Viernes, 20 de Mayo 2022

Louise Glück, la reivindicación de la poesía

La escritora neoyorquina obtuvo el Premio Nobel de Literatura 2020; el mundo de las letras la celebra
 

Por: El Informador

La poesía se anota un triunfo con Louise Glück. En la foto posa durante el National Book Awards en Nueva York en 2014. AFP

La poesía se anota un triunfo con Louise Glück. En la foto posa durante el National Book Awards en Nueva York en 2014. AFP

Tras anunciar a Louise Glück como ganadora del Premio Nobel de Literatura 2020 por parte de la Academia Sueca, las reacciones hacia el legado de la poeta estadounidense se hicieron presentes inmediatamente, pues no se reconocía a la poesía en el prestigiado galardón tras premiar a la polaca Wislawa Szymborska en 1996.

Louise Glück, nacida en Nueva York en 1943, publicó su primera obra “Firstborn” en 1968, y desde entonces es considerada como un referente de la literatura contemporánea, siempre abogando por la poesía como una herramienta de acercamiento a las complejidades del ser humano y su entorno.

En entrevista, el poeta, ensayista y traductor venezolano Adalber Salas Hernández (Caracas, 1987), quien ha traducido al español en la editorial Pre-Textos “Una vida de pueblo” (A village life) de Glück, resalta el impacto que las letras de la poeta estadounidense ocasionan en quien se adentra a su mundo, en donde las concesiones no existen para hablar directamente y sin rodeos sobre sus memorias y formas de relacionarse con los tópicos más oscuros del mundo.

“Diría que el tema primordial de Glück es cómo la experiencia humana forma parte de un marco que la supera, de cómo lo humano se inserta en un orden que es mucho más grande y del cual no es centro, que el humano no es el centro del universo, es solo un elemento más. Como persona vas topar con un orden cósmico inhumano, pero no en un sentido peyorativo o cruel, así es como Glück echa mano de muchos tropos míticos de la experiencia humana y que tiene un lado atemporal”.

Salas Hernández, autor de “Salvoconducto” (ganador del Premio de Poesía Arcipreste de Hita), recuerda que su primer acercamiento a la obra de Glück fue con “Averno” y “El iris salvaje” (The Wild Iris), obras que leyó por primera vez en su preparación de doctorado en Estados Unidos, sin imaginar que años después llegaría la oportunidad de traducir a quien se transformaba en una de sus autoras predilectas.

“El mayor reto de traducir poesía es saber traicionar al autor, porque uno tiene que empezar renunciado a la idea de que la traducción y el texto original serán equivalentes, que serán idénticos, no hay una relación de transparencia. El reto es saber distribuir las opacidades, hacer de la traducción un segundo original. Cuando los traductores se empeñan, casi de una manera obsesiva en ser ‘fieles’, no le hacen bien al original”.

Para Adalber Salas, quien también ha publicado su obra “De ningún viaje se vuelve” (2019) y la traducción “Los años extraños de mi vida”, de Nicholas Laughlin, por la editorial tapatía Mantis Editores”, el que el Nobel reconozca a la poesía era más que necesario, pues la poesía significa un respiro en una modernidad en donde las pausas ya son escasas: “Es el momento oportuno para volver a tomar a la poesía como una forma de defendernos en un mundo hostil. La poesía en particular te invita a hacer una pausa, estamos en un mundo en el que las pausas no existen, y la poesía te dice detente, presta atención a esto que te voy a decir, a ese puñado de palabras que te pueden cambiar el día”.

Salas Hernández puntualiza que cualquiera de las obras de Glück es ideal para comenzar a conocer el sentido poético de la escritora, quien también ha sido reconocida con el Pulitzer por “El iris salvaje” en 1993 por y el Premio Nacional del Libro por “Faithful and Virtuous Night” en 2014, por ejemplo, aunque resalta su propia traducción y la que la también poeta argentina Mirta Rosenberg hizo de “Las siete edades” (The Seven Ages).

Adalber salas. El ensayista habla sobre el reconocimiento a Glück. ESPECIAL/Susanna Bozzetto

A distancia

Dotado con diez millones de coronas suecas, el premio multiplica las ventas del autor laureado en todo el mundo. Este año se canceló la tradicional entrega de diplomas y medallas del 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel, en Estocolmo, a causa de la pandemia. Esta vez cada galardonado recibirá su reconocimiento en su país de residencia.

MÁS SOBRE LA AUTORA

Louise Glück

  • Nació en 1943 en Nueva York y también es profesora de lengua inglesa en la Universidad de Yale
  • En 1985 ganó el premio de la Crítica por “El triunfo de Aquiles”
  • La Universidad de Yale la reconoció en 2001 con premio Bollingen Prize de poesía
  • En 2016 recibió la Medalla Nacional de Humanidades

Cronología (obras destacadas)

  • “Firstborn” (1968)
  • “The House on Marshland” (1975)
  • “The Garden” (1976)
  • “The Triumph of Achilles” (1985)
  • “Ararat” (1990)
  • “The Wild Iris” (1992)
  • “Vita Nova” (1999)
  • “The Seven Ages” (2001)
  • “Averno” (2006)
  • “A Village Life” (2009)
  • “Faithful and Virtuous Night” (2014)
  • “American Originality: Essays on Poetry” (2017)

Obra disponible en México

Librerías como Gandhi tiene a la venta en formato electrónico obras de Louise Glück como “Averno”, “Faithful and Virtuous Night”, recopilado de poemas de 1962-2012 y “A village life”, por ejemplo.

Reacciones

“Muchos podemos creer que #LouiseGluck no necesitaba el Premio Nobel de Literatura / Pero es precisamente para los que no lo crean, y para quienes todavía estén por descubrir su obra, que el Premio es una noticia magnífica”.

Patricio Pron (@Patricio_Pron), escritor y crítico argentino.

“We look at the world once, in childhood. The rest is memory” (Miramos el mundo una vez, en la infancia. El resto es memoria”.

Iolanda Batallé (@iolandabatalle), editora y escritora española en lengua catalana, en referencia a la obra de Louise Glück.

“Congratulations to Louise Gluck, the NY-born, childhood-haunted poet who refused to see the bright side, and just won the Nobel Prize in literature” (Felicitaciones a Louise Gluck, la poeta nacida en Nueva York y perseguida por la infancia que se negó a ver el lado positivo y acaba de ganar el Premio Nobel de Literatura”.

Deborah Solomon (@deborahsolo), crítica de arte, biógrafa y periodista del New York Times.

Temas

Lee También