Lunes, 04 de Marzo 2024

Raúl Platas, una vida dedicada a la creación y cuidado de audiencias

El bailarín compartió sus experiencias siendo maestro

Por: El Informador

Raúl Platas. El bailarín ofreció un curso especial en la Academia Doris Topete. El Informador/ N. Gutiérrez

Raúl Platas. El bailarín ofreció un curso especial en la Academia Doris Topete. El Informador/ N. Gutiérrez

Nunca subestimar al público ha sido una de las principales consignas de Raúl Platas Jaramillo, bailarín mexicano que gracias a su trayectoria, disciplina y visión del arte, logró posicionar a México como uno de los semilleros de talento más importantes en el ballet clásico a nivel mundial.

Durante su más reciente visita a la Academia Doris Topete, en donde impartió un curso especial al alumnado comandado por la directora Doris Topete, Raúl Platas Jaramillo charló sobre la importancia de brindar un enfoque oportuno a la infancia cuando se le relaciona con el arte, ya sea como público o como un futuro artista ejecutante, al considerar que crear obras diseñadas y pensadas para ellos ha sido y será clave para forjar no solo a grandes talentos sobre el escenario, sino también consolidar audiencias fieles que se sientan arropadas por propuestas inteligentes, originales y atractivas.

¿Quién es Cristina Peri Rossi, ganadora del Premio Cervantes 2021?

“Yo traté de reparar ese puente roto de comunicación entre las obras del pasado y el espectador del presente, ahí me di cuenta que nos falta formación, que nadie se estaba dirigiendo a los niños”, indica Raúl -quien también ha llevado la dirección de compañías como el Ballet Neoclásico de la América Latina- sobre los distintos tratamientos con los que ha puesto en escena obras clásicas y vanguardistas para brindar una mejor experiencia y apreciación al público.

Bajo este concepto es cómo Raúl Platas Jaramillo ha llevado la batuta de proyectos que han significado un parteaguas en el legado del ballet mexicano, al no solo protagonizar, sino también escribir, producir y dirigir obras como “¿Danza? Para muestra un botón”, con la que dejó en claro cómo una propuesta bien planificada y enfocada al público infantil puede ser detonante para cautivar a propios y extraños de la danza; esta obra, por ejemplo, le valió diversos reconocimientos como el Premio Nacional de Coreografía “Danzante”.

Raúl Platas, quien fue el último bailarín mexicano solista en presentarse en el Teatro Bolshói de Moscú, Rusia, durante el periodo soviético, recuerda que proyectos como “¿Danza? Para muestra un botón” no solo tuvo su gran impacto en México con alrededor de 600 representaciones, pues además de llegar a América Latina, también tuvo su gira por Estados Unidos propiciando que la producción tuviera su presentación bilingüe en español e inglés con orquesta en vivo, así como en portugués cuando fue abrazado por el público infantil en Brasil en el Teatro de la Paz, además de llegar a París, Francia, en el año 2000, en formato de video con traducción simultánea.

Ilusionado por ver a nuevas generaciones de bailarines en formación, Raúl Platas recuerda que si bien el legado de su familia en las artes parecía encaminarlo a la misma vocación, hubo un momento exacto en el que se enamoró por completo del ballet: “lo que fue el parteaguas que me decidió a ser bailarín fue cuando aprendí ‘pas de deux’, cuando una maestra me dijo que pusiera mis manos en la cintura de mi compañera bailarina, en ese acompañar, en volverme la sombra de la bailarina, descubrí que Dios somos todos, que todo está interconectado”.

Desde las letras

La danza y los escenarios no solo han sido las grandes pasiones de Raúl Platas, quien también sobresale por la formación y capacitación que brinda desde la Programación Neurolingüística (PNL), junto al Dr. John Grinder, y que ha dado como resultado giras internacionales con sus talleres y sesiones, además de migrar también a las letras con la publicación de “Noches ajenas”, por Hilal Editorial, que a decir de Raúl Platas es una experiencia única en su lectura combinada por las vivencias y la poesía.

Este libro es un metalibro, lo que busca es producir una experiencia en el lector, porque en el año 2001 me certifiqué, primero como practicante y en los años siguientes hasta llegar hasta el Procesamiento No Lineal, con el doctor Grinder, quien el año 2004 me asignó un caso y como resultado de mi intervención le pedí permiso para escribir ‘Noches ajenas’. La primera edición fue en español en una editorial online, fue una edición de autor, pero esta es la primera vez que se edita en México”.

MQ
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones