Lunes, 18 de Octubre 2021

Juan Gabriel Vásquez gana el IV Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa

Por su novela “Volver la vista atrás”, Vásquez fue premiado en el evento realizado en el Paraninfo Enrique Díaz de León de la UdeG

Por: Kike Esparza

Además del reconocimiento, el escritor Juan Gabriel Vásquez, obtuvo un monto económico por 100 mil dólares. EL INFORMADOR/G. GALLO

Además del reconocimiento, el escritor Juan Gabriel Vásquez, obtuvo un monto económico por 100 mil dólares. EL INFORMADOR/G. GALLO

Este domingo 26 de septiembre se dio el fallo del IV Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa donde resultó ganador el escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez por su novela “Volver la vista atrás”, la cual también obtuvo un monto económico por 100 mil dólares.

El evento ocurrió en las instalaciones del Paraninfo Enrique Díaz de León de la Universidad de Guadalajara (UdeG), con la presencia del Premio Nobel de Literatura 2010, Mario Vargas Llosa; la periodista Leila Guerriero, quien además de jurado es presidenta del proyecto; Rosa Beltrán, quien también fue jurado; el director de la Cátedra Vargas Llosa, Raúl Tola, así como Ricardo Villanueva, rector de la UdeG; Raúl Padilla, presidente de la Fundación de la Universidad de Guadalajara y Marisol Schulz, directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL).

“Es un gran honor y una satisfacción enorme recibir este premio. Ha sido un privilegio compartir estos cuatro días con estos cuatro autores (los otros finalistas del premio), escritores y escritoras que admiro y que quiero. Esta novela está escrita desde la misma obsesión que ha animado casi todos mis libros anteriores, que es esa obsesión por contar el espacio donde las vidas privadas, las vidas íntimas, chocan con las fuerzas tan misteriosas de la historia y de la política”, resaltó Juan Gabriel, quien recordó que esta vez su gran reto como novelista ha sido ocuparse de reinterpretar y reimaginar, las vidas reales de dos personas que no solo existen, sino que además son sus amigos, el cineasta colombiano Sergio Cabrera y su hermana Marianella.

“Me parecería injusto no mencionarlos hoy, agradeciéndoles la confianza con la que me confiaron en las manos sus recuerdos, sus documentos y sus vidas, para que yo las reinterpretara a través de la novela que llega a contarnos y a iluminar los espacios de vidas reales que no son accesibles a otras de las formas que hemos inventado los seres humanos para contar el mundo”, compartió el autor ganador, quien también expresó que Mario Vargas Llosa lo ha inspirado en su oficio de escritor.

Por su parte el Premio Nobel peruano, dijo que termina esta bienal de muy buena manera, “el premio que acabamos de aplaudir no resulta de la casualidad, aunque estoy seguro que el jurado tuvo muchas dificultades para tomar la decisión. Es una novela difícil de escribir, escrita en forma de crónicas y que narra una historia bastante excepcional, escrita a Colombia donde una familia decide abandonar a los hijos en China para que sean guardias rojos, la experiencia no es fácil es escrita con enorme detalles, con todos los matices necesarios”.

Antes de conocer el fallo, la directora de la FIL, Marisol Schulz, se pronunció sobre el conflicto que tiene actualmente el escritor Sergio Ramírez, quien es perseguido por su país Nicaragua, dijo que lo conoce de manera cercana, pues ha sido su editora. 

 “Recuerdo como habla con gran pasión de su país. Les mando un abrazo a la distancia a él y Tulita (Guerrero), para ambos todo mi cariño y toda mi solidaridad”.

Última mesa de diálogo

Previamente a conocer el fallo, Mario Vargas Llosa sostuvo un encuentro con las escritoras Leila Guerriero y Rosa Beltrán como parte de la última mesa de la IV Bienal de Novela Vargas Llosa. Leila cuestionó al Premio Nobel de Literatura 2010 el por qué la literatura sería el último refugio de la libertad y no otra de las artes que existen, a propósito de que este fue el tema central de esta edición.

  “La literatura nos defiende contra el riesgo de perder la libertad, creo que la pintura, la música… desde luego están ahí, y son de alguna manera, defensas que tenemos ante el riesgo de perder la libertad, pero nada tanto como la literatura que nos defiende frente a esa desgracia de sentirnos un objeto de poder, manipulados, impuestos de lecturas”.

Resaltó Vargas Llosa que en los países libres se tiene la impresión de que la literatura es entretenimiento, pero que basta con que venga un gobierno totalitario que se imponga para que la literatura se convierta en un arma para enfrentar esa imposición que viene desde el poder.

En ese sentido, Rosa Beltrán también le preguntó por qué la forma artística es considera peligrosa en un gobiernos totalitario.

“Porque la literatura nos ayuda a imaginar una mejor sociedad que esta. Si tú deseas un mundo distinto del que es este, y no estás contento con este mundo, claramente estas personas son peligrosas para el poder, son inexplicables porque sueñan con otros mundos. Y  un gobierno totalitario lo quiere es controlar a los individuos desde su cuna hasta su muerte”.   

¿Quieres saber más?

Si quieres tener más contenido, más imágenes y aún más noticias, entonces descarga INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, donde tenemos materiales exclusivos para tí.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días. 

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb

Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777

JL

Temas

Lee También