Viernes, 16 de Abril 2021

Intel deberá pagar millonaria suma a una empresa que no ha lanzado productos

La firma demandante, VLSI Technology, dejó de existir en 1999 y volvió a constituirse como compañía en 2019

Por: EFE

El fabricante de semiconductores con sede en Santa Clara alega que por lo menos una de las patentes no tiene validez. EFE/ARCHIVO

El fabricante de semiconductores con sede en Santa Clara alega que por lo menos una de las patentes no tiene validez. EFE/ARCHIVO

El fabricante de microchips Intel deberá pagar dos mil 180 millones de dólares a su rival VLSI Technology por infringir dos patentes propiedad de ésta, según un fallo de un jurado popular de Waco (Texas) en las últimas horas.

Según la resolución judicial, por el uso de la propiedad intelectual sin permiso de una de las patentes, Intel deberá pagar mil 500 millones de dólares, mientras que por la segunda, la compensación asciende a 675 millones.

El fabricante de semiconductores con sede en Santa Clara, California, ya adelantó que recurrirá la sentencia y sigue alegando, como hizo durante el juicio, que por lo menos una de las patentes no tiene validez.

La empresa demandante, VLSI, dejó de existir en 1999, cuando fue adquirida por la holandesa Philips, y las patentes pasaron posteriormente a ser propiedad de NXP Semiconductors, una nueva compañía especializada en microchips que se creó a partir de activos del gigante holandés.

Sin embargo, en 2019, VLSI volvió a constituirse como empresa pese a no producir nada, con el único objetivo, según sostienen desde Intel, de demandarles por el uso sin permiso de estas dos patentes.

Fundada originalmente en 1979, VLSI fue uno de los socios, junto a Apple y Acorn, del proyecto que llevó a producir los primeros procesadores ARM, sobre los cuales se desarrollaron los microchips que actualmente se usan en teléfonos inteligentes y tabletas.

De las dos patentes que Intel infringió según el jurado, una cubre el hecho de almacenar información sobre la tensión mínima de la memoria del chip en memoria no-volátil, para garantizar así que la tensión es lo suficientemente alta.

La otra patente se centra en la alteración de frecuencias del reloj como técnica para reducir el consumo energético del procesador.

JM

Temas

Lee También