Miércoles, 30 de Septiembre 2020

Suben 16% ventas de autos en julio; reafirma tendencia de recuperación

Es el tercer mes consecutivo con desempeño positivo desde abril cuando comenzó la crisis por COVID-19 
 

Por: El Informador

En cifras anualizadas, en julio se vendieron 31.3% menos unidades que igual mes de 2019. AFP/Archivo

En cifras anualizadas, en julio se vendieron 31.3% menos unidades que igual mes de 2019. AFP/Archivo

En el sexto mes del año se colocaron en México 72 mil 897 automóviles, un aumento de 16 por ciento en comparación con las 62 mil 837 unidades vendidas en junio pasado, informó el INEGI. 

Se trata del tercer mes consecutivo con variaciones positivas desde abril cuando comenzó la crisis económica por la pandemia de coronavirus en México. En mayo, junio y julio la comercialización de vehículos creció 20.4, 59.5 y 16 por ciento respectivamente, esto en comparación con el mes inmediato anterior, lo que confirma la tendencia de recuperación de la industria de armado en México. 

Guillermo Rosales, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), señaló que aún afecta la suspensión de actividades en algunos pisos de venta, así como por la crisis económica que aumentó por la emergencia sanitaria. 

“El deterioro de la confianza empresarial y de los consumidores se encuentra en niveles bajos desde que se lleva registro, así como la pérdida de empleos, con lo que el entorno continuará siendo negativo”, advirtió Rosales. 

A pesar de la tendencia de recuperación, cabe destacar que el alza de 16 por ciento es la variación positiva más baja para este año. 

Rosales explicó que la desaceleración de la variación porcentual respecto al mes inmediato anterior se debe a que la base de comparación es mayor cada mes, toda vez que en mayo se vendieron 42 mil 28 unidades, en junio 62 mil 837 y en julio las 72 mil 897 anunciadas. 

Acotó que se siguen generando cifras positivas en la industria, gracias a la reapertura de las agencias, los fuertes incentivos de fabricantes y distribuidores, las tasas de interés y plazos atractivos en las ofertas de financiamiento y la satisfacción de demanda rezagada durante la contingencia. 

“Adicionalmente las ventas de flotilla han mostrado comportamiento favorable”, comentó. En cifras anualizadas, en julio de este año se vendieron 31.3 por ciento menos unidades que lo reportado en igual mes de 2019, siendo la mayor caída que reporta la industria desde la crisis económica de 2009. 

Esto es positivo, porque durante el segundo trimestre de 2020, la industria había reportado –en comparativos anualizados– caídas más grandes a las registradas durante la crisis de hace 11 años, y ahora la variación no fue tan negativa con respecto a ese periodo. 

Ford es la marca de volumen con la mayor baja en ventas con 51.1 por ciento, le sigue Mazda con 47.7 por ciento, luego SEAT con 43.9 por ciento y VW con 38.7 por ciento. 

En participación de mercado, Nissan se mantiene como líder con 20.2 por ciento, le sigue General Motors con 16.5 por ciento, luego está el Grupo Volkswagen (que incluye las marcas Audi, SEAT, Volkswagen, Bentley y Porsche) con 13.1 por ciento y en cuarto lugar con 8.6 por ciento. 

En cifras acumuladas entre enero y julio de 2020 se vendieron en México 509 mil 342 autos, cifra 31.8 por ciento inferior a lo registrado en el mismo lapso del año pasado, siendo la mayor caída desde 1995. 

Plantas, casi al 100 % 

Sobre la reactivación de las plantas ensambladoras en México tras la suspensión que sufrieron entre abril y mayo por la pandemia de coronavirus, Guido Vildozo, gerente senior en análisis de venta de autos ligeros en América de la consultora IHS Markit, señaló que actualmente todas ya están trabajando, pero que será hasta finales de agosto que recuperen gran parte de su capacidad. 

En conferencia comentó que aún no están al 100 por ciento porque trabajan sólo con una fracción de sus turnos de trabajo. 

Resaltó que la fase de realineación de operaciones tras la pandemia se realizará en el último trimestre de 2020 o inicios de 2021, con lo cual se espera que la producción de autos se recupere en su totalidad en México hasta 2022. 

Advirtió que para cumplir las nuevas reglas de contenido regional del T-MEC y la aplicación de medidas para evitar el contagio de coronavirus, sus costos subirían hasta 7 por ciento.

Temas

Lee También