivos, dice Ebrard

Horas más tarde, la Secretaría de Economía de México respondió que defenderá con “datos duros y evidencia” la prohibición del uso de maíz transgénico para consumo humano durante las nuevas consultas.

El canciller mexicano Marcelo Ebrard calificó los paneles de positivos porque antes “Estados Unidos te aplicaba los aranceles y ya”. Recordó que se ganó un panel en las reglas de origen automotriz.

A su vez, el secretario de Agricultura, Víctor Villalobos, aseguró que “no hay controversia. Es un panel para llevar opiniones; es la oportunidad de llevar respuestas a las preocupaciones que tienen ambos países”.

Para el secretario de Agricultura de Estados Unidos, Tom Vilsac, “hay un desacuerdo fundamental con la posición que México ha tomado en torno a este problema de los biotecnológicos, los cuales han probado ser seguros por décadas”.

Añadió que harán valer sus derechos bajo el T-MEC para apoyar la innovación, la seguridad nutricional y la sostenibilidad, además de que buscan el éxito mutuo de los campesinos y productores agrícolas.

Proceso de controversias

Las consultas, que son un mecanismo de solución de controversias en el marco del T-MEC, también se refieren al rechazo de solicitudes de autorización para la importación y venta de determinados productos biotecnológicos, como el herbicida glifosato.

Los agricultores de Estados Unidos están preocupados por la posible pérdida del mayor mercado de exportación para el maíz que producen. México lleva años importando maíz transgénico estadounidense por un monto de unos tres mil millones de dólares anuales.

Ambos países también tienen abierta una controversia por cuestiones energéticas, a la que se sumó Canadá. Estados Unidos sostiene que México favorece de forma injusta a las empresas estatales de electricidad y petróleo frente a la competencia estadounidense y a los proveedores de energías limpias.

Discusión técnica se agotó por parte de los delegados estadounidenses 

El analista de Ansley Consultores Internacionales, Roberto Zapata, comentó que “este anuncio indica claramente no sólo que las preocupaciones de Estados Unidos no pudieron ser resueltas mediante consultas técnicas al amparo del capítulo 9 del   T-MEC, sino que las posiciones entre Estados Unidos y México sobre el asunto se mantienen alejadas”.

“De ahí la necesidad de iniciar un proceso de solución de controversias bajo el capítulo 31 del tratado. Es decir, Estados Unidos considera que la diferencia con México se tendrá que desahogar ahora mediante consultas jurídicas, y el eventual establecimiento de un panel arbitral”, agregó el especialista.

En tanto, el experto en comercio exterior, Jorge Molina, dijo que el tema tiene que ver, también, con cuestiones financieras porque los estadounidenses están definiendo financiamientos a la producción y exportaciones agrícolas, lo que tiene relación con los países a que venderán.

Finalmente, el ex jefe negociador técnico del T-MEC, Kenneth Smith, dijo que “la discusión técnica se ha agotado a través de las consultas al amparo del capítulo 9 del T-MEC, y ahora habrá que ver si en las conversaciones en el contexto del capítulo 31, el Gobierno de México estaría dispuesto a eliminar el decreto o hacerle cambios sustantivos para ya no imponer ningún tipo de restricciones al uso del maíz estadounidense en México”.

SUN
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones