Domingo, 05 de Julio 2020

Viajes de papel por Guadalajara

Seis novelas que toman como escenario la ciudad y combinan la ficción con su historia

Por: El Informador

Antonio Ortuño.  El autor posa durante la presentación de su libro en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara 2019. EL IFNORMADOR/F. Atilano

Antonio Ortuño. El autor posa durante la presentación de su libro en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara 2019. EL IFNORMADOR/F. Atilano

Quédate en casa y aprovecha las horas para sumergirte en una de las actividades formativas más importantes para el ser humano, la lectura; y descubre que la “Perla tapatía” ha sido una importante inspiración para numerosos escritores que han cimentado sus historias en las calles y colonias de esta ciudad.

  • “Clemencia”. Escrita por el periodista, maestro y político, Ignacio Manuel Altamirano, es una novela romántica que se instala en la Guadalajara del siglo XIX durante la segunda intervención francesa. El autor lleva a los lectores a conocer el dramático romance entre sus protagonistas, Clemencia, Fernando del Valle, Enrique Flores e Isabel, una historia que se acompaña del lenguaje popular, los paisajes tapatíos, las tradiciones y las situaciones genuinas de aquella época que llevan a un desenlace lleno de guerra y traición.
  • “Derrumbe”. Es la novela histórica escrita por la pianista Amelia Santa Cruz. Este libro se concentra en Guadalajara en el año 1948, una etapa de transición para la ciudad, pues se estaba convirtiendo en la metrópoli que hoy en día es; la historia se basa en circunstancias reales como la destrucción de grandes fincas que daban paso a la modernidad, un cambio que para los hombres era doloroso y en ocasiones llegaban a un final trágico.
  • “Doña Cuca”. Es la primera obra literaria de Miguel Magaña Virgen, quien relata la historia de una cantina de la “Perla tapatía” llamada Doña Cuca, del siglo XIX; los espacios que la decoraban, sus alrededores y sus personajes tapatíos de carácter fuerte, humilde y creyente. Este es un libro que en voces de expertos es reconocido por la ardua investigación que realizó Magaña a los personajes y lugares, ya que los retrata con exactitud a Chapala, el barrio Mexicaltzingo y la Calzada Independencia. Esta novela fue presentada en el la Feria internacional del Libro (FIL) de 2015.
  • “El tiempo que vuelve”. Una novela que explica la complejidad de las relaciones humanas, llevada de la mano de Albert un francés que recuerda su vida y sus pasajes por México así como las circunstancias que lo llevaron a hospedarse en un hospital psiquiátrico de la ciudad de Guadalajara. Matilde Pons, autora del libro se inspiró en un personaje real que conoció en el hospital San Juan de Dios y quien no padecía ningún trastorno mental, motivo que la llevó a escribir su historia consiguiendo narrar el contraste y la unión entre la cultura francesa y la mexicana.
  • “Belleza Implacable”. Esta obra está ambientada en la “Perla tapatía”, llevando a quienes la leen a un recorrido por las calles de la ciudad, los innumerables paisajes del Pueblo Mágico de Tequila y las playas de Puerto Vallarta. Alfredo Miranda, escritor del libro, cuenta un trágico momento en la vida de Sofía y de quienes fueron sus mejores amigos en la adolescencia, personajes que se verán envueltos en crímenes, intriga, venganza y suspenso. Una novela del surrealismo mexicano llevado a su máxima expresión.
  • “Olinka”. Este libro de Antonio Ortuño es una novela que aborda el tema de la corrupción, el dinero sucio y la gentrificación. La historia relata la problemática de un grupo empresarial de Guadalajara que se envuelve en la corrupción, un suceso que lleva al protagonista a permanecer varios años de encierro tras las rejas para después recuperar lo que su familia política le había arrebatado, su vida.

Temas

Lee También