Viernes, 14 de Mayo 2021

En busca de un Grammy para la mexicanidad musical

El ex director titular de la OFJ, Marco Parisotto, y el compositor Juan Pablo Contreras, tienen en la bolsa una nominación para la versión latina de los premios más importantes de la industria musical; ellos nos comparten el camino que los ha llevado a un paso de ganar este reconocimiento

Por: Jorge Pérez

Juan Pablo Contreras. Por su composición en “Mariachitlán”, el músico está nominado a Mejor arreglo en los Grammy Latinos. CORTESÍA / J. Contreras

Juan Pablo Contreras. Por su composición en “Mariachitlán”, el músico está nominado a Mejor arreglo en los Grammy Latinos. CORTESÍA / J. Contreras

Pocos meses después del lanzamiento del álbum “Mariachitlán”, Juan Pablo Contreras fue nominado al Grammy Latinos (a celebrarse el 14 de noviembre en Las Vegas) en la categoría de Mejor arreglo, por la composición del tema que da nombre a la placa. El disco incluye las composiciones “El laberinto de la soledad”, “Mariachitlán” y “La pirámide del Sol”, todas interpretadas por la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) con batuta del entonces director titular, Marco Parisotto. Como solista al piano está Abdiel Vázquez.

El músico tapatío comentó su reacción: “Increíble, no me esperaba la nominación, para nada. No pensé que llegaría a mi carrera en esta etapa. Es un privilegio y un honor. Estoy contento de que sea con ‘Mariachitlán’ en la categoría de mejor arreglo (mejor orquestación en mi caso, al hacer la composición y el arreglo)”. Marco Parisotto comentó sobre la nominación: “Me siento muy complacido con este resultado. Juan Pablo ha trabajo muy duro para estar donde está, y haber sido parte de todo este esfuerzo que ahora desemboca en esta nominación me llena de gusto y sé que lo motivará a seguir esta espiral ascendente en su carrera como compositor”.

“Mariachitlán”. El disco que los ha llevado a ser nominados en los Grammy Latinos 2019.  CORTESÍA / J. Contreras

Actualmente Contreras está en México para promocionar la pieza: “He estado en una gira nacional con siete orquestas que la están interpretando, son once conciertos. La gira termina el 17 de octubre en el Teatro Degollado con la Orquesta Filarmónica de Jalisco; vamos a presentar el disco completo. Estoy sorprendido y agradecido, también por lo que significa: me interesa poner en alto el nombre de México en música clásica. Son premios que reciben músicos de muchos géneros, rock o pop. Es gratificante ver que ‘Mariachitlán’ y la música clásica pueden estar en cualquier playlist, en cualquier plataforma y que la gente la escuche. Es un escaparate más visible, hace falta eso: que sepan que la música clásica puede ser más digerible, más directa para el público. Mi misión es romper esa idea de que tiene que ser difícil: el disco es festivo y celebra nuestra cultura”.

Juan Pablo recordó cómo comenzó su vínculo con la OFJ: “Tengo una relación colaborativa con la orquesta desde el 2013, cuando tocaron ‘El laberinto de la soledad’. Desde entonces han tocado mis obras. En 2016, cuando lanzaron el Concurso Nacional de Composición, escribí ‘Mariachitlán’ como un homenaje a Jalisco”.

Después llegó la propuesta de grabar un disco. Para ello recaudó fondos con tres becas: Proyecta Producciones de la Secretaría de Cultura de Jalisco, del Fonca y un premio de la Universidad del Sur de California: “Con esos apoyos se hizo la producción. Grabamos el disco, una vez terminado se lo presentamos a Universal Music México. La gran sorpresa fue que no sólo aceptaron grabar el disco: también me firmaron como artista en la disquera. Soy el primer artista clásico de Universal Music México; es una maravilla, haremos más producciones. Es un triunfo para el ámbito de la música clásica en nuestro país, que se vea que es actual y de relevancia, puede tener el mismo escaparate de cualquier otro género”.

