Domingo, 25 de Octubre 2020

Garcilaso de la Vega, un precursor de las letras hispanoamericanas

Este 12 de abril se conmemora un aniversario más del nacimiento de Garcilaso de la Vega, el Inca

Por: Jorge Pérez

Fue el primer historiador mestizo de América. ESPECIAL

Fue el primer historiador mestizo de América. ESPECIAL

Garcilaso de la Vega, nacido en Cuzco en 1539 (y fallecido en Córdoba, España, el 23 de abril de 1616), es un autor novohispano que ejerció la historia y la literatura, además de la traducción (tradujo los “Diálogos de amor” de León Hebreo).

Las postrimerías del siglo XV y el comienzo del siglo XVI fueron momentos de debate entre las mentes hispanohablantes, un periodo en el que se cimentó el modo de vida que regiría un par de siglos más con la conquista y la consolidación de la Nueva España. En ese contexto histórico es donde se inserta la obra de el Inca, que tuvo un momento clave en su vida al mudarse desde el actual Perú a España, donde permaneció la mayor parte de su vida.

Nombrado con frecuencia uno de los padres de las letras hispanoamericanas, fue en la península Ibérica donde Garcilaso completó su formación con los autores grecolatinos y los ya para entonces clásicos del medievo. A la par, según consta en su obra, el interés también siguió en la tierra que lo vio nacer, con la lectura de todo lo que llegaba a sus manos sobre el continente americano. Como autor recurrió a dicho material para sus libros de historia, como el título “Historia de la Florida” y jornada que a ella hizo el gobernador Hernando de Soto (1605). A la postre este libro se conoce más por su título acordado, “La Florida del Inca”: en él narra la expedición del español De Soto en la península norteamericana, periplo que emprendió en 1538.

Su condición de criollo (hijo de español y de una princesa Inca) lo orillaron a preocuparse por preservar la historia prehispánica, interés que se ve reflejado en su libro más afamado: “Comentarios Reales de los Incas” (1609), con la continuación tuvo una publicación póstuma en 1617: “Historia general del Perú”. La primera entrega explora la civilización que floreció en la región previo a la llegada de los españoles. En sus nueve grandes fragmentos (nueve libros), Garcilaso expone el modelo de vida, de gobierno y las características de la sociedad del imperio Inca.

La segunda parte retoma la historia con los conflictos sucedidos por la conquista, con las guerras y la lucha entre los indígenas y los invasores. Como parte de su exposición, el historiador lava la cara de su padre ante la historia, al haberse enrolado en un bando rebelde.

Ambos libros, pero sobre todo el primero donde detalla el estilo de vida que desapareció, ocupan un lugar de prestigio en la literatura novohispana. Allende la calidad literaria de Garcilaso, el valor radica en que recoge una época (y al mismo tiempo una épica). Junto con las crónicas en boga durante esos años, otras fuentes primarias que le sirvieron fueron soldados y familiares, con quienes estuvo en contacto para rescatar la memoria de lo sucedido.

Otro libro en su bibliografía es anterior a sus textos más famosos, pese a que permaneció inédito por casi cuatro siglos: “Genealogía o Relación de la descendencia” del famoso Garci Pérez de Vargas. Escrito en 1596, el texto vio la luz hasta el siglo XX: Garci Pérez de Vargas fue su antepasado paterno (remontándose hasta el siglo XIII), militar durante el largo proceso de la reconquista española.

Aunque es menos reconocido mundialmente, Garcilaso de la Vega completa el trío de autores célebres que fallecieron el mismo día, el 23 de abril de 1616 (junto con el dramaturgo y poeta William Shakespeare y Miguel de Cervantes). Otra curiosidad del Inca es que nació con el nombre de Gómez Suárez de Figueroa, pero cambió de nombre en homenaje a su antepasado, Garcilaso de la Vega, poeta del siglo de oro español.

Temas

Lee También