Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Domingo, 15 de Julio 2018

El segundo aire de Sergio Ramírez

El reciente ganador del Premio Cervantes reflexiona sobre la importancia del galardón y presenta una nueva obra

Por: El Informador

El autor nicaragüense no termina aún de contestar las felicitaciones que lo inundaron cuando el Ministro de Cultura de España lo anunció como el ganador del Premio Miguel de Cervantes 2017, al instante, Sergio Ramírez sabía lo que se le avecinaba, “una avalancha de llamadas telefónicas y peticiones de entrevistas”, cuenta en entrevista con este medio.

Igualmente, le embargó “una sensación desconocida, sabía que mi vida estaba dando un giro, un premio de esta magnitud cambia, no me cambia a mí como persona ni tampoco cambia mi escritura, pero sí cambia las circunstancias”. Agrega, que hay diferentes maneras de reaccionar ante un premio tan prestigioso:

“Hay dos maneras de ver un premio como éste. A la edad que tengo, 75 años, uno podría decir ‘bueno, hasta aquí llegué, ya es suficiente, ya tengo un premio prestigioso, ya me siento a descansar en mi gloria literaria’. Sin embargo, para mí es como alguien que recibe corriendo el segundo aire, como se dice en atletismo, por lo que quiero seguir escribiendo, porque el hecho de escribir no termina nunca, dura hasta que uno se muere, y yo eso es lo que pienso, seguir haciendo lo que he hecho siempre, escribir”.

"Un premio como éste, viene a reafirmar al país su orgullo de productor de escritores".

Por otro lado, cabe destacar que Sergio Ramírez es el primer nicaragüense, y en extensión, centroamericano, en recibir el Premio Miguel de Cervantes, por lo que la felicidad arribó al país “como si la lotería literaria hubiera caído a acá. Yo creo que este premio ha recaído en aquellos países más grandes que tienen más escritores. Además está el hecho de que un año le toca a España y otro a Latinoamérica, entonces son 21 países que compiten cada dos años por este premio, entonces no es tan sencillo”.

Además, resalta que en Nicaragua “hay un gran respeto por los escritores, sobre todo por los poetas, respeto que comienza por la herencia de Rubén Darío, nadie lo discute, ningún partido político se lo apropia, es lo más universal que hay en Nicaragua, es el sentimiento nacional. Entonces, de él se hereda una consideración a los poetas, nunca son vistos de menos, como inservibles o como prescindibles. Los poetas son en mi país esenciales a la cultura. Así, un premio como éste, viene a reafirmar al país su orgullo  de productor de escritores”.

La ficción sobre todo

Sergio Ramírez recién publicó la novela “Ya nadie llora por mí”, donde continúa con la historia del inspector Dolores Morales, una trama de ficción, pues regresar a la memoria política como alguna vez lo hizo con “Adiós Muchachos” (1999), “no es algo que me atraiga tanto como lo hace el inventar. Yo ya conté lo que tenía que contar de mi vida”.

En la ficción, Ramírez encuentra la libertad, “porque uno entra en un plano con sus personajes, y éstos actúan, piensan y sienten de distinta manera. Me gusta ser un creador. Es una capacidad divina, el escritor se convierte en un pequeño Dios de su universo”.

 

 

Temas

Lee También

Comentarios