Lunes, 04 de Julio 2022

Visita la exhibición "Zoología Gráfica" de Francisco Toledo

El artista presenta una serie de gráficas que exteriorizan símbolos de entrecruzamientos, de referencias milenarias que dialogan con el mundo natural y la mitología

Por: El Informador

Obra en exhibición de Francisco Toledo, titulada

Obra en exhibición de Francisco Toledo, titulada "Árabes y Chacales", 2013. CORTESÍA

Todo está listo para que este 27 de mayo se abra al público la muestra “Zoología Gráfica”, una exposición compuesta con 38 obras de Francisco Toledo.

Esta muestra es una colaboración entre Páramo Galería y Galería Quetzalli, espacios de arte en México, localizados en las ciudades de Guadalajara y Oaxaca.

La muestra permanecerá abierta en Páramo Galería —Av. Hidalgo 1228, Col. Americana— hasta finales de agosto. Los horarios de visita del recinto son de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas.

En esta exposición la obra de Francisco Toledo presenta una serie de gráficas que exteriorizan símbolos de entrecruzamientos, de referencias milenarias que dialogan con el mundo natural (las naturalezas) y la mitología (o las mitologías).

Es así que las imágenes del pintor mexicano nos recuerdan la fragilidad en la que nos hallamos, en la que se encuentran todas las cosas que están desapareciendo, lenguajes, oficios, experiencias, formas de vida. A través de su trabajo buscó hacer de la suma de todas estas fragilidades una fuerza propia, una voz con la cual oponerse a la indiferencia contemporánea.

Sin duda, estos grabados nos invitan a la contemplación silenciosa, a crear un espacio reflexivo, a detener nuestro ajetreado tiempo. Para Francisco Toledo el gesto supremo consistía en dibujar, pintar, diseñar, modelar, hacer arte y lograr crear una equivalencia de todos los signos, de todas las experiencias posibles.

Acerca del artista

Francisco Benjamín López Toledo, (n.1940) nació en Juchitán, Oaxaca. Desde muy joven encontró su vocación en el dibujo y la pintura, con sólo 17 años se inscribió al Taller Libre de Grabado de la Escuela de Diseño y Artesanías en la Ciudad de México. Fue Antonio Souza quien bautizó al artista como Francisco Toledo, al mismo tiempo que propició sus primeras exposiciones individuales (a los 19 años) en la Galería Antonio Souza y en el Forth Worth Center, en Texas. Hacia 1960 el pintor se estableció en París, donde hizo amistad con creadores como Octavio Paz y Rufino Tamayo, además de consolidar su formación artística.

En ese entonces colaboró en el taller de grabado de Stanley Hayter, uno de los grabadores más influyentes del siglo XX.

A su regreso a México, Toledo pasó varias temporadas en su tierra natal, en la región del Istmo de Tehuantepec, que intentó conocer a profundidad a través del estudio de las costumbres, el idioma y el arte del lugar. En los años 70 empezó a indagar en ciertas técnicas artesanales —como el textil y la cerámica— que influirían en su creación artística posterior.

En 1993 fundó la asociación civil PRO-OAX (que tiene como fin la defensa del patrimonio cultural e histórico de la Ciudad de Oaxaca), organismo que ha colaborado en la formación de espacios como la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa y el Jardín Etnobotánico, además de sumarse a causas como la defensa de los idiomas autonómicos o la lucha contra los transgénicos.

Por sus temas y preocupaciones, su trabajo es heredero de una muy amplia historia del arte mexicano y puede rastrearse a partir del periodo precolombino.

Llegó a exponer en la Galería Karl Flinker, en París (1963); en la Galería Dieter Brusberg, en Hannover, Alemania (1964); en el Museo de Arte Moderno, en la Ciudad de México (1980); en la White Chapel Gallery, en Londres, y en el Museo Reina Sofía, en Madrid (2000), entre otros espacios internacionales. Francisco Toledo falleció el 5 de septiembre de 2019.

Temas

Lee También