Lunes, 20 de Enero 2020

Felipe Leal siembra la semilla de la “Arquitectura”

Impulsado por el Seminario de Cultura, presenta una breve publicación en donde explica las bases de su disciplina de manera accesible para cualquier tipo de lector

Por: El Informador

Leal describe la arquitectura como un arte con fuerte aspecto social, que tiene el objetivo de “celebrar la vida humana”. EL INFORMADOR/F. Atilano

Leal describe la arquitectura como un arte con fuerte aspecto social, que tiene el objetivo de “celebrar la vida humana”. EL INFORMADOR/F. Atilano

El arquitecto mexicano Felipe Leal llegó a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) para presentar “Arquitectura”, una breve publicación en donde Leal explica las bases de su disciplina de manera accesible para cualquier tipo de lector. “Arquitectura” es parte de una serie de libros que el Seminario de Cultura Mexicana ha publicado para ofrecer textos introductorios a las distintas disciplinas que practican sus miembros.

“La idea es sembrar la semilla del conocimiento y difundir el saber en las diferentes partes del país. Los miembros del seminario, que incluyen artistas, humanistas y científicos, cada uno hizo un libro pequeño de más o menos 60 o 70 páginas explicando nuestra disciplina de forma sucinta, asequible y clara”, compartió en entrevista.

Leal describe la arquitectura como un arte con fuerte aspecto social, que tiene el objetivo de “celebrar la vida humana”, la cual merece que, así como hay personas que saben de literatura, cine o música sin necesariamente dedicarse a estas artes, también haya gente que pueda interesarse por la arquitectura sin necesariamente desempeñarla. Defiende que se trata de un arte que puede despertar las mismas emociones que un libro, una película o una canción.

“A través del lenguaje del espacio, puedes leer a las ciudades y sociedades: cómo están distribuidas, cómo funcionan, si están ordenadas, si tienen un pasado lejano o si son relativamente recientes. Es una invitación a poder leer el espacio y comprender la historia a través de él. Y no solo eso, hay jardines, templos, patios que están diseñados para sublimarte, para despertarte emociones”.

El arquitecto advierte que para hacer lo anterior es necesario detenerse y tomarse el tiempo para observar los espacios que habitamos; así mismo advierte que el ritmo de la vida contemporánea rara vez lo permite. De la misma manera, Leal también percibe un menor interés estético en muchos edificios actuales, donde toda la atención está puesta en la funcionalidad.

“Casi no tenemos tiempo para detenernos. El tránsito entre un espacio y otro es vertiginoso y nos falta capacidad de observar. Hay que darse el tiempo de hacerlo y maravillarse. Sin embargo, también hay muchos ‘no lugares’ como bancos, oficinas, terminales de transporte. Son sitios que no generan arraigo, no producen nada, sitios indefinidos e impersonales. Son estos espacios los que hay que combatir”.

¿Por qué hay que combatir esta clase de lugares? Leal explica que la relación entre un espacio y las personas que lo habitan es importante y tiene efectos en el estado de ánimo de quienes lo habitan, por lo que “mientras más conozca la gente de arquitectura, mejores ciudades va a haber”, finaliza.

Temas

Lee También