Lunes, 23 de Mayo 2022

LO ÚLTIMO DE Cultura

Diébédo Francis Kéré gana el Pritzker 2022

Originario de Burkina Faso, representa la voz de la arquitectura social del continente africano

Por: El Informador

Nunca en mis sueños más fantasiosos, pensé que este trabajo que hago como servicio a mi pueblo (...) me llevaría a la fundación Pritzker, por lo que me siento el hombre más feliz de la tierra

Nunca en mis sueños más fantasiosos, pensé que este trabajo que hago como servicio a mi pueblo (...) me llevaría a la fundación Pritzker, por lo que me siento el hombre más feliz de la tierra", dijo Kéré desde su estudio de Berlín. AFP/O. Andersen

El burkinés Diébédo Francis Kéré, elogiado por sus construcciones “sostenibles” al servicio de las comunidades, fue galardonado con el Pritzker 2022, convirtiéndose en el primer africano que obtiene la más alta distinción de la arquitectura.

Conocido por sus construcciones de escuelas, centros de salud, viviendas, edificios cívicos y espacios públicos a lo largo de África, Francis Kéré, como es conocido profesionalmente, es tanto “un arquitecto como un servidor”, dijo en un comunicado Tom Pritzker, presidente de la Hyatt Foundation, que patrocina el evento.

De 56 años con doble nacionalidad de Burkina Faso y Alemania, donde realizó buena parte de su formación, la arquitectura de Kéré “mejora las vidas y experiencias de innumerables ciudadanos en una región del mundo a veces olvidada”, explica la fundación que otorga este Nobel de la arquitectura.

Los edificios de Kéré están pensados para permitir la entrada de la luz, contienen patios y espacios intermedios que permiten combatir las tórridas temperaturas y techos altos con aberturas para que circule el aire. AFP/O. Andersen

La narrativa que proporciona la arquitectura de Kéré “puede ser una fuente de felicidad y alegría continua y duradera”, aseguró el jurado que eligió el trabajo de este arquitecto, que pudo ir a la escuela porque era primogénito del líder de la comunidad de la provincia de Gando.

Sus soluciones arquitectónicas responden a un doble objetivo: la funcionalidad y modernidad de sus estructuras, combatir las temperaturas extremas y garantizar la luminosidad para "colmar una necesidad esencial y redimir las desigualdades sociales".

“Siempre estoy pensando en cómo puedo conseguir lo mejor para mi cliente, para los que se lo pueden permitir y para los que no. Es mi forma de hacer las cosas, utilizar mi arquitectura para crear estructuras para servir a la gente", explica Kéré.

Sus edificios están pensados para permitir la entrada de la luz, contienen patios y espacios intermedios que permiten combatir las tórridas temperaturas y techos altos con aberturas para que circule el aire sin necesidad de aire acondicionado, como los centros educativos y la biblioteca que ha construido en Gando.

Temas

Lee También