Martes, 09 de Agosto 2022

La oculta relación entre “Retorno 201” y “Amores perros”

Guillermo Arriaga, en entrevista, habla de su nuevo libro y de sus planes para concluir la trilogía que filmó hace 20 años y que le “robó” González Iñárritu

Por: El Informador

Guillermo Arriaga. El escritor posa tras la entrevista sobre su nuevo libro: “Retorno 201”. EL INFORMADOR/A. Camacho

Guillermo Arriaga. El escritor posa tras la entrevista sobre su nuevo libro: “Retorno 201”. EL INFORMADOR/A. Camacho

Las memorias que Guillermo Arriaga tiene de la colonia Unidad Modelo permanecen intactas y aunque han pasado décadas la emoción por recordar su infancia, adolescencia y juventud en este barrio de la Ciudad de México incrementan cada vez que el autor se sumerge en la escritura.

Aunque “Retorno 201” -nombre de la calle en la que Arriaga dio sus primeros pasos-y otro cúmulo de cuentos fueron publicados en su momento, ahora el también guionista y productor de filmes se reencuentra con estas historias en una nueva edición arropada por la editorial Alfaguara, en donde suma una nueva trama que brindará al lector una experiencia inmersiva no solo en la urbanidad de la Unidad Modelo, sino de sus personajes, sombríos y destellantes.

“Este es un libro que escribí cuando tenía 23 o 25 años, y se publicó hace muchos años pero no en México y ahora se está reeditando”, indica Guillermo Arriaga, ganador del Premio Alfaguara 2020 por su novela “Salvar el fuego”, comentó en entrevista para EL INFORMADOR.

En este compilado, los lectores tendrán un salto peculiar en el tiempo, entre fechas concretas que el autor recuerda, dedicatorias especiales y principalmente tramas audaces que no dan descanso a la imaginación, a recrear incluso al aire que inundaba en los años 80 a la capital mexicana, a las facetas volubles de personas que llevan al lector de la rabia a la calma.

“Para quienes compraron volúmenes previos y quieren un valor agregado hay un prólogo que escribí; también un cuento que hice hace muchos años y que estaba perdido… Lo encontró mi hijo en una covacha y aquí está publicado, además de un cuento nuevo ‘Tarde’, no solo son los cuentos que venían en el original, sino también nuevos”.

A 40 años de que “Retorno 201” viera la luz, Guillermo Arriaga -quien también escribió el guion nominado al Oscar “21 gramos”- explica que reencontrarse con estas memorias le ha permitido comprender lo que es hoy como escritor.

“Me permitió entender al que soy ahora, todas las estructuras y las temáticas que a mí me parecían interesantes, aquí las encontré de nuevo. Me hace muy feliz volver a este libro. Mi sentido hacia la literatura no ha cambiado, es lo curioso, que las mismas preocupaciones que tenía en ese entonces, son las mismas que tengo ahora, la misma preocupación por la estructura y el lenguaje. Más que ver qué tanto ha cambiado, es saber qué tanto he permanecido”.

Historias cruzadas

Si bien cada cuento que Guillermo Arriaga involucra en “Retorno 201” tiene un tiempo, contexto y personalidades puntuales, el escritor revela algunas pistas que los lectores podrán encontrar en cada una de las tramas que se ligan -como antesalas e historias paralelas- a otras reconocidas obras literarias como “Salvar el fuego” y cinematográficas como “Amores perros”, filme que representó el debut en dirección de Alejandro González Iñárritu: “Si algo tiene mi obra en general es que es directa, no es rebuscada; creo que va al punto y aquí lo pueden encontrar. Trato que la condición humana aparezca en su forma más cruda y real”.

El cierre de la trilogía

Además de seguir con la escritura de nuevas obras, Guillermo Arriaga revela estar en fase de producción de la que será la conclusión de la trilogía que visualizó inicialmente entre los filmes “Amores perros” (2000), “21 gramos” (2003) y “A cielo abierto” (aunque popularmente se cree que ‘Babel’ es el cierre de la considerada ‘Trilogía de la muerte’), de la cual pudo recuperar los derechos para retomar su concepto original con la dirección de sus hijos Mariana y Santiago Arriaga.

Estoy produciendo la película de mis hijos, que está basada en la obra que escribí y que era parte original de la trilogía de ‘Amores perros’ y ‘21 gramos’, en donde también está incluida ‘A cielo abierto’; recuperé los derechos y la di para que mis hijos la dirijan”.

Tras celebrarse 20 años de “Amores perros” durante 2020 y de que el filme fuera restaurado en calidad 4K, su autor, Guillermo Arriaga, resalta el impacto que esta historia sigue causando no solo en el cine mexicano contemporáneo, sino en generaciones enteras de espectadores: “He estado viajando y es increíble cómo sigue siendo una obra de la que se sigue hablando y viendo. Estoy muy contento con la recepción en esta época, me emociona mucho y si leen ‘Retorno 201’ verán que el libro está vinculado con la película, son hermanos”.

“Iñárritu no respetó el pacto de caballeros”

Catorce años después de su rompimiento profesional, el escritor Guillermo Arriaga indicó que el problema con el cineasta Alejandro González Iñárritu se debió a que éste no respetó un acuerdo de caballeros.

Recientemente, Arriaga aseguró que ni siquiera ha visto las películas que  ha dirigido su excompañero fílmico.
Ambos trabajaron en “Amores perros” (2000), ganadora en Cannes y nominada al Oscar en la categoría de Mejor Película en Lengua Extranjera, repitiendo la fórmula en “21 gramos” (2003) y “Babel” (2006).

“Era una trilogía que escribí porque pensaba dirigirla yo. Pero Iñárritu me propuso: dámela. Él quería escribir una comedia romántica. Le di el proyecto con una condición: que firmáramos los dos, como hacen los hermanos Coen, no es nada raro. Estaba ya inventado”, comentó.

“Este era un proyecto personal. Participé en todos los procesos: el montaje, el casting e hicimos un pacto entre caballeros que él no respetó. Le insistí en que debía ser un proyecto de dos... Pero no lo respetó”, agregó.

Comentó que aunque la relación estaba lastimada desde su primer trabajo conjunto, siguieron por dos más porque González Iñárritu le puso como ejemplo a los Rolling Stones, donde Mick Jagger y Keith Richards no se hablaban, pero eran mejores juntos que separados.

"No necesitamos ser amigos para trabajar. Pero es que todo resulta mucho más complejo, no se reduce a disparidad de criterios, hay repartos de derechos de por medio, cosas así. No se trata de un asunto de narcisismo. Yo siempre defendí el espíritu colectivo de las películas… No trabajo para directores, sino con directores", comentó, a lo que agregó a un medio español que descarta cualquier reconciliación por su parte.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones