Miércoles, 06 de Julio 2022

Recuperación en “W” asimétrica, consecuencia de economía sin apoyos

El rebote inicial del 2021 no se pudo sostener porque no hubo una estrategia fiscal interna para aprovecharla y extenderla, coinciden especialistas

Por: El Informador

El problema de la interrupción en la cadena de suministros seguirá afectando al sector automotriz que aporta 3% del PIB nacional y 17.2% del sector manufacturero. NOTIMEX/Archivo

El problema de la interrupción en la cadena de suministros seguirá afectando al sector automotriz que aporta 3% del PIB nacional y 17.2% del sector manufacturero. NOTIMEX/Archivo

La forma de la recuperación económica del 2021 es relevante porque es la base de la actividad en ese año, explicó el director del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), José Luis de la Cruz.

El rebote inicial del 2021 en la actividad económica, por impulso de Estados Unidos y la bajísima base de comparación anual fueron insostenibles el resto del año porque no hubo una estrategia fiscal interna para aprovecharlo y extenderlo, señaló el especialista, en lo cual coinciden expertos de la consultoría de negocios Oxford Economics y las administradoras de Fondos Vanguard y Franklin Templeton.

Para el segundo semestre del año pasado, los cierres de empresas, la desaceleración del sector manufacturero, principalmente el automotriz, y la persistencia de la inflación que sí desaceleró al consumo, terminaron por debilitar a la actividad económica.

De acuerdo con el experto del IDIC, la forma de la recuperación tras el choque mundial de la pandemia, tiene forma de “W asimétrica” que implica una caída profunda en el 2020, de 8.2%, un rebote aritmético del PIB entre 4.8 y 5% y un debilitamiento en la recuperación económica para el 2022 que propiciará un avance entre 1.5 y 1.7 por ciento.

Motor estadounidense, insuficiente

A pesar de la dinámica que imprimió la maquinaria estadounidense, vía exportaciones y remesas, ésta no pudo sostenerse para el segundo semestre y terminó por estancarse en un ambiente de inversión en picada, una inflación que afectó al consumo y la nueva ola de contagios que siguió afectando las cadenas de suministro.

Para este año prevé que las exportaciones continuarán una dinámica positiva, pero también con tendencia a desacelerarse, pues el problema de la interrupción en la cadena de suministros seguirá afectando al sector automotriz que aporta 3% del PIB nacional y 17.2% del sector manufacturero. A este escenario, se tiene que agregar la persistencia de la inflación y su impacto en la capacidad de compra del consumidor, que se mantendrá al menos en el primer semestre, más el alza de tasas en México y Estados Unidos.

Recuperación heterogénea

El senior vice president y codirector de inversiones en Franklin Templeton, Ramsé Gutiérrez, previó desde diciembre pasado que la recuperación mexicana tendrá forma de “K”, asumiendo que las entidades ligadas a las exportaciones y manufacturas, han mantenido una actividad más dinámica respecto del resto, donde se encuentran los servicios afectados y vulnerables a las nuevas olas de la pandemia.

De la Cruz concuerda en que los componentes del PIB presentarán una recuperación en forma de “K”, donde el sector primario podría estar apuntando hacia arriba. Pero es una heterogenidad característica de México, acotó.

El indicador de la Actividad Económica y el nowcast de diciembre, que es el Indicador Oportuno de la Actividad Económica, muestran una contracción trimestral del PIB en el último trimestre del año y un estancamiento anual muy cercano a cero, describió.

Daño estructural, por modesto estímulo

El diagnóstico del experto no está aislado del que tienen otros especialistas. La economía mexicana sufrió un importante daño estructural a causa del modesto apoyo fiscal que recibió durante la pandemia y el confinamiento. Este deterioro propició una recuperación económica más lenta en el 2021 cuya languidez se prolongará también hacia el 2022, resaltó el economista en jefe para América Latina de la consultoría Oxford Economics, Marcos Casarín. Utilizar una política fiscal contracíclica implica una recuperación más frágil.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones