Miércoles, 23 de Junio 2021

Buscan registrar pitayas jaliscienses para evitar biopiratería

Las variedades que se pretende blindar con el registro del SNICS son Mamey, Tenamaxtle, Amarilla (color naranja débil), Blanca ácida, Morada y Blanca

Por: Redacción Digital .

La protección legal de la identidad genética ya se hizo en Oaxaca, entidad líder en volumen de producción de pitayas. ESPECIAL / Gobierno de Jalisco

La protección legal de la identidad genética ya se hizo en Oaxaca, entidad líder en volumen de producción de pitayas. ESPECIAL / Gobierno de Jalisco

La Secretaría Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) Jalisco informó que se busca registrar algunas variedades de pitaya propias de Jalisco ante el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS) del gobierno federal, esto para prevenir que en otras partes del país o del mundo se las adjudiquen.

“De parte de la academia han tenido esa incursión para blindar la genética de las pitayas y no dejar libre esa ruta, porque en otros países podrían utilizar la genética para propagarla”, indicó Néstor Olivares Mora, director de Fomento Hortofrutícola de la Sader Jalisco.

Las variedades que se pretende blindar con el registro del SNICS son las que llevan los nombres populares de Mamey, Tenamaxtle, Amarilla (color naranja débil), Blanca ácida, Morada y Blanca, todas ellas del género Stenocereus.

Luego de un trabajo de campo y de sistematización de información, señaló Olivares Mora, ya se tienen en marcha las gestiones necesarias para la protección legal de la identidad genética, algo que ya se hizo en Oaxaca, entidad líder en volumen de producción de pitayas, seguida de Jalisco.

Pleno de producción a finales de abril

La producción de pitayas para esta temporada se tendrá en pleno a fines de este mes y hasta que lleguen las lluvias, señaló Salvador Álvarez García, titular de la Sader Jalisco.

La Sader espera un impacto positivo en las ventas con el Corredor Pitayero en la Región Lagunas, situado en los municipios de Amacueca y Techaluta, obra que se realizó para mejorar la comercialización de la cactácea.

Además, señaló que en los últimos años se ha avanzado gradualmente en la tecnificación de la pitaya en la Región Lagunas, registrando avances importantes en reducir el tiempo de aprovechamiento de las plantas con técnicas de mejoramiento de suelos y fertilización.

Impacto económico de la pitaya

La Secretaría de Agricultura en Jalisco indicó que cerca del 70% de la población de Techaluta es beneficiada directa o indirectamente, ya sea por trabajar durante la temporada o por los resultados económicos que se ven reflejados durante y después de la época de pitayas.

En promedio, una hectárea con aproximadamente 700 tallos genera una producción real de alrededor de 50 mil frutos en la temporada, con un peso promedio de 100 a 150 gramos y un valor que oscila entre los cinco y un pesos; se tiene una ganancia de 140 mil pesos por hectárea (si la fruta es vendida a tiempo y sin castigo al precio).

El dato

Los parajes pitayeros jaliscienses se concentran en la Región Lagunas, particularmente en Techaluta de Montenegro, Amacueca, Teocuitatlán de Corona y Zacoalco de Torres.

NR

Temas

Lee También