Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 16 de Febrero 2019

El tributo a un escritor modernista portugués

En su paso por Guadalajara el profesor de literatura portuguesa y brasileña en la Universidad Estatal de San Diego, Ricardo Vasconcelos, abordó la antología publicada por el FCE sobre Mário de Sá-Carneiro

Por: Jorge Pérez

El tributo a un escritor modernista portugués

El tributo a un escritor modernista portugués

El Fondo de Cultura Económica publicó este 2018 una antología de la obra de Mário de Sá-Carneiro (1890-1916), figura capital de la literatura portuguesa del siglo XX. Con el título de “Un poco más de azul: antología literaria” con traducción de Nicolás Barbosa López, el prólogo estuvo a cargo de Ricardo Vasconcelos (profesor de literatura portuguesa y brasileña en la Universidad Estatal de San Diego).

Vasconcelos pasó por Guadalajara para presentar la antología, de la cual platicó en entrevista: “Es una selección de tal vez lo más importante. Es una selección crítica de su poesía, sus dos libros, la novela ‘La confesión de Lúcio’, dos novelas cortas también, incluso una selección de correspondencia de Mário de Sá-Carneiro con Fernando Pessoa, que es obviamente un gran amigo personal pero también su gran interlocutor literario. A principios del siglo XX los dos desarrollan el movimiento modernista portugués. Para los hispanohablantes no significa exactamente lo mismo que el modernismo en español, sino una mezcla de simbolismo y vanguardias”.

Sobre el desarrollo de su obra, Ricardo destacó su estancia parisina: “Mário de Sá-Carneiro se ubicó en París en 1912 y allí vivió hasta el 1916, muere allí cuando se suicida. En ese periodo muy corto, cuatro años, desarrolla una obra literaria muy radical, innovadora. También en parte por su contacto en París con las vanguardias cubistas, futuristas, etcétera. Aunque Pessoa no estaba allí (estaba totalmente en Lisboa), el diálogo que mantienen les permite desarrollar el movimiento de vanguardia portuguesa”.

El intercambio de ideas entre Fernando y Mário fue estimulante para ambos: “Es muy bonito su diálogo, es un diálogo que trata cuestiones literarias, más que de la vida prosaica. Siempre con humor, con mucho sentido del humor. También trata del lado más dramático, con los problemas de Mário de Sá-Carneiro: al principio tenía mucho dinero, estaba bien en París estudiando, o casi estudiando. Y después de su final tan trágico. Es una correspondencia que acompaña el desarrollo de su literatura”.

Ricardo comentó sobre el papel de Sá-Carneiro en la influencia de Pessoa: “Hay que tener en cuenta que aunque hoy pensemos en Pessoa como la figura tutelar de la literatura portuguesa del siglo XX, o quizá general, en ese momento Sá-Carneiro (que era dos años más joven) ya era un autor publicado, tenía mucho público, mientras Pessoa escribía para sus cajones, sus arcas. En ese diálogo se ve que Sá-Carneiro quería hablar con algunas personas para su amigo, le decía que tenía que publicar con su propio nombre, ‘deje de publicar solo ensayos y publique su poesía’”.

Vio la evolución de Pessoa

Conforme avanza la amistad y la obra de cada uno, Mário detecta el talento y la evolución de Fernando: “En determinado momento, cuando Pessoa desarrolla sus heterónimos, queda muy claro para Mário la vitalidad y la genialidad del discurso de Fernando y le dice ‘Creo que nosotros somos los dos más grandes escritores que tenemos, pero usted, su trabajo está muy lejos de todo lo que yo haya escrito’. Cuando Pessoa escribe la “Oda triunfal al estilo marinetiano”, Sá-Carneiro (que tenía una relación ambigua con esa vanguardia) le dice ‘Ya valió la pena Marinetti, para que se pueda leer esta obra suya. Finalmente el futurismo tiene una cosa buena’.  Es una exageración, pero se muestra muy bien el diálogo. Es un diálogo muy franco, muy directo: si no fuera por eso Mário no habría escrito más de 200 cartas y postales. De Pessoa no sabemos cuántas fueron, porque se perdieron”.

La jovialidad en la correspondencia contrasta con ese sentido trágico que ha caracterizado a la obra de Sá-Carneiro, “más que alegría hay una vitalidad muy grande. Era conocido por ser una de esas figuras muy expansivas, muy comunicativas y que captan la atención de todos. Hace chistes sobre el medio literario, se burla de las personas. Aun cuando habla de su drama personal, cuando se siente fracasado, lo hace de una forma muy caricaturesca. Esas caricaturas no siempre se pueden leer como humor, pero casi siempre tienen una deformación de la realidad que a veces se alcanza por una distorsión expresionista, dramática pero al mismo tiempo rica y con misma vitalidad”.

Se salda una deuda

Con esta edición mexicana se salda una deuda pendiente con los lectores, la de presentar una antología sucinta del autor. En español y en otras lenguas todavía “Quedan muchas cosas: la correspondencia con Pessoa y con otros escritores, es mucho más pequeña con otros. Escribía fácilmente dos cartas por día. Con Pessoa es el gran diálogo epistolar portugués del siglo XX. Su teatro casi nunca se publica, no lo desarrolló tanto, es más de juventud. Al inglés falta una traducción de su poesía: Ted Hughes tradujo un par de poemas, otro más una sección. Tiene imágenes tan arrojadas, tan desafiantes, que la gente no se ha motivado para traducir su poesía”.

SABER MÁS

El título

“Un poco más de azul” es un verso del poema “Casi”, que Mário de Sá-Carneiro incluyó en su poemario “Dispersión” (1914).

Temas

Lee También

Comentarios