Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Miércoles, 26 de Junio 2019

El Señor de la Misericordia

Así en Tepatitlán al correr de los años la fiesta religiosa era en abril y la fiesta cívica en septiembre; y en 1971 se tomó la decisión de unificarlas

Por: Elba Gómez para la señora Maya Navarro

La escultura fue trasladada a Tepatitlán, y así Pedro Medina, con el apoyo de Pantaleón Leal y la comunidad, comenzó la construcción de su santuario de 1842 a 1852. CORTESÍA

La escultura fue trasladada a Tepatitlán, y así Pedro Medina, con el apoyo de Pantaleón Leal y la comunidad, comenzó la construcción de su santuario de 1842 a 1852. CORTESÍA

«Al que con pío fervor le han tejido su gesta,

entre aromas de puro incienso y procesiones,

maitines, y castillos y alabanzas en pregones,

el milagroso cristo de mi pueblo está de fiesta. »

                                                                     E.G.

La imagen del cristo crucificado con la advocación de el Señor de la Misericordia que se venera en su santuario en la ciudad de Tepatitlán, es, según la tradición oral, producto de un milagro cuya aparición llenó de devoción a los habitantes de la comarca. Su historia se remonta hasta el siglo IXX, específicamente al 6 de septiembre de 1839 cuando Pedro Medina, un campesino avecindado en el rancho El Durazno observó un resplandor proveniente de un predio cercano, la barranca de Las Varas en las faldas del Cerro Gordo, se dirigió hasta ahí y comprobó que esa luz salía de un encino cuyo tronco y ramas asemejaban un crucifijo. Cortó el árbol y lo llevó a su casa donde llegaron sin saber a ciencia cierta cómo, dos escultores; y en un mes dieron forma a lo que hoy conocemos como el cristo milagroso de Tepatitlán.

La escultura fue trasladada a Tepatitlán, y así Pedro, con el apoyo de Pantaleón Leal y la comunidad, comenzó la construcción de su santuario de 1842 a 1852, y fue precisamente este año el 29 de abril que la efigie fue sacada en procesión, dando inicio así la tradición que año con año se ha venido dando desde hace 180 años, con la excepción del tiempo del conflicto cristero. El 30 de abril de 1852 fue la consagración y desde esa fecha se celebra la festividad al santo patrono hasta donde llegan miles de feligreses a implorar un milagro dejando evidencia en cientos de exvotos que aún se pueden apreciar ahí mismo en sus instalaciones.

Así en Tepatitlán al correr de los años la fiesta religiosa era en abril y la fiesta cívica en septiembre; y en 1971 se tomó la decisión de unificarlas y quedó instaurada a partir de entonces como una feria pagana y religiosa donde al cobijo de la procesión del cristo se dan cita miles de personas.

“La advocación de el Señor de la Misericordia enfocado como tal es una acción de confianza y su devoción es un género de la vida cristiana y en el caso de Tepatitlán, es elemental remitirnos a la herencia cultural que hemos recibido de generación en  generación por sus múltiples milagros. Tepatitlán representa un ícono del turismo religioso para el estado de Jalisco por la cantidad de devotos y manifestaciones en torno al cristo milagroso movidos por la fe; pero también dejando una importante derrama económica de gran impacto.”

José Luis Íñiguez Gámez, Director General de Turismo Religioso del Estado de Jalisco.

Los eventos en torno en la feria van desde actos religiosos como la procesión del cristo por las calles de la ciudad, novenario, castillos, peregrinaciones y conciertos. Culturales, como un simposio de escultura en madera, jornadas martinianas (en torno a la obra de Martín Ramírez), obras de teatro, exposiciones de pintura y escultura, lectura colectiva,  música, charrería y tauromaquia. Deportivos, como encuentros de futbol, carreras amateur de vehículos, carreras pedestres y torneos de artes marciales. En lo que respecta a eventos populares, el certamen de belleza, bailes masivos, núcleo de la feria, palenque y exposición ganadera.

Un acontecimiento importante dentro de esta feria es la entrega de la presea 30 de Abril a un personaje destacado y en esta ocasión el galardonado será don Luis Gutiérrez Medrano. Se reconocen también ese mismo día a tepatitlenses que hayan emigrado y hayan desarrollado una labor para beneficio de sus semejantes, este año el reconocimiento al hijo ausente lo recibirán Gerónimo Hernández Maldonado (post mortem), y Maya Navarro de Anda.

En este 2019 la llamada Feriabril se llevará a cabo del 21 de abril al 5 de mayo y en el que infinidad de eventos habrán de llevarse a cabo tanto en el ámbito religioso como pagano. Autoridades religiosas, municipales y comité de feria, homologan voluntades para que la festividad sea un evento que reúna a los tepatitlenses en torno a un motivo común, el Señor de la Misericordia.

Temas

Comentarios