Lunes, 20 de Septiembre 2021

COVID-19: Reducción de ingresos por pandemia eleva violencia doméstica, revela estudio

El aumento de la violencia se asocia a la reducción de ingresos y a los intentos suicidas

Por: SUN

En la pandemia, la experiencia comenzó con estrés y ansiedad y ahora está en la etapa de los trastornos mentales y manifestaciones graves; la pobreza y el desempleo son también razones para enfermar. AFP / ARCHIVO

En la pandemia, la experiencia comenzó con estrés y ansiedad y ahora está en la etapa de los trastornos mentales y manifestaciones graves; la pobreza y el desempleo son también razones para enfermar. AFP / ARCHIVO

La reducción de ingresos en el hogar derivado de la pandemia del coronavirus COVID-19, aumentó los casos de violencia doméstica contra las mujeres, según datos de una encuesta realizada por la Universidad Iberoamericana.

En el foro virtual Salud Mental y COVID 19, organizado por la Secretaría de Educación, Ciencia, Tecnología e Innovación de la Ciudad de México (Sectei) expertos refirieron que una encuesta de la Universidad Iberoamericana reveló que el 65 por ciento de los hogares señalaron que sus ingresos se redujeron durante la pandemia y que en uno de cada tres la contracción fue de más del 50 por ciento.

El aumento de la violencia se asoció a la reducción de ingresos y a los intentos suicidas.

La directora de la Facultad de Psicología de la UNAM, la doctora María Elena Medina Mora señaló que en la pandemia, la experiencia comenzó con estrés y ansiedad y ahora está en la etapa de los trastornos mentales y manifestaciones graves, así como una gran cantidad de alteraciones en situaciones que modifican el bienestar de las personas y una gran cantidad de repercusiones importantes como la pobreza y el desempleo, cierre de escuelas y sus efectos, violencia doméstica con abuso de niños, niñas y mujeres.

Un tamizaje que se hizo en una plataforma de la Facultad de Psicología-UNAM, arrojó que de 104 mil 875 personas que pidieron ayuda, el 24 por ciento la solicitó por violencia, el 11.8 por consumo de sustancias y el 10 por ciento por depresión.

Otro tema del encierro, indicó, se vincula a niños y niñas. Al estar en una etapa de desarrollo son muy sensibles al ambiente exterior, pues hay quienes han vivido momentos muy estresantes, han resentido la convivencia con los amigos, la falta de socialización y a ello se suman las consecuencias de no estimular su capacidad cognitiva.

En términos económicos, dijo que los impactos se reflejan en el deterioro del empleo, la reducción de ingresos en el hogar y la seguridad alimentaria, lo que afecta el bienestar de la familia y sus integrantes; la pobreza y el desempleo son también razones para enfermar. La pérdida de trabajo se asocia al suicidio y la depresión.

Por su parte, el investigador del Instituto Nacional de Ciencias Genómicas (INMEGEN), Humberto Nicolini Sánchez consideró necesario promover entre la población la resiliencia, a la que definió como la capacidad de mantener o recuperar el funcionamiento normal y la salud mental ante situaciones de riesgo y adversidad.

En torno a pacientes que ya presentaban una patología mental, Nicolini Sánchez afirmó que la presencia del COVID-19 los afectó enormemente.

"Muchas personas sobrevivientes a la enfermedad, ya con problemas mentales previos, tuvieron una acentuación de los cuadros clínicos".

También, aludió a la tele-psiquiatría, a la psicoterapia, y a las herramientas psicoeducativas como posibles tratamientos.

"Una recomendación importante es que la gente no pierda sus horarios de sueño, de alimentos, y de ritmos básicos de vida".

OA

Coronavirus

Temas

Lee También