Miércoles, 08 de Diciembre 2021

Contadores temen por reforma que los puede llevar a la cárcel

Los auditores que no informen incumplimientos de los contribuyentes podrían ver su registro suspendido y hasta pasar seis años en la cárcel 

Por: SUN .

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos denuncia que la autoridad les está adjudicando obligaciones del contribuyente. EL INFORMADOR/Archivo

El Instituto Mexicano de Contadores Públicos denuncia que la autoridad les está adjudicando obligaciones del contribuyente. EL INFORMADOR/Archivo

La reforma al artículo 52 fracción segunda al Código Fiscal de la Federación (CFF) que propone castigar con severas sanciones y hasta cárcel por seis años a los auditores privados que no informen de incumplimientos de los contribuyentes, afectará gravemente el quehacer profesional, advirtió el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

Dichos cambios se plantean en el proyecto de miscelánea fiscal como parte del paquete económico 2022 que comenzará a discutirse esta semana la Cámara de Diputados.

Se propone una nueva obligación para el contador público auditor para que informe al fisco, a partir del próximo año, cuando un contribuyente o empresa no cumpla las disposiciones fiscales o cuando lleve a cabo una conducta que pueda constituir la comisión de un delito fiscal.

"La omisión de estos de estos casos, puede acarrear severas sanciones al auditor, que van desde la suspensión por tres años del su registro de contador público hasta prisión de tres a seis años", advirtió el IMCP.

Acusó que con esta reforma la autoridad hacendaria transfiere a la contaduría pública una responsabilidad del contribuyente, que es el que está obligado a implementar el control interno de su empresa para generar información financiera y evitar cualquier incumplimiento de las disposiciones fiscales vigentes.

Consideró que al mismo tiempo se le atribuye al contador de manera errónea, facultades propias de los profesionistas en derecho, cuando no son abogados.

De aprobarse esta iniciativa de reforma al CFF, alertó que el contador público que funge como auditor, perderá la imparcialidad e independencia que se necesita para elaborar un dictamen fiscal, porque estaría ejerciendo tareas gerenciales ajenas a su profesión.

"El contador público no está calificado como perito en el Código Aduanero, lo que imposibilita cumplir con la labor de detectar incumplimientos de obligaciones en esta materia", ponderó.

Por lo que pidió al Congreso de la Unión evitar afectaciones graves al quehacer de la contaduría pública especializada en auditorías que provocarían injusticias y distorsiones en el desempeño de su labor profesional.

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.

Temas

Lee También