Lunes, 29 de Noviembre 2021

Día de Muertos: El día que fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

El Día de Muertos tiene su origen desde antes de la llegada de los españoles a México, en la época prehispánica, entre las culturas originarias como la totonaca, mexica, purépecha y maya

Por: Óscar Ernesto Álvarez Gutiérrez

De acuerdo a la cosmovisión indígena, la muerte no era considerada el fin de la vida, sino el inicio de un viaje al Mictlán (lugar de los muertos). AP / E. Verdugo

De acuerdo a la cosmovisión indígena, la muerte no era considerada el fin de la vida, sino el inicio de un viaje al Mictlán (lugar de los muertos). AP / E. Verdugo

El Día de Muertos fue declarado Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) desde el 7 de noviembre de 2003 y en 2008 la celebración quedó oficialmente inscrita; con ello su fama mundial ascendió.

El Día de Muertos tiene su origen desde antes de la llegada de los españoles a México, en la época prehispánica, entre las culturas originarias como la totonaca, mexica, purépecha y maya. Estas culturas rendían tributo a la muerte, alrededor de la última semana de octubre y la primera de noviembre.

De acuerdo a la cosmovisión indígena, la muerte no era considerada el fin de la vida, sino el inicio de un viaje al Mictlán (lugar de los muertos) en el que el alma del difunto debía sortear distintos desafíos para poder estar