Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 23 de Septiembre 2018

Nicanor Parra se va para no volver

El poeta chileno falleció ayer a los 103 años; fue el creador de la “Antipoesía” y primer ganador del Premio Juan Rulfo en 1991, entregado por la FIL

Por: El Informador

00:01:16

A los 103 años ha muerto el poeta, matemático, físico y académico chileno Nicanor Parra. Lo confirmó ayer el ministro de Cultura del Gobierno de Chile, Ernesto Ottone. El deceso del premio Cervantes 2011, una de las mayores leyendas de la literatura hispanoamericana del siglo XX, se produjo de madrugada. Hermano mayor de una familia de genios, como la cantautora y artista Violeta Parra, el autor de “Poemas y antipoemas” pasó sus últimos años de vida en su casa de la localidad costera de Las Cruces, a unos 120 kilómetros de la capital chilena. Su muerte, sin embargo, ha ocurrido en su hogar del municipio de La Reina, en Santiago.

“Nunca fui el autor de nada porque siempre he pescado cosas que andaban en el aire”.

En su ataúd se puede leer “Voy&Vuelvo”, el texto de unos de sus famosos artefactos, según relató su sobrino Nano Parra afuera de la vivienda de la precordillera chilena. Indicó que los restos del poeta serán trasladados el jueves a Las Cruces, donde esa misma jornada se celebrará el funeral. “Su salud estaba un poquito deteriorada, pero falleció a causa de los años. Nada más, eso es todo”, señaló el pariente del escritor. Y adelantó: “Lo vamos a despedir bailando y cantando”.

En una entrevista con diario español El País en 2011, Parra declaró: “Nunca fui el autor de nada porque siempre he pescado cosas que andaban en el aire”. Creador de la corriente llamada “Antipoesía”, Parra era el superviviente del grupo más señero de poetas chilenos contemporáneos, junto a Pablo Neruda, Gabriela Mistral, Vicente Huidobro y Gonzalo Rojas. Después de publicar en 1937 “Cancionero sin nombre”, influido por Federico García Lorca, llegó en 1954 el libro que marca en mayor medida su obra y la poesía hispanoamericana del siglo pasado, “Poemas y antipoemas”.

En Chile, sus compatriotas comenzaron a llegar hasta su casa de La Reina y de Las Cruces para despedirlo con flores y escritos. El Gobierno ha decretado dos días de duelo nacional, que implica mantener las banderas a media asta y suspender los eventos masivos públicos de celebración. El Museo Violeta Parra, en el corazón del centro de Santiago, ha abierto un libro de condolencias para los ciudadanos, que luego será entregado a la familia.

Su vida y obra

Licenciado en Ciencias Exactas y Físicas por la Universidad de Chile, después se especializó en Mecánica Avanzada en la Universidad Brown de Rhode Island (Estados Unidos) y amplió su formación en la británica de Oxford.

Compaginó los versos con la enseñanza. En 1996 dejó sus clases de Mecánica Teórica, al cabo de una docencia de 51 años en la Universidad de Santiago de Chile, donde fundó el Instituto de Estudios Humanísticos de la Facultad de Ingeniería junto con otro poeta “todoterreno”, Enrique Lihn.

También fue profesor visitante de varias universidades estadounidenses, como las de Luisiana o Nueva York, donde aprovechaba la estancia para realizar lecturas poéticas.

Apasionado defensor de la democracia, en 1988 participó en su país en el Frente Amplio de Intelectuales por el No, que se constituyó con motivo del plebiscito de reafirmación convocado por el general Augusto Pinochet para ese año.

En su obra figuran títulos como “Cancionero sin nombre” (1937), “Poemas y antipoemas” (1954), “La cuesta larga” (1958), “Versos de salón” (1962), “La camisa de fuerza” (1968), “Obra gruesa” (1969), “Antipoemas” (1972), “Artefactos” (1972), “Sermones y prédicas del Cristo de Elqui” (1977), “Coplas de Navidad” (1983), “Poesía política” (1983), “Hojas de Parra” (1985), “Páginas en blanco” (2001), “Lear Rey & Mendigo” (2004), “Obras completas I & algo +” (2006) y “Discursos de sobremesa” (2006).

Hizo algunas traducciones literarias del inglés, como “El rey Lear” de Shakespeare; y científicas, como los “Fundamentos de la Física” (1957), de Robert Bruce Lindsay y Henry Margenau.

Además de la obtención del Cervantes (2011), Parra fue reconocido con el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana (2001) y otros galardones como el Premio Municipal de Santiago (1937 y 1954), el Premio del Sindicato de Escritores de Chile (1954), el Nacional de Literatura de Chile (1969), el Internacional de Literatura Latinoamericana y del Caribe Juan Rulfo (1991).

Además poseía la Medalla Abate Molina de la Universidad chilena de Talca (1998), la Medalla Rectoral de la Universidad de Chile (1999) y el Premio Bicentenario de la Universidad y la Corporación del Patrimonio Cultural chilenas (2001).

Con información de El País y Efe

PARA RECORDAR
Primer Premio Juan Rulfo

El antipoeta por excelencia, Nicanor Parra, fue reconocido con el Premio Juan Rulfo en 1991, por la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Esta casa editorial consignó el hecho el lunes 25 de noviembre de ese mismo año.

Un país le llora

Las principales autoridades chilenas han comenzado a hacer pública su conmoción. “Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y una voz singular en la cultura occidental. ¡Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia”, ha publicado la presidenta Michelle Bachelet en Twitter.

El presidente electo, Sebastián Piñera, iba a presentar a su gabinete en una ceremonia en la sede del Congreso en Santiago y ha arrancado su discurso aludiendo al fallecimiento del poeta: “Era un hombre que llenó las páginas de nuestra historia, con su talento, imaginación e irreverencia”, ha asegurado Piñera, que pidió un minuto de silencio en honor a Parra. “Lo único que le faltaba para ser inmortal era haber dejado este mundo terrenal”.

Políticos, intelectuales y figuras de la televisión han manifestado su pesar a través de las redes sociales. Hasta la selección chilena de futbol ha escrito en Twitter: “Creador talentoso en extremo y que siempre dejó el nombre de Chile bien puesto en todos lados. Sin duda, Nicanor Parra fue, es y seguirá siendo un tremendo crack. ¡Buen viaje, don Nica!”

Temas

Lee También

Comentarios