Miércoles, 19 de Febrero 2020

El Teatro María Teresa va por su tercer aire

El recinto se abrió en 1912, sin embargo, cerró a mediados del siglo pasado; ahora, Mauricio Cedeña y Lupita Ángel lo restauran y equipan para convertirlo nuevamente en un espacio cultural

Por: El Informador

Teatro María Teresa. El recinto se ubica en el barrio Capilla de Jesús, en el Centro de Guadalajara. EL INFORMADOR / F. Atilano

Teatro María Teresa. El recinto se ubica en el barrio Capilla de Jesús, en el Centro de Guadalajara. EL INFORMADOR / F. Atilano

Revivir la época dorada que el Teatro María Teresa tuvo desde su apertura en 1912 es el reto que aceptó el actor, director y productor Mauricio Cedeño, quien junto a su pareja Lupita Ángel, han puesto manos a la obra para restaurar y equipar lo que será la tercera etapa de vida de este recinto situado en el barrio Capilla de Jesús, en el Centro de Guadalajara.

Cedeño señala que el Teatro María Teresa se encuentra en condiciones de ser acondicionado para que nuevamente se abra como un espacio escénico y dispuesto a impulsar a la comunidad artística de la ciudad, por lo que desde hace aproximadamente seis meses comenzó la primera etapa de remodelación de este inmueble ubicado en la calle Cruz Verde 119.

Tras su primera apertura y varios años de actividad, el teatro volvió a cerrarse y fue hasta el 22 de septiembre de 1929 cuando nuevamente abrió sus puertas, no solo para dar paso a las disciplinas escénicas, pues el cine también llegó a sus muros.

Mauricio Cedeño. El actor, director y productor detalla que Guillermo del Toro realizó un donativo que llevó a más personas a apoyar para la recuperación del teatro. EL INFORMADOR / F. Atilano

“Su última actividad cultural fue en 1938 y volvió a cerrar, no sé cuánto tiempo, pero posteriormente se convirtió en una pista de patinaje. Sabemos -que la finca principal, ahora una mueblería- tenía más terreno a los lados, pero esto se convirtió en la sala de exhibición de esa mueblería. Cuando muere el dueño de la mueblería, sus hijos heredan el espacio, entonces Eduardo del Castillo y su esposa Margarita deciden devolver al teatro a su vocación original”, detalla.

Mauricio, quien en recientes años ha impulsado el teatro musical con producciones como “National Pastime” -galardonada en la Muestra Estatal de Teatro 2017- comparte que revivir al Teatro María Teresa implica distintos desafíos: desde la recaudación de fondos para su restauración y acondicionamiento, atraer y generar nuevos públicos, posicionarse en la oferta cultural del barrio y la metrópoli y, sobre todo, ganarse la confianza de directores, productores y actores que deseen sumarse al proyecto desde distintas trincheras creativas.

“Tener nuestro propio espacio nos permite tener producciones al nivel que nosotros queramos durante el tiempo que queramos, sin tener que sacrificar ningún porcentaje de taquilla y generar trabajos con mejores sueldos”, explica Mauricio al detallar que otro de los pilares del proyecto es que la comunidad artística pueda tener mejores condiciones para la difusión y retribución de su trabajo.

Respaldo barrial

Mauricio Cedeño explica que la oportunidad de integrarse a este proyecto surgió gracias a uno de los hijos de la familia propietaria de la finca, quien decidido a recobrar la belleza y legado de este recinto, comenzó a “dar una manita de gato” a la fachada que nuevamente presume las letras doradas que caracterizaron al Teatro María Teresa y que durante décadas significaron un núcleo artístico en la antaña Guadalajara.

“Me parece que este barrio es sumamente pintoresco, tiene un montón de historia en la ciudad, en donde no solo ha surgido mucho movimiento comercial, también cultural. Lo que necesitamos es que se reactive culturalmente el barrio, muchos vecinos se han acercado para ver cómo pueden ayudar”.

Tras abrir un fondo de recaudación a través de la plataforma digital Kickstarter durante 45 días, el proyecto comenzó a manifestar la voluntad tanto de artistas como de vecinos de Capilla de Jesús para consolidar su apertura; de boca en boca y de clic en clic, el Teatro María Teresa avanza en su renovación con donaciones desde 18 pesos hasta el respaldo del cineasta Guillermo del Toro.

Mauricio recuerda que la intención inicial solamente fue etiquetar en Twitter al famoso director y ganador de diversos premios Oscar para que, si había suerte ese día, los ayudara a replicar el mensaje; además de un “retuit”, Guillermo del Toro se manifestó otorgando una donación que ha ayudado a que el teatro cada vez se acerca más a su gran reapertura.

“Guillermo aportó y eso disparó a más donaciones. Cuando una persona con ese poder de convocatoria comparte una publicación te puede ayudar a conseguir lo que falta y él donó, no solo compartió, yo no lo podía creer. Le escribí agradeciéndole, que esto es importante para nosotros. Guillermo me contestó diciendo que ojalá pudiéramos abrir funciones gratis para la colonia, algo que es muy de él y lo queremos hacer con nuestras producciones”.

Igualmente, considera que al término del primer trimestre de este año el teatro pueda dar sus primeros pasos y presumir la restauración y acondicionamiento que se le ha dado a los camerinos, escenario, recibidor y cabina de iluminación, por ejemplo.

“Vamos como al 75% de esta etapa, tendremos otras dos o tres más. Estamos vistiendo al teatro con piernas, cámara, luces de camerinos y el oscurecimiento total de la sala para que no se cuele nada de luz. Nos falta la gradería para butacas, cafetería y adornar, entre otras cosas. Tenemos pensado hacer un homenaje a todas las personas que han hecho teatro, música y danza, que han marcado a la comunidad artística de la ciudad, una placa para agradecer a quienes nos han apoyado”.

Reflexión y risas

Mauricio Cedeño no duda en replicar aquel dicho de que el teatro es reflejo de la sociedad, y aunque considera que el perfil del Teatro María Teresa se enfocará en apostar por producciones que hablen abiertamente de lo que acontece en las calles, dar apertura a propuestas que solo tengan la intención de brindar un buen momento de carcajadas y relajación al público también será una prioridad, además de ofrecer este espacio a otras manifestaciones artísticas como la danza, la literatura y lo que se sume en el trayecto.

“Queremos teatro de muchísima calidad, de texto y musical. Haremos una curaduría muy cuidadosa, no puede entrar una obra que no tenga derechos de autor, por ejemplo. Abriremos convocatoria para programar, que haya también teatro para niños, bebés, musicales, de texto, todo aquello que vaya con nuestra visión del teatro. El teatro también es entretenimiento, no solo tiene esa labor social, también tiene la humana, de diversión y esparcimiento”.

Tapatío

Temas

Lee También