Jueves, 27 de Enero 2022

Industria nacional cerrará el año con saldo positivo

El presupuesto de la Concamin es concluir con 5% de crecimiento, a pesar de pandemia de covid. Las ventas por El Buen Fin y la temporada navideña alentaron la recuperación en los últimos meses

Por: El Informador

Ventas. El consumo interno ayudó a que los niveles de producción de diversas industrias continuaran a pesar de las restricciones de movilidad social por la pandemia. Archivo/ El Informador

Ventas. El consumo interno ayudó a que los niveles de producción de diversas industrias continuaran a pesar de las restricciones de movilidad social por la pandemia. Archivo/ El Informador

Aunque en octubre pasado se registró una caída de la manufactura mexicana, para el cierre de 2021 se espera terminar con un crecimiento anual de 5%, consideró el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) José Abugaber.

Ese incremento estará ligado a que hay una sustitución de importaciones en algunas industrias a causa de la crisis global de contenedores, así como también a las ventas que se registraron tanto en El Buen Fin como las que esperan en la temporada decembrina, explicó.

La crisis de logística y la inflación en materias primas son factores que afectan en buena medida a la industria mexicana, lo que se tradujo en que en octubre se registrara una contracción de 2% en la actividad.

De no haber sido por esas circunstancias especiales, el crecimiento habría sido de hasta 8% o 10%, expuso.

“La inflación nos está pegando muy fuerte, nos ha incrementado toda la materia prima en 7%”, dijo Abugaber, pero los precios no se pueden subir en la misma proporción por la situación económica que viven las familias.

En algunos casos sólo suben 6%, a pesar de que el ajuste al alza debiera ser de 10%, pero no significa que la gente deje de consumir los productos.

En el caso de la logística, el encarecimiento del movimiento de contenedores a escala global y los retrasos para recibir insumos o bienes terminados también pueden generar oportunidades.

A esa crisis se suma la devaluación del peso frente al dólar, que por un lado puede afectar a algunos industriales, pero puede ser un aliciente para que se consuma producto nacional y se deje de importar, considera.

En industrias como la textil, de la confección y del calzado se ha dado la sustitución de importaciones, las cuales bajaron aproximadamente 8 por ciento.

Para 2022, por la situación actual de la economía y la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China se espera una mejoría. y a pesar de que persiste la incertidumbre sobre qué pasará si hay nuevas olas de contagios por variantes de COVID-19, hay optimismo, explicó Abugaber.

MQ

Temas

Lee También