Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019

Fotogalería: Un refugio para los amantes de la música y el baile

Por: El Informador

Entre tacones y zapatos lustrados, los asistentes dan rienda suelta a sus mejores movimientos. El lugar es uno de los pocos donde aún pervive el estilo de disfrutar de la música en vivo. EL INFORMADOR / F. Atilano

Entre tacones y zapatos lustrados, los asistentes dan rienda suelta a sus mejores movimientos. El lugar es uno de los pocos donde aún pervive el estilo de disfrutar de la música en vivo. EL INFORMADOR / F. Atilano

Los músicos son el motor de la fiesta: cumbias, baladas y lo que pidan los clientes salen desde su estrado. EL INFORMADOR / F. Atilano

Los músicos son el motor de la fiesta: cumbias, baladas y lo que pidan los clientes salen desde su estrado. EL INFORMADOR / F. Atilano

En el Centro de la ciudad, en Venustiano Carranza 86, se ubica el recinto que cada domingo recibe a decenas de entusiastas del baile.  EL INFORMADOR / F. Atilano

En el Centro de la ciudad, en Venustiano Carranza 86, se ubica el recinto que cada domingo recibe a decenas de entusiastas del baile.  EL INFORMADOR / F. Atilano

En un espacio que se resiste al paso del tiempo, la música lleva a las parejas a disfrutar la tarde. EL INFORMADOR / F. AtilanoDurante unas horas el fin de semana, el Salón del Músico inunda con sonidos el Centro tapatío y revive con nostalgia otros tiempos. EL INFORMADOR / F. Atilano

En un espacio que se resiste al paso del tiempo, la música lleva a las parejas a disfrutar la tarde. EL INFORMADOR / F. AtilanoDurante unas horas el fin de semana, el Salón del Músico inunda con sonidos el Centro tapatío y revive con nostalgia otros tiempos. EL INFORMADOR / F. Atilano

Durante unas horas el fin de semana, el Salón del Músico inunda con sonidos el Centro tapatío y revive con nostalgia otros tiempos. EL INFORMADOR / F. Atilano

Durante unas horas el fin de semana, el Salón del Músico inunda con sonidos el Centro tapatío y revive con nostalgia otros tiempos. EL INFORMADOR / F. Atilano

Entre canciones y pausas, las parejas se refrescan con cervezas y licores y comen un poco de las botanas que se sirven. EL INFORMADOR / F. Atilano

Entre canciones y pausas, las parejas se refrescan con cervezas y licores y comen un poco de las botanas que se sirven. EL INFORMADOR / F. Atilano

Aunque en su mayoría asisten personas de la tercera edad, el salón recibe a todo tipo de bailarines que busquen gastar las suelas con pasos de baile. EL INFORMADOR / F. Atilano

Aunque en su mayoría asisten personas de la tercera edad, el salón recibe a todo tipo de bailarines que busquen gastar las suelas con pasos de baile. EL INFORMADOR / F. Atilano

Ubicado en el Centro Histórico de Guadalajara, a unas cuadras del Teatro Degollado, el Salón del Músico es uno de los últimos refugios para los amantes del baile. Cada domingo, desde las 17:00 horas, decenas de entusiastas, la mayoría de la tercera edad, se reúnen para dar lustro al recinto con los mejores pasos de baile. Ahí, los meseros se mueven al ritmo de la clientela, que hacen pausa a su cadencia para refrescarse y comer algo de botana. Hay parejas pero también solitarios; hombres y mujeres que buscan romper la rutina y mostrar sus mejores pasos: aquí, a pesar de que la modernidad invadió las formas de diversión, cualquiera es bienvenido. Sólo se trata de dejarse llevar por las notas musicales.


 

Temas

Comentarios