Jueves, 23 de Mayo 2024

La desconfianza generó estragos en Credit Suisse

La quiebra de tres entidades bancarias en Estados Unidos tuvo repercusiones a nivel global, además de causar problemas en este banco

Por: El Informador

Esta semana, la entidad suiza empezó con la caída de su cotización tras conocerse lo que ocurría en EU; el martes empeoró con la publicación de su informe anual, debido a la “fragilidad” en sus controles internos. AP

Esta semana, la entidad suiza empezó con la caída de su cotización tras conocerse lo que ocurría en EU; el martes empeoró con la publicación de su informe anual, debido a la “fragilidad” en sus controles internos. AP

El banco Credit Suisse vivió ayer su día más negro y sufrió el mayor castigo bursátil en 167 años de historia, arrastrado por una desconfianza generalizada en el sector bancario tras la quiebra de tres establecimientos en Estados Unidos, situación que le ha encontrado debilitado por sus pésimos resultados y varios escándalos.

Los analistas financieros en Suiza consideran, sin embargo, que la atmósfera de pánico que dominó ayer –con repercusiones globales y particularmente en Europa– fue excesiva, ya que el segundo banco del país tiene características que lo diferencian fundamentalmente de los bancos regionales estadounidenses en bancarrota.

Pese a ello, el banco vivió una pesadilla en la Bolsa de Valores de Zúrich, donde cotiza, y sus acciones llegaron a perder 30% de su valor para luego subir ligeramente y cerrar con un caída de 24%, lo que ha situado el precio del título en 1.7 francos suizos, cuando jamás habían estado por debajo de los dos francos.

En Europa, las exigencias reglamentarias son en general mucho más elevadas que en EU, donde el Gobierno de Barack Obama las reforzó tras la debacle de su banca, pero luego volvieron a relajarse durante la presidencia de Donald Trump.

Debilitado por sus resultados decepcionantes y su incapacidad de recuperar la confianza perdida, Credit Suisse ha sido hasta ahora la principal víctima fuera de Estados Unidos del terremoto que ha supuesto para su sistema bancario el cierre de los tres bancos: Silicon Valley Bank, Signature Bank y Silvergate Bank.

Para Credit Suisse, el peor golpe del día provino de su principal accionista, el Banco Nacional Saudí, que tras señalar que estaba satisfecho por las medidas del banco para resanar sus cuentas y retomar el rumbo del crecimiento, aclaró que no está dispuesto a aumentar su inversión actual en la entidad financiera suiza, que es del 9.88 % de su accionariado.

El presidente de la entidad inversora dijo a Bloomberg que ésta no está dispuesta a entrar en un nuevo sistema de regulación (tanto de ámbito suizo, de la Unión Europea y de la propia Arabia Saudí) que se activaría si superara el 10% de participación. Este comentario hundió de inmediato las acciones del banco.

Esta semana, la entidad suiza había empezado con la caída de su cotización nada más conocerse lo que ocurría en EU y el martes no le fue mejor, tras la publicación de su informe anual, en el que se admitía que se había detectado “fragilidad” en sus controles internos. Ayer la bajada continuó, atacado en el mercado por la pérdida de confianza, el valor más preciado para una entidad financiera de esta naturaleza.

EFE

 

Crisis bancaria
Peso y bolsa cierran a la baja
 

Los mercados accionarios y cambiarios cerraron la jornada en medio de una gran volatilidad ante el temor de la debilidad del sistema bancario a nivel global.

La divisa mexicana en los mercados internacionales se ubica en los 18.98 pesos por dólar al mayoreo, lo que significa una depreciación de 2.09% o 39 centavos respecto a la jornada anterior, de acuerdo con información de Bloomberg.

 

Secretaría de Hacienda recomienda no sacar dinero de los bancos

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público dio a conocer que los bancos que operan en México se encuentran con una gran solidez en sus niveles de capitalización, liquidez y calidad en su cartera de crédito.

En ese sentido indicó que por el momento, no se espera que en nuestro país haya un efecto de desconfianza que motive a los depositantes a retirar su dinero de alguna institución en particular para depositarlo en otra ni tampoco que retiren su dinero para transformarlo en otro tipo de activo o mantenerlo en efectivo.

Refirió que en México la regulación de liquidez aplica de manera general para todas las instituciones y se apega a los estándares de Basilea III, mientras que en Estados Unidos la norma de liquidez se aplica de manera proporcional.

En un comunicado, la dependencia informó que el sistema bancario que opera en México, tiene niveles significativamente altos en su Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL), con un promedio de más de 235% para el sistema bancario.

También compartió que ninguno de los bancos de importancia sistémica local tiene una concentración significativa en depositantes de mayor volumen ni en algún sector de actividad económica en particular.

Esto ante la crisis bancaria que enfrenta Estados Unidos tras el cierre del Silicon Valley Bank (SVB), cuya finalidad es iniciar un proceso de resolución para la liquidación de ese banco.

Hacienda pidió al público en general no alarmarse y no retirar dinero de sus cuentas bancarias para depositarlo en otra institución o mantenerlo en efectivo.

Por su parte, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores dio a conocer este miércoles que “por el momento, no se espera que en nuestro país haya un efecto de desconfianza que motive a los depositantes a retirar su dinero de alguna institución en particular para depositarlo en otra ni tampoco retiren su dinero para transformarlo en otro tipo de activo o mantenerlo en efectivo”. No obstante, señaló que temporalmente se puede observar volatilidad tanto en las tasas de interés, principalmente las de títulos bancarios.

El Universal

 

Dos bancos mexicanos ya valen más que Credit Suisse

El sistema financiero mexicano mantiene una posición sólida y de resiliencia. En particular, la banca comercial cuenta con niveles de capital y de liquidez que exceden con holgura los mínimos regulatorios.

Así lo aseguró el Banco de México (Banxico) en su más reciente reporte de estabilidad financiera, cuya publicación fue el pasado 7 de diciembre.

 

 

Banorte e Inbursa valen más que el banco suizo

Al mediodía de este miércoles, hay dos bancos de origen mexicano que superan en valor en bolsa a Credit Suisse. El primero es Banorte, de Carlos Hank González, cuya capitalización se encuentra en 410 mil millones de pesos, es decir, casi el triple que la institución suiza. El segundo es Inbursa, de Carlos Slim, con un valor de mercado de 235 mil millones de pesos.

La capitalización bursátil se refiere al valor total en bolsa de todas las acciones de una empresa, la cual se calcula multiplicando el precio de un título por su número total en circulación.

Sin embargo, la Junta de Estabilidad Financiera de Estados Unidos clasifica a Credit Suisse como de importancia sistémica, en otras palabras, es demasiado grande para quebrar ya que su colapso tiene el potencial de desencadenar una crisis financiera.

Credit Suisse dio a conocer que sus activos bajo gestión eran de casi 1.3 billones de francos suizos, lo que significa 1.4 billones de dólares. Para ponerlo en perspectiva, esto equivale a todos los bienes y servicios que México produjo a lo largo del año pasado, según el Producto Interno Bruto estimado por el Fondo Monetario Internacional.

Sin embargo, el reporte reconoce riesgos macrofinancieros que, de materializarse, podrían afectar la estabilidad financiera, como un apretamiento mayor y más acelerado de las condiciones financieras globales.

El Universal

 

Estados Unidos investiga causas del colapso del Silicon Valley Bank

El Departamento de Justicia y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos iniciaron una investigación sobre el colapso del Silicon Valley Bank, dijeron a The Associated Press el miércoles dos personas al tanto del asunto.

Las pesquisas, que se harán por separado, están en sus etapas preliminares y cubrirán también las acciones de los ejecutivos de las compañías, indicaron las personas.

La investigación del Departamento de Justicia involucra a fiscales federales en California, junto con fiscales involucrados en casos de fraude, añadieron.

Las personas hablaron a condición de guardar el anonimato porque no están autorizadas para declarar sobre detalles específicos de las pesquisas en marcha.

El colapso del Silicon Valley Bank del viernes -el mayor de su tipo desde la crisis financiera de 2008- y el de Signature Bank dos días después han sacudido a los mercados en un momento en que los inversionistas se protegen en la seguridad de los bonos, en medio de renovadas inquietudes sobre problemas en el sector bancario.

Ayer, Credit Suisse, que había estado asediado por problemas mucho tiempo antes de que Silicon Valley Bank se desplomara, vio a sus acciones alcanzar su nivel más bajo de la historia. La Reserva Federal enfrenta críticas por no detectar lo que los expertos aseguran que eran señales claras de que el Silicon Valley Bank se encontraba en alto riesgo de impago.

AP

Investigarán El Departamento de Justicia y la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos. EFE

Voz del experto

Joseph Stiglitz, premio Nobel de Economía

Rápida subida de tasas de interés causó la quiebra

El premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, culpó ayer a la rápida subida de tasas de interés de la Reserva Federal estadounidense de la quiebra del Silicon Valley Bank (SVB), que a su juicio es una muestra de que su política “ha fracasado”.

Stiglitz, que participó en una mesa redonda sobre la inflación organizada en la sede de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en la que también estaba su economista jefe, Álvaro Pereira, consideró “inevitable” la crisis bancaria que se ha abierto con el colapso de SVB.

“Lo que ha ocurrido es el resultado de lo que ha hecho el presidente de la Reserva Federal”, señaló en referencia a los sucesivos aumentos de tipos de interés para atajar la inflación desde hace un año.

Explicó que el banco californiano había crecido mucho gracias al tirón del negocio digital y su error fue colocar los abundantes depósitos que obtenía de sus clientes en títulos de deuda de Estados Unidos pensando que la economía se mantendría estable y que ese era un producto seguro y rentable.

Sin embargo, como consecuencia de los cambios que la entidad no había previsto en la política monetaria y, en consecuencia, en la rentabilidad de esos títulos de duda pública, se ha visto confrontado a un problema de desequilibrio cuando muchos clientes han querido retirar sus ahorros.

“Es un fracaso clásico de la gestión de la cartera” de inversiones que en realidad no tiene nada que ver directamente con el negocio digital, añadió Stiglitz, Nobel de Economía en 2001 y economista jefe del Banco Mundial entre 1997 y 2000.

También acusó al sistema de supervisión bancaria estadounidense por no haber advertido de los problemas a los que se podía enfrentar, que en este caso no era un problema de préstamos, sino de falta de correspondencia entre el activo y el pasivo de la entidad.

Stiglitz no se limitó a responsabilizar a la Reserva Federal de esta crisis bancaria, sino que sobre todo criticó su política de subidas de tipos como arma contra el fenómeno inflacionista que se vive actualmente.

A su parecer, “la política monetaria no es el instrumento adecuado” para abordar ese asunto, porque “tiende a agravar las cosas” y “aumentar los tipos de interés va a ser más bien contraproducente”.

En su análisis del tirón inflacionista, dijo que su origen está en algunos desajustes generados por la crisis del COVID y agravados con la invasión rusa de Ucrania.

También se esforzó en afirmar que no hay riesgo de una espiral de salarios que repercuta a su vez sobre los precios.

Hizo notar que en algunos sectores en los que los salarios han tenido alzas significativas, como la restauración, es porque previamente se había producido un deterioro de las condiciones laborales que había dado lugar a una salida de trabajadores y a una escasez de mano de obra.

En términos generales, dijo que los salarios pueden y tienen que incrementarse a un ritmo mayor que el constatado.

EFE

 

Telón de fondo
El desplome hundió las bolsas europeas

Los temores sobre el sistema bancario mundial se extendieron ayer a Europa al desplomarse las acciones del vapuleado banco suizo Credit Suisse, con conexiones en todo el mundo, y la caída de otros grandes prestamistas europeos, tras dos quiebras bancarias en Estados Unidos.

Persistió la preocupación por los riesgos de contagio en el sector bancario, luego de que Saudi National Bank, el principal accionista de Credit Suisse, descartó invertir más en la institución y provocó una reacción negativa en las bolsas de valores, así como la suspensión en la cotización de otros bancos europeos

Las acciones de Credit Suisse cayeron este miércoles 24.2% en la bolsa de Zúrich y terminaron en 1.70 francos suizos.
 

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones