Lunes, 03 de Agosto 2020

La Q3 te abre la puerta al lujo

La fiebre por las camionetas persiste y si lo que buscas es una que te otorgue la llave de acceso para estar en otro nivel, en esta SUV compacta lo vas a encontrar
 

Por: El Informador

Por fuera parece sobria, pero en su interior encontramos más elementos que la hacen ver atractiva. EL INFORMADOR/M. Castillo

Por fuera parece sobria, pero en su interior encontramos más elementos que la hacen ver atractiva. EL INFORMADOR/M. Castillo

Desde hace unos años las personas ávidas por un automóvil no lo piensan dos veces cuando quieren una SUV, se casan con la idea y a toda costa quieren una sobre todo si es de lujo. Es cierto, entrar al mundo de los autos nuevos Premium tiene su precio, por lo que quien llega hasta este punto quiere algo perdurable y cuya inversión valga cada peso. Creo que esto último lo transmite la nueva Audi Q3, una camioneta compacta, bien evolucionada y que cuenta prácticamente con todo lo que necesita una persona que se mueve por la ciudad.

Desde su diseño, es una SUV cuyas dimensiones contenidas la hacen práctica para andar por las calles, cabe en cualquier lado y luce a su paso. Destaca la enorme parrilla que gracias al diseño no luce grotesca o sobredimensionada, sino con un estilo que se mantiene acorde a lo que Audi históricamente ha ofrecido visualmente y que gracias a ese legado podemos identificar a sus autos donde se paren.

La silueta es atractiva con esos rines de 18 pulgadas que montan unas gruesas llantas que absorben las imperfecciones del camino haciendo equipo con una cómoda suspensión, mientras que la parte posterior es más discreta pero conservando parte de ese distintivo de sus líneas que nos indica que se trata de una SUV de Audi. Sus formas en general son limpias, sobrias y hasta coquetas.

En el interior tenemos una apuesta más atrevida, con un nuevo tablero que al centro tiene la pantalla táctil de 8.8 pulgadas donde contamos con los elementos ya conocidos como conectividad mediante Bluetooth y poder vincular nuestros teléfonos con Apple CarPlay y Android Auto, a lo que se suman detalles como el control de la iluminación interior, que puede ser ajustada de forma manual, sistema de audio Bang & Olufsen con sonido 3D y MMI Radio plus. En esta versión, la S Line, tuvimos en la unidad de prueba algunos elementos que son opcionales como el Audi phone box (8 mil 700 pesos) y los interiores en alcántara naranja (8 mil 500 pesos). El primero, muy útil para la carga por inducción de nuestro smartphone y el segundo meramente estético y se ve bien.

Existe la presencia del black-piano, cuya presencia realza la elegancia interior. Pasamos al volante y encontramos la deportividad con ese corte inferior que porta el emblema “S Line”; lo mismo sucede en los respaldos de los asientos forrados de piel.

En la parte posterior, definitivamente tenemos un espacio para dos personas, tres ya no garantiza tener la comodidad que quisiéramos. Y en la cajuela encontramos buen espacio con 530 litros que pueden aumentar al abatir los asientos de la banca.

Encuentra el “punch”

Bajo el cofre tenemos un motor de cuatro cilindros y 1.4 litros de desplazamiento, turbo, que eroga 150 caballos de potencia y está acoplado a una caja automática de seis velocidades (S Tronic). Con este conjunto mecánico y una más que confiable plataforma basada en la MQB del Grupo Volkswagen, tenemos una camioneta cuyos desplazamientos son especialmente hechos para rodar por la ciudad con cierta agilidad, pero sobre todo con tranquilidad.

Los distintos modos del “Audi drive select” se pueden elegir manualmente desde el tablero de instrumentos; para circular en las calles recomiendo elegir Comfort, sin embargo, para incorporarse a una avenida rápida deberá prepararse poniendo la palanca de la transmisión en modo Sport y alistando el pie derecho para disparar, pues el turbo lag hace de las suyas y no es tan reactiva de inicio.

En contraste, pudimos manejarla en carretera y con el modo Dynamic la dirección de ajuste variable se enrudece un poco, la suspensión es más rígida y el motor exprime las revoluciones para que el turbo lag no haga mella en nuestro ímpetu en los rebases. A ritmos entre 110 km/h a 130 km/h se siente segura. Si jugamos con el modo manual con las paletas detrás del volante podemos divertirnos un poco más en la conducción.

En conclusión, el paquete completo lo tenemos en esta versión intermedia y es ideal para ser tu primera camioneta Premium, pero si quieres un poco más de galleta, lo encontrarás en las versiones tope 40 TFSI (Select y S Line) con motor de 2.0 litros y 180 caballos de potencia con caja S Tronic de siete cambios, cuyo precio ronda los 50 mil pesos más que la 35 TFSI que manejamos, por lo que si tocas ya esos terrenos de precios tal vez quieras dar el brinco.

Cuenta con amplia tecnología, conectividad y seguridad. Además, los insertos de alcántara en color naranja la hace sentir diferente y luce bien a la vista y el tacto. EL INFORMADOR/M. Castillo

FICHA TÉCNICA

Motor

Frontal transversal; L4; 1.4 litros; Turbo. Potencia: 150 HP @ 5,000-6,000 rpm. Torque: 250 newton-metro @ 1,500-3,500 rpm.

Tracción

Delantera.

Transmisión

Automática de seis velocidades (6+R), S Tronic.

Frenos

  • Delanteros: De discos sólidos, con ABS.
  • Traseros: De discos sólidos, con ABS.

Suspensión

  • Delantera: Independiente tipo McPherson con barra estabilizadora.
  • Trasera: Independiente tipo Multilink con muelle helicoidal de torsión y barra estabilizadora.

Dirección

Con asistencia eléctrica progresiva.

Dimensiones (mm)

  • Largo: 4,484
  • Ancho: 1,849
  • Alto: 1,565
  • Distancia entre ejes: 2,667

Capacidad

  • Peso: 1,545 kilogramos.
  • Tanque: 60 litros.
  • Cajuela: 530 litros.

Precio

679 mil 900 pesos

Temas

Lee También