Las tres obras del álbum tocan temas nacionales. Para ‘El laberinto de la soledad’ se inspiró en el libro homónimo de Octavio Paz, donde reflexiona sobre la mexicanidad: “Me interesa mucho proponer un nuevo sonido de la música ed nuestro país: lo que tiene ese libro es la pregunta: ¿Qué significa ser mexicano? Me interesó mucho con mi música responder qué significa ser un compositor nacional en el siglo XXI. Combina elementos de la música folclórica, de mariachi, de banda, recuerdos de la música indígena, todo mezclado con la música clásica. Somos herederos de un gran pasado indígena y español, y a la vez somos únicos”.

Marco Parisotto. La interpretación de la Orquesta Filarmónica de Jalisco (OFJ) bajo la batuta del director,  también está nominada. En la imagen, uno de los ensayos para grabar “Mariachitlán”. EL INFORMADOR

La composición ‘Pirámide del Sol’ se vuelca a nuestra época prehispánica: “En mi investigación encontré que Teotihuacán fue el primer lugar donde se practicó juego de pelota: es una narrativa sonora del juego, se oye el juego que se practicaba al frente de la pirámide, hay una ofrenda, el sacrificio, termina con una danza emplumada. La inspiración nació de imaginarse al piano en el centro rodeado de la orquesta, tal cual como la arquitectura en Teotihuacán, con la pirámide en el centro rodeada de la civilización”.

El pianista Abdiel Vázquez, solista en la obra, estudió en la Manhattan School of Music, donde Contreras hizo su maestría: “Lo conocí y me propuso escribirle un concierto de piano. Gané una beca del Fonca de Jóvenes Creadores. La estrenamos en Bellas Artes”. Con la selección de las tres obras, Contreras quiso que “el disco fuera un viaje a través de la historia de México: el prehispánico con ‘Pirámide del Sol’, el que busca construirse como nación con ‘El laberinto de la soledad’ y el moderno y festivo con ‘Mariachitlán’. Fue una coincidencia que tuviera estas tres obras, lo interesante ha sido el reto de traducir a música a qué suena México y cómo ha evolucionado nuestro país con la historia musical”.

En conexión

Marco Parisotto comentó sobre el vínculo con el compositor mexicano: “Tenía el deseo de programar y promover el quehacer de compositores del Estado de Jalisco. En mi búsqueda, el ingeniero Arturo Gómez Poulat me mostró una partitura de Juan Pablo (‘El laberinto de la soledad’). La partitura me pareció una obra excelente y que me hizo descubrir a un joven compositor con gran talento. De ahí surgió la idea de juntarnos y desarrollar proyectos”.

Marco fue jurado en el concurso de composición en el que Contreras inscribió “Mariachitlán”. Del álbum, comentó: “Grabar un disco con obra integral (orquestal) de Juan Pablo, fue el siguiente paso en esta fructífera colaboración. Este trabajo fue una experiencia maravillosa ya que hubo en todo momento un gran entusiasmo y profesionalismo de todas las partes involucradas. Juan Pablo estuvo presente en cada sesión trabajando de la mano conmigo, con nuestro director asistente, el maestro Enrique Radillo y el fabuloso ingeniero de sonido, Phil Rowlands. Tuvimos asimismo el apoyo, desde luego de las autoridades, y de Pepe Pérez, quien nos facilitó el uso de la Sala Moncayo en Palcco para esta grabación”.

El director dejó la titularidad de la OFJ en 2018, al concluir la administración estatal. Tras su experiencia, afirmó que buscará seguir promoviendo músicos y compositores mexicanos: “Mi paso por la OFJ me permitió conocer a artistas muy destacados Desde mi trinchera y en compromisos futuros en el extranjero siempre continuaré promoviendo el talento de estos jóvenes, como lo hice en diciembre pasado con la invitación como solistas con mi orquesta en Ontario, a los cantantes César Delgado y Carlos López. Y como lo haré, trabajando por segunda vez en Canadá, con la extraordinaria pianista tapatía, Daniela Liebman en enero próximo”. Además, agregó el director de orquesta, “La OFJ y Jalisco están siendo promovidos a nivel internacional, a través del documental que filmamos con el afamado guitarrista Pavlo, ahora al aire a través de PBS”.

Tapatío

Temas

Lee También