Sábado, 20 de Abril 2024

Millones de motivos

Amaury Vergara encuentra en más de 46 millones de personas la motivación para mantener sus empresas a la vanguardia

Por: El Informador

Amaury Vergara tiene 46 millones de razones para despertarse todos los días y seguir con el legado que inició su padre Jorge Vergara. Ese número representa a los empleados, familias y aficionados que forman parte, de una u otra manera, del Grupo Omnilife-Chivas, del cual él es presidente. 

Vergara Zatarain reconoce que ese número le significa una responsabilidad enorme, pero también le da la energía y la motivación para trabajar en los objetivos tanto dentro como fuera de la cancha. 

Con una sonrisa y acompañado de su mascota, un perro de la raza border collie, Amaury llegó al Estadio AKRON, en donde habló con EL INFORMADOR sobre el presente y futuro del Grupo que preside, los objetivos y métodos de trabajo con el equipo y lo que siente del respaldo que recibe de la afición rojiblanca. 

- Hace cinco años tomaste la dirección del grupo Omnilife-Chivas en un momento complicado tanto en el tema anímico, como el legal y económico, ¿cómo has llevado esta situación?

- Han sido de verdad los cinco años más importantes de mi vida, definitivamente. Un periodo en el cual me he tenido que transformar completamente y sumarme, porque no estoy solo, a un gran equipo de trabajo, que es mi familia. En conjunto logramos sortear las dificultades más grandes que ha tenido la empresa en toda su historia, o sea, el peor momento en todos los sentidos y afortunadamente hoy estamos con una empresa financieramente saludable y anímicamente muy motivada. 

- ¿Cuál ha sido la parte más complicada en este proceso?

- Creo que quizás la parte más difícil es justo eso: cómo revertir la apatía, el miedo y la incertidumbre del capital humano, que es el capital más importante. No puedes rescatar una empresa cuando la gente no está motivada por rescatarla, entonces me siento muy orgulloso de que logramos eso con mucho amor, con lealtad de la gente, del staff y muchos aficionados que nos apoyaron a darle la vuelta a esa situación y que hoy nos ha hecho más fuertes. 

- ¿Quién está detrás de Amaury Vergara y en quién te apoyas para poder llevar la presidencia de dos empresas tan grandes como los son Omnilife y Chivas? 

- Tengo un maravilloso staff de más de tres mil personas a nivel global que me acompañan. Hay 40 millones de aficionados de Chivas y otras seis millones de personas y familias que se benefician de Omnilife, entonces podemos decir que son 46 millones de personas que se convierten en una energía que me motiva y me empuja a ser un mejor líder para ellos y cumplir los propósitos que, en el caso de Chivas, es inspirar a México, ganar campeonatos… porque sabemos el impacto que tiene. 

- Al inicio, cuando se adquirió el equipo, Chivas y Omnilife estaban ligadas económicamente ¿este sigue siendo el caso?

- Sí y tuvo que serlo así, en donde se tuvo que rescatar a Chivas, a lo mejor a las nuevas generaciones ya se les olvidó o no lo saben, porque fue hace ya más de 20 años, pero Chivas en ese momento no tenía ni siquiera para pagar la nómina de los jugadores, se necesitaba más de dinero. 

A veces pensamos que solamente con el dinero se solucionan los problemas y no es así, se requieren muchas cosas para levantar una empresa o un club.

Mi padre, durante toda su gestión, invirtió una cantidad impresionante de recursos, de dinero, de esfuerzo, de capital humano, de todo lo que te puedas imaginar e indudablemente, pues esta simbiosis que se hizo en Chivas pues fue natural. Pero es importante que cada uno siempre esté buscando sus propios objetivos, entonces desde hace cinco años nos hemos dado la tarea de ir haciendo cada vez más autónomo el funcionamiento de cada una de las empresas porque es más saludable y porque yo creo que es lo más importante a nivel anímico; es muy importante que cada empresa vea por sus objetivos en ese sentido.

- Entre ambas empresas, ¿cuál es la que te demanda más tiempo y atención? 

- Trato de estar mitad y mitad de mi tiempo dedicado a las dos empresas, pero Omnilife es una empresa muy noble, una empresa con gente muy trabajadora, muy motivada y que me requiere de otras cosas de mi liderazgo. En cambio, Chivas definitivamente... es que el futbol es algo tan apasionante, tan emocional, con tal adrenalina que te diría que la balanza, en ese sentido, se inclina más hacia Chivas.

Un club presente en todas las generaciones

Consciente de que el Club Deportivo Guadalajara es un fenómeno social (para muestra lo ocurrido el viernes por la noche en la Ciudad de México), Amaury Vergara sabe que con el paso de los años el equipo tiene que mantenerse en el imaginario colectivo, para generar más presencia entre la afición y conquistar nuevas generaciones.

Sin embargo, el presidente del Grupo Omnilife-Chivas sabe que no se trata de una tarea sencilla.

“Creo que lo más padre de un equipo de futbol es que te permite hacer cosas fuera del futbol”, comentó Vergara. “Yo creo que hay dos mundos en Chivas: obviamente el mundo de la cancha, que es el más importante, si no hay buenos resultados en la cancha pues todo lo demás no tiene sentido”, respondió a la pregunta de cómo mantener al club presente.

“Luego está el mundo de la marca. Cómo la gente interactúa con la marca y cómo se siente orgullosa de su equipo, cómo quiere pertenecer y para mí, el tema del sentido de pertenencia es muy importante, y mi gran objetivo es que todo aficionado de Chivas se sienta orgulloso de su club y eso se puede manifestar en diferentes formas”.

Amaury abunda en que cada generación tiene su propia forma de disfrutar el mundo Chivas, desde los de la vieja guardia que mantiene viva la tradición de ir al estadio y vivir la experiencia, hasta el más joven que a través de otras plataformas representa los colores.

“A lo mejor para los más jóvenes son las nuevas tecnologías, son los nuevos mundos. El mundo del gaming es un mundo que a veces, los que no están metidos ahí no lo ven, pero es un mundo gigantesco que cada vez cobra más fuerza y entonces nos gusta explorar estos diferentes canales para ver cómo podemos llegar a todas esas aficiones”.

En este sentido, Vergara se dijo orgulloso por innovar con la creación del primer equipo de E-Sports de la Liga MX, modelo que siguieron otros clubes.

Diversas generaciones se han apasionado del mundo Chivas. IMAGO7

El orgullo de tener un estadio que será mundialista

Una de las iniciativas de Jorge Vergara que más tema de conversación generó en octubre de 2002 cuando adquirió al Guadalajara, fue la de la construcción de una casa propia para Chivas, con la visión de que en un futuro se convirtiera en un sitio que recibiera partidos de la Copa Mundial de la FIFA.

Dicho proyecto se cristalizó en 2010 con la inauguración del ahora Estadio AKRON, que en poco más de 13 años de existencia ha recibido innumerable cantidad de eventos de talla internacional, pero que ahora se prepara para recibir quizá el más importante: el Mundial de 2026.

A poco más de dos años de distancia, Amaury Vergara no oculta su alegría y orgullo por ver finalmente cumplida la visión de su padre.

“¡Me siento primero orgullosísimo de ser el hijo de Jorge Vergara! Me siento muy orgulloso de mi padre, porque a pesar de que no está con nosotros se siguen cumpliendo sus sueños y lo admiro con una fuerza increíble porque digo... ¡imagínate! Estamos hablando de 13 años más o menos desde que se empezó a diseñar el estadio, 14 años que él ya hablaba de que en este estado iba a ser mundialista, eso te habla de un hombre con una gran visión, pero sobre todo de alguien que no solamente es decirlo al aire a ver qué pasa, es de ver cómo lo logramos. Fuimos quienes impulsaron junto con la Federación y las autoridades locales hacer toda la solicitud para convertirnos en ciudad sede y lo logramos”, compartió. 

“Me siento muy orgulloso como Chiva y me siento muy orgulloso como tapatío, porque también habla de nuestra ciudad y de lo que podemos lograr. El reto es ver cómo hacemos las cosas unidos.  Es un mérito de todos, de mi padre primero, pero por supuesto de toda la ciudad”, añade.

Sobre la iniciativa de varios aficionados de renombrar al AKRON como Estadio Jorge Vergara, Amaury no descartó la posibilidad, pero afirmó que el legado de su padre va más allá de darle su nombre al inmueble.

“¡Claro que podría ser una posibilidad! Por lo pronto no porque hay un compromiso comercial, pero por supuesto que me encantaría. Si te soy muy honesto, en verdad no necesita llamarse Jorge Vergara, porque todo lo que hay en cada esquina de este estadio te habla de quién era mi padre, y él no era egocéntrico, no necesitaba reconocimiento. Lo que a él le inspiraba era hacer algo y que tuviera un impacto y este estadio sigue teniendo ese impacto”.

El Estadio AKRON sumará el Mundial de 2026 a su currículum. EL INFORMADOR/ H. Figueroa

CT 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones