Domingo, 25 de Septiembre 2022

¡Nadie lo vio antes! Arquitectos tapatíos plantean inédita forma de ver a Goya

En Guadalajara se está generando un diálogo nunca antes establecido con Francisco de Goya, el monstruo español de la historia de la pintura

Por: Osvaldo Rondan

Presentación del dibujo

Presentación del dibujo "Si yerras los tiras", de Francisco de Goya en 2013. EFE/Kote ESPAÑA

Justo en el Ex Convento del Carmen se desarrollan una serie de hipótesis interpretativas en torno a las 14 pinturas negras de Goya, que augura alcances internacionales, así como una interesante sacudida a los estudios que hay sobre este pintor.

Un grupo de arquitectos, encabezados por el maestro Jorge Tejeda, ya están dando de qué hablar tanto en el mundo del arte en México, como en España, el Museo del Prado, y donde sea que gusten del pintor español con su proyecto de investigación “Teoremas de Goya”.

Y es que la propuesta es de peso, imagina que en este taller abierto al público han localizado una serie de mensajes, tensiones y ¿por qué no decirlo? diálogos entre los personajes, temas y otros elementos de las legendarias pinturas que Goya ejecutó en su exilio y distribuyó en las plantas alta y baja dentro de la Quinta del Sordo.

Seguro has visto antes alguna de estas pinturas negras cuyo bicentenario es este año: son El Saturno que devora a sus hijos, El Aquelarre, Judith con la cabeza de Holofernes, todas ellas en una silenciosa comunicación interconectadas en su distribución, un código más usado por Goya, olvidado por la historia y la teoría pero que vino a ser detectado acá en Jalisco, tan lejos de Europa, por la profunda mirada espacial que desarrollan los arquitectos.

El arquitecto Jorge Tejeda preparaba una clase en 2020 respecto a las pinturas negras de Goya cuando cayó en cuenta de que había ciertas inconsistencias, respecto a las afirmaciones y teorías de la distribución de estas obras en los espacios de la Quinta.

Desde entonces Tejeda y su equipo han formulado 14 hipótesis nuevas; no son las primeras, ni las últimas hipótesis respecto a estas célebres obras, pero la mayor parte de las previamente planteadas brillan por sus contradicciones y discontinuidades, según comenta el arquitecto.

 “Al final la casa donde estaban estas obras se derrumbó, sólo quedan las hipótesis, de las cuales cuatro o cinco de las que ya han planteado los expertos son muy fuertes y tratan sobre el tamaño y la disposición de las pinturas. Diría que hay un 80 por ciento de acuerdos teóricos sobre este tema… el otro 20 por ciento de desacuerdo es el que nos interesa”.

La distinción

Nuestra hipótesis está de acuerdo con los otros autores en cuanto a las dimensiones, pero en la distribución y emplazamiento de pinturas no. No estamos de acuerdo, por ejemplo, en la convención de que la pintura de los Dos viejos comiendo sopa, haya estado arriba del dintel de una puerta, Goya tenía 75 años y ya estaba sordo cuando la realizó, un anciano con problemas de vértigo no se sube a un dintel a pintar.

Contando historias y diálogos

La narrativa que Tejeda encuentra en la distribución de las pinturas es el punto central de su hipótesis, pues si bien, hay autores que afirman que las pinturas negras son inconexas, el paisaje conjunto de estas y el cómo plantean los arquitectos jaliscienses que estuvieron acomodadas originalmente, exige un nivel de análisis amplio.

“Una de las acciones que hicimos fue borrar las figuras humanas para trabajar el paisaje y a la hora de unir lo que parecerían paisajes distintos, reconocemos ciertos elementos que se tocan: horizontes, matices, luces, temas. Y pues nos hemos dado cuenta de que hasta ahora no hay estudios serios al respecto”.

“De las cosas que hemos descubierto es que hay diálogos en la pintura y eso no lo menciona nadie, él (Goya) estuvo cuatro años metido ahí, claro que hay intenciones de diálogos y lo hemos comenzado a comprobar y estamos trabajando con varias universidades para corroborarlo de la mejor manera”.

Un ejemplo es como el grupo de la pintura La Romería de San Isidro, luce muy azorado y es porque originalmente, donde se colocó esa obra, sus personajes veían la pintura de Saturno, por eso el horror, porque veían directamente al dios romano devorando a su hijo, en la pared de enfrente.

Además, en contraposición de igual tamaño habría estado la pintura de El Aquelarre, con la que La Romería de San Isidro contrasta simbólicamente en todo, pero comparten tantos elementos pictóricos y espaciales que bien podrían ser el legado de unos cuantos guiños irónicos del célebre y contestatario pintor.

“Ese tipo de tensiones son importantes y nadie lo ha mencionado. Nadie. Esa es una de las 14 hipótesis y por eso es interesante. Ahora tratamos de reunir fondos y hablar con universidades como el Iteso y el Tec de Monterrey para hacer un libro, ir a España, hacer nuestra presentación y que nos tilden de locos o que nos aprecien”, aventura Tejeda.

Andrés Úbeda, Director Adjunto de Conservación e Investigación del Museo Nacional del Prado y Antonio Prats Marí, Consejero Cultural y Científico de la Embajada de España en México, visitaron Teoremas de Goya recientemente.

“A Úbeda le impresionaron estos teoremas de la interacción de las pinturas con el espacio y se fue fascinado, reconoció el trabajo serio y nos dijo que había que escribir esto”.

 ¿El Museo del Prado no había reparado en estas perspectivas?

“No porque no hay un acuerdo canónico y al haber varias teorías, ellos tienen las obras, por decirlo así, desacomodadas, inconexas para no comprometerse con ninguna teoría”.

“Con esta investigación sería padrísimo que traten de entender cómo estaban originalmente”.

 Tejeda agrega que existe la expectativa de generar una presentación en España, para presentar y debatir la propuesta.

De hecho, el Consejero Cultural y Científico de la Embajada de España en México extendió la invitación para este proyecto a España. Lo que tiene entusiasmado al grupo jalisciense que ya ha organizado y curado exposiciones en nuestra entidad, tales como Prometeo y Quetzalcóatl.

 “Está propuesta es una suma más, no es la última palabra, pero creo que sí podemos tener herramientas más profesionales para buscar un sentido y una intención espacial respecto a estas pinturas y que casi nadie ha tomado en cuenta”.

“Para lo cual hemos preparado imágenes en 3 D y recreaciones del espacio en escala uno a uno, este taller está en escala uno a uno, por eso elegimos el Ex Convento porque dio el espacio semejante al que empleó Goya, allá en el exilio de la Quinta del Sordo”.

Instagram: @TeoremasDeGoya

AD

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones