Viernes, 09 de Diciembre 2022

LO ÚLTIMO DE Cultura

FIL 2021: Restauración de Ave Barrera sacude la feria de Guadalajara

"Escriban y disfruten también de la magia de escribir libre, sin compromiso y sin temores", dice Ave Barrera, una de las escritoras tapatías más buscadas en la FIL 2021

Por: Cynthia Márquez

La escritora tapatía Ave Barrera posa en el stand de Paraíso Perdido durante la FIL 2021. EL INFORMADOR / CYNTHIA MÁRQUEZ

La escritora tapatía Ave Barrera posa en el stand de Paraíso Perdido durante la FIL 2021. EL INFORMADOR / CYNTHIA MÁRQUEZ

La escritora Ave Barrera fue una de las autoras mexicanas más buscadas durante la Feria Internacional del Libro (FIL) 2021 en Guadalajara, luego de su más reciente publicación, “Restauración”, en 2019. Con una vida empapada de las letras, la autora tapatía nos permitió entrar a su mundo en una entrevista exclusiva. 

Ave Barrera nació en 1980 en Guadalajara, Jalisco. Estudió Letras Hispánicas en la Universidad de Guadalajara y obtuvo la maestría en Letras Modernas Portuguesas en la UNAM. 

Durante su carrera ha sido galardonada con diversos premios, entre los que destaca El Premio Latinoamericano Sergio Galindo con la obra "Puertas demasiado pequeñas". 

Ave Barrera: la entrevista 

¿Quién es Ave Barrera?

Bueno, pues me gusta pensar que, primero, soy una mujer que vive en la montaña con su gato, su perro y sus plantitas, y me gusta pensarme así pero, bueno, también hay que reconocer que trabajo todo lo que se pueda trabajar alrededor del mundo de la literatura, soy una apasionada de la literatura, y me gusta mucho editar libros, escribirlos, disfrutarlos, gozarlos, vivirlos, en toda su expresión. 

¿Cómo supiste que querías ser escritora?

Yo creo que la profesión me fue llamando poco a poco y también fue una relación complicada porque al principio por supuesto que llegué de adolescente a la literatura, me fascinó y me asusté, me espanté y me fui por las ramas, como muchos, y después fui regresando porque era algo que estaba ahí, quizá es predestinado o algo así, pero fue como ir reconociendo mi amor por la literatura y se fue estrechando cada vez más ese reconocimiento y ese vínculo. 

Has publicado un montón de obras, novelas que han sido premiadas tanto infantiles como para adultos, además de que eres traductora. ¿Qué se siente saber que además de crear y publicar, tus obras son tan leídas por el público?

Pues no son muchos, no es mucho todavía lo que he escrito, podría haber escrito más y siento que me falta mucho todavía por aprender y por escribir pero cada uno de los libros que he escrito sí ha sido a partir de una necesidad de que exista ese libro. Es como el libro que yo quisiera leer, que yo necesito que exista para explicarme algo a mí misma, y entonces el hecho de que ese libro le funcione también a un lector o a muchas lectoras y que empiece a dialogar con otros, con otres, es super interesante, y es muy, muy, bonito porque es como abrir un diálogo, como expandir.

Es algo muy mágico, es como una cosa de magia porque es como si se abriera. Uno piensa que el libro es para uno mismo, para explicarse algo a sí mismo, y de repente se abre ese panorama del diálogo y explota, es como si explotara, y es muy, muy lindo. 

¿Además de ser escritora realizas otras actividades?

Pues tengo un huerto que apenas empecé el año pasado, aprender a cultivar la tierra y me fascina. Me gusta mucho trabajar con la materia, con libros de artista y con cosas materiales: me gusta mucho coser, bordar, todo lo que implique las manos pero, bueno, eso es como un hobbie. Y como trabajo, pues mi verdadero trabajo, de donde pago la renta, es mi trabajo como editora. Llevo a cabo el cuidado editorial de las ediciones de la Colección Vindictas de la UNAM y pues ha sido también todo un descubrimiento para mí entablar como esa relación con otras autoras del pasado que me alimenta muchísimo y me abre como todo ese linaje del pasado. 

Hablando de tu obra publicada, ¿hay alguna que le tengas más cariño?

Las quiero a todas, desde mi novela infantil que se llama “Una noche en el laberinto”, que está en Editorial Edebe y que es una novelita infantil para niñas de menos de 12 años y que habla acerca de la libertad y de la relación entre la hija pequeña y la madre. Me encanta esa novela pero también “Puertas demasiado pequeñas”, que fue mi primera novela para adultos y obtuvo el premio Sergio Galindo. La sigo queriendo mucho y me sigue gustando y sigo estando muy satisfecha con ella, y la vuelvo a leer y digo: “Ay, sí, sí está chida”, no me arrepiento de nada. Y también los libros infantiles, me gustan mucho y ha sido muy bonito trabajar con ilustradores.  

Y, bueno, “Restauración” que ha sido la más reciente hasta ahora. Me ha dejado grandes, grandes, satisfacciones porque he podido conectar con lectoras y lectores que yo nunca había imaginado. 

Si tuvieras que hacer un resumen de “Restauración”, ¿de qué dirías que va la novela? 

Es una novela compleja, aunque no es complicada, pero es compleja porque tiene muchos niveles de lectura y hay muchas historias atrapadas ahí. Si pudiera simplificar mucho, mucho, la historia diría que es la historia de una casa deteriorada, que podría leerse como una historia de terror, de una casa embrujada, que guarda en su interior muchas historias y que al momento en el que la protagonista la va reconstruyendo, va reconstruyendo también las historias de la memoria de la casa, pero esas historias tienen mucho que ver con la desmitificación del amor romántico, la violencia de género, con los abuso del poder entre hombres y mujeres y que cuestiona cada una de esas historias, cuestiona los sistemas hegemónicos, el poder, y en muchos niveles. Por eso digo que es compleja pero no complicada de leer. 

En el marco de la FIL,  ¿qué nos recomendarías comprar o leer?

Es que hay tanto que uno luego no sabe ni por dónde empezar. Yo diría que sí es una muy buena pregunta porque muchas veces los que tienen mayores posibilidades de promover y hacer marketing en torno a una obra literaria son las editoriales grandes y aquí lo vemos muy claramente en la FIL. Los stands más grandes, los que tienen una pose más aparatosa para exponer los libros, jalan más lectores y no siempre es lo mejor que podemos encontrar en literatura. A veces sí, pero no siempre. 

Escriban y disfruten también de la magia de escribir libre, sin compromiso y sin temores"

Entonces, mi sugerencia es que se vayan a las editoriales pequeñas, a las editoriales independientes como Impronta, como ffaauunnaa, como Paraíso Perdido, y que encuentren o busquen con mucho cariño en esas editoriales esa rara avis que les va a cambiar la vida. Es mucho más probable que se encuentren algo muy especial en una editorial independiente que le dedicó mucho cariño a seleccionar una obra que este aparato editorial comercial monstruoso que ofrece entretenimiento de stack. Entonces, yo les sugiero que se vayan a las editoriales independientes a encontrar la rara avis que los está esperando

¿Hay algo más que tú quieras personalmente compartir?

Yo siempre invito a todos a que se dejen seducir por la literatura, por el encanto y la magia de la literatura, pero también de la escritura. Estoy segura, completamente segura, de que la escritura es para todos los seres humanos, para todos los seres vivos pero, bueno, la escritura humana es para los humanos, para todos, todos, todos, para todes, y a veces sentimos que no tenemos derecho a escribir porque los que escriben es por algo. Y yo digo que no, que todos tenemos derecho a la escritura y que la escritura nos alivia y nos ayuda a pensar a absolutamente todas las personas, entonces escriban y disfruten también de la magia de escribir libre, sin compromiso y sin temores. 

CM

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones