Domingo, 23 de Enero 2022

Industria editorial vislumbra recuperación este año

La Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana busca mecanismos que fortalezcan la venta de libros

Por: El Informador

Juan Luis Arzoz Arbide. El presidente de la Caniem ofreció un balance sobre la industria editorial. El Informador/ A. Camacho

Juan Luis Arzoz Arbide. El presidente de la Caniem ofreció un balance sobre la industria editorial. El Informador/ A. Camacho

Visualizando que la industria editorial en México finalice 2021 con una recuperación significativa, proyectando al menos 11 mil 999 millones de pesos en venta de libros impresos y digitales -ante la caída en ventas que experimentó en 2020 con la pandemia-, la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem) no quita el dedo del renglón para fortalecer e impulsar iniciativas que permitan que el sector tenga mayor estabilidad en su oferta y demanda.

Durante el cuarto día de actividades de la Feria Internacional del Libro (FIL), además de presentar los movimientos económicos que la industria ha experimentado en el año 2020 y 2021 a diferencia de 2019, la Caniem exhortó a valorar más el rol que tiene la literatura desde sus diversos formatos impresos, digitales y las nuevas tecnologías, al recordar que al inicio de la pandemia y con el confinamiento y cierre de diversos sectores, el gremio editorial no fue considerado como esencial, situación que incrementó aún más el desamparo que la industria percibe del gobierno.

“En México la industria editorial no es una industria esencial como en muchos otros países como Francia, Alemania, España. En México la industria editorial no es una industria esencial, estuvo en el Diario Oficial de la Federación del 3 de agosto de 2020 se declaró una industria esencial hasta el 31 de diciembre del mismo año, perdió la esencialidad. Nos llamó la atención que la esencialidad tiene fecha de caducidad, hicimos todo lo que se pudo para tratar de volver a ese tema, pero no se logró absolutamente nada”, resaltó Juan Luis Arzoz Arbide, presidente de la Caniem.

Descartan monopolio editorial

Ignacio Uribe Ferrari, coordinador de la Comisión de Estadística de la Caniem, y José Calafell, consejo delegado de División de Latinoamérica de Grupo Planeta y vicepresidente del Sector de Libros de la Caniem, también charlaron sobre el impulso que buscan dar desde trincheras como la Ley de Fomento a la Lectura -conocida popularmente como Ley del Libro-, en el que se pueda extender el periodo permitido para establecer un precio fijo y único a los libros en venta, pasando de 18 a 36 meses de duración.

“No se aplica en su totalidad, el precio único tiene una vigencia de 18 de meses, nosotros estamos peleando con la Cámara de Senadores para que crezca a 36 meses como está en otros países. Estos 36 meses es cuando se aplica bien la Ley del Libro, ayuda todas las librerías, editores y lectores, es una ley ganar-ganar”.

Ante las expresiones de descontento que librerías independientes han manifestado al considerar que editoriales internacionales en México han generado sus propios monopolios en la industria, José Calafell, no coincidió con esta postura al detallar que hablar de un monopolio es referirse al control absoluto y del 100 por ciento de la oferta.

“No creemos en absoluto que exista un monopolio, qué porcentaje de participación de mercado parecería que sería el adecuado para hablar de un monopolio, (sería 100 por ciento), no hay editorial en México que llegue, ni de lejos, al 30 por ciento, por lo cual no hay monopolio ni oligopolio”.

¿Hacia dónde va la tecnología en la lectura?

La Caniem destacó que la venta de libros por internet tuvo un crecimiento considerable, resaltando que si bien al inicio de la pandemia esta institución tenía registrados a 18 sitios de venta por internet, ahora hay 80 opciones en línea.

Aunque de momento, por ejemplo, la Caniem no tiene un monitoreo y medición del impacto, plataformas y usuarios de los audiolibros, detallaron que este formato está generando nuevos participantes tanto como editoriales y lectores, además de que cada casa editora también se adentra a nueva posibilidades tecnológicas como la realidad virtual o aumentada conforme a sus capacidades e intereses.

Además, la Caniem aseguró durante el primer trimestre del próximo año se sumarán a reuniones para establecer en qué actividades estarán colaborando con las autoridades gubernamentales y culturales en las actividades que tenga nuestra ciudad como Capital Mundial del Libro en 2022.

Las cifras de libros durante 2020

  • 105 millones de ejemplares producidos, 14 millones menos que en 2019
  • 98.9 millones de ejemplares vendidos (8,469.9 millones de pesos), a diferencia de los 11,233 millones de pesos obtenidos en 2019.
  • Durante 2020, el principal medio de distribución para venta fue encabezado por el Gobierno (45.5%), librerías (22.7%), escuelas (9.3%), autoservicio (3.6%), departamentales (2.0%), internet 1.4% (el cual ha tenido un crecimiento respecto a 2019 de un 96.6%) y ferias del libro en un (0.2%).
     

MQ

Temas

Lee También