Viernes, 21 de Enero 2022

La industria editorial avizora un futuro sin final feliz en 2021

Los responsables de Almadía, Anagrama, Penguin Random House, Paraíso Perdido y La Zonámbula hacen un repaso a los estragos que dejó 2020 y visualizan el futuro de la cadena del libro

Por: Gerardo Esparza

REACTIVACIÓN. Ante la suspención de ferias y los constantes cierres por la alerta sanitaria, las editoriales buscan otros canales de venta.

REACTIVACIÓN. Ante la suspención de ferias y los constantes cierres por la alerta sanitaria, las editoriales buscan otros canales de venta.

ANTONIO MARTS . Paraíso Perdido apuesta por la comunicación en redes y mejorar la venta en línea.

ANTONIO MARTS . Paraíso Perdido apuesta por la comunicación en redes y mejorar la venta en línea.

ANAGRAMA. La directora de la editorial catalana , Silvia Sesé, indica que fortalecieron su catálogo electrónico.

ANAGRAMA. La directora de la editorial catalana , Silvia Sesé, indica que fortalecieron su catálogo electrónico.

PILAR GORDOA. Penguin Random House apuntó a los mercados digitales para posicionar sus títulos.

PILAR GORDOA. Penguin Random House apuntó a los mercados digitales para posicionar sus títulos.

JORGE ORENDÁIN. La Zonámbula continuará con esquemas de coedición y bajo volumen en sus tirajes.

JORGE ORENDÁIN. La Zonámbula continuará con esquemas de coedición y bajo volumen en sus tirajes.

ALMADÍA. Guillermo Quijas señala que ajustaron su plan de edición en papel y fortalecieron el electrónico.

ALMADÍA. Guillermo Quijas señala que ajustaron su plan de edición en papel y fortalecieron el electrónico.

La irrupción de la pandemia marcó un quiebre en el modo de hacer negocios alrededor del libro. Se cancelaron las ferias, se suspendieron las presentaciones y las librerías han cerrado de forma intermitente durante casi un año.

Ahora, ya con la experiencia previa de 2020, las editoriales, de carácter trasnacional o independientes, replantean la forma de acercarse al consumidor final: el lector. No sólo han ajustado sus canales de venta, sino que en este año no llegarán al volumen de novedades acostumbrado. Además, han fortalecido sus plataformas digitales.

Pilar Gordoa, directora de estrategia digital, comunicación y marketing de Penguin Random House Grupo Editorial, advierte que su previsión es que la pandemia seguirá presente más allá de la primavera. “El plan de negocio para 2021 comprende una reducción del número de novedades que lanzaremos al mercado en 15%, debido al semáforo y al cierre de las librerías del país, sin las librerías, no tenemos las condiciones de exhibir la cantidad de novedades que solíamos ofrecer a los lectores. Este porcentaje aumentará o disminuirá en función de las condiciones del mercado”, apunta.

A esa idea se suma el editor independiente Jorge Orendáin, al frente de La Zonámbula. El tapatío también pone énfasis en la situación de las librerías como factor determinante para salir con más libros.  “La venta en librerías ha sido muy mala en todo el 2020 y no creemos que suba en este 2021. Hemos conseguido poco apoyo para coediciones, hasta la fecha el Seminario de Cultura Mexicana corresponsalía Guadalajara nos apoyó con dos títulos (más o menos con 50% del costo de impresión), pero otros están detenidos (al menos tres) por falta de presupuesto. Dos más los imprimimos con apoyo del autor, con un tiraje corto de 50 ejemplares”.

Guillermo Quijas, al frente de Almadía, no ve la luz al final del túnel durante los primeros seis meses. “Nosotros estamos trabajando pensando en que la pandemia se va a extender, por lo menos, hasta el verano. Este primer trimestre será muy complicado porque las librerías, sobre todo las de Ciudad de México, estarán cerradas unos días más. El momento más complicado es justo ahora porque no hay flujo de efectivo. La recuperación será muy lenta”.

A contracorriente, la directora editorial de la catalana Anagrama, Silvia Sesé, señala que la crisis sanitaria no dejará estragos en los lanzamientos, aunque sí en las ventas de 2020.  “Hemos diseñado una programación que iguala en número de novedades a los años anteriores. Hemos aprendido que la pandemia no ha sido negativa para la lectura, afortunadamente, y el libro se ha revelado como un refugio, una ayuda a la reflexión, un entretenimiento, una forma de contacto con mundos que están más allá de uno mismo”.

Fortalecer el mercado digital

Acaso el mayor sisma que provocó la pandemia en el mundo librero fue la adaptación a los canales de ventas digitales debido al cierre de decenas de librerías, tanto de cadenas comerciales como independientes. Los sellos agilizaron sus plataformas y envíos, además de migrar de manera más acelerada al libro digital.  

Antonio Marts, al frente de Paraíso Perdido, apunta que, junto a su equipo, reforzaron “las propuestas y difusión en redes sociales y el haber renovado la tienda en línea justo en marzo nos ayudó enormemente. Por otro lado, decidimos ofrecer descuentos en los envíos y en algunos títulos del catálogo. Nos fue mucho mejor de lo que esperábamos”. Además, hace énfasis en el fortalecimiento del “espacio de venta virtual con nuevas opciones de pago y de envío”.

Mientras que Gordoa explica que en el caso de Random House, uno de los grupos con mayor presencia en el mercado, los meses de aislamiento lograron posicionar los formatos electrónicos como uno de los de mayor crecimiento. “Durante la pandemia y ante la imposibilidad de los lectores de poder asistir a las librerías para comprar un libro físico, sí notamos que los formatos digitales han sido un gran sustituto y han crecido de forma inusual, esperamos ahora mantener la venta de estos formatos y mantener el crecimiento esperado”.

Por su parte, Anagrama se enfocó en ampliar su catálogo electrónico para balancear su modelo de negocio, enfocado en el papel. “Hemos acelerado la conversión digital del fondo de la editorial, por ejemplo. Y acabamos de lanzar los primeros audio libros marca Anagrama”, dice Sesé. Además, la responsable explica que tuvieron repunte de ventas de libros digitales cercano a 45%, aunque no fue suficiente para matizar la caída general en el sector.

Mientras que Quijas explica que si bien tuvieron un repunte durante el cierre de la economía por el programa de “Sana distancia”, el aumento no sacó a flote la merma en los negocios de libro en papel. “En abril y mayo nuestras ventas digitales casi crecieron al doble, pero a lo largo del año decayeron. En general crecimos casi 30% comparado con 2019. Mientras que los libros electrónicos han crecido hasta 50% pero aún son ventas pequeñas, en términos generales vendemos 85% de libro en papel”.

NOVEDADES

Apuestas 2021

Almadía

• “Serie de circunstancias posibles en torno a una mujer mexicana de clase trabajadora”, de Yolanda Segura

• “Cascarón roto”, de Tedi López Mills

• “Furia”, de Clyo Mendoza

Anagrama

• “Yoga”, de Emmanuel Carrère

• “Klara y el sol”, de Kazuo Ishiguro

• “El mito de la libertad”, de Maggie Nelson

Paraíso Perdido

• “Un lugar seguro”, de Olivia Teroba

• “Quiltras”, de Arelis Uribe

• “Restauración”, de Ave Barrera

Penguin Random House

• “Tierra de la gran promesa”, de Juan Villoro

• “Páradais”, de Fernanda Melchor

• “Los abismos”, de Pilar Quintana

La Zonámbula

• “Mientras agonizas. Memorias”, de Martha Cerda

• “Un vagabundo en mi sopa”, de Rafael Ortiz

• “Habitación 412”, de Juan Carlos Núñez Bustillos

  • CAMBIOS EN LAS ESTRATEGIAS DE COMERCIALIZACIÓN Y DISTRIBUCIÓN

Un desplome en las ventas

El cierre de librerías, las sucesivas cuarentenas y las cancelaciones de las ferias del libro en México y el mundo, cerraron gran parte de la cadena de  venta y distribución de ejemplares y novedades. La caída en el país en 2020, según cifras de la Cámara Nacional de la Industria Editorial (Caniem), representó una facturación menor de dos mil 239 millones de pesos en comparación con el año previo, una reducción de 22 por ciento.

Sin embargo, si se traslada esa cifra sólo a los puntos de venta (librerías y puestos de revistas), la merma pasa a 23.5% menos que el año anterior. Sólo en la segunda semana de abril, el desplome de ventas fue de 88.2 por ciento.

Pilar Gordoa señala que “la caída en ventas de Penguin Random House fue de 17% y ganamos 1% de participación de mercado, según datos de Nielsen. La caída acumulada del año del mercado de libros en México fue de 23.5% en unidades y 20% en facturación, según el cierre de resultados proporcionado por Nielsen (Bookscan México)”.

En España, la sede de Anagrama, el descenso según Silvia Sesé fue “de 22% hasta septiembre, pero una caída que se ha equilibrado en los tres últimos meses del año, sobre todo tras una exitosa campaña de Navidad. Pero habría que esperar un poco para ver cómo se comporta el mercado en este 2021 y si se consolidan o no la tendencia tan positiva”.

Paraíso Perdido resistió y, según palabras de Marts, pudieron cerrar el año “tablas”. Explica que enfrentaron “los gastos básicos y publicar algunas de las novedades comprometidas. Estamos justo haciendo el balance para saber qué tanto de lo planeado podremos editar realmente en 2021”.

Mientras que para la oaxaqueña Almadía, uno de los buques insignia de la edición independiente en México, el daño “es grandísimo porque ya era muy precaria la industria en general. No es sólo un tema de caída de ventas, sino de cierre de editoriales, de librerías, del sustento de un montón de profesionales del libro que en mayor o menor medida dependen de la industria editorial. Vamos a publicar sólo 12 libros al año, uno al mes, que es una reducción de 40% de lo que normalmente publicamos y en términos económicos veo más difícil este año. Va a ser muy difícil que logremos repuntar en venta en línea”.

El caso de la independiente local La Zonámbula, la merma es muchísimo mayor, según señala Jorge Orendáin. “Si tomo en cuenta lo que se suele vender en FIL Guadalajara, en las librerías y en las presentaciones cada año, la venta se redujo en al menos 70%. Lo que nos ayudará este inicio de año fue una venta de libros a la Secretaría de Cultura de Jalisco que irán destinados a las bibliotecas. Aunque a la fecha no hemos recibido el pago, será un gran apoyo para financiar algunas ediciones”.

JL

Temas

Lee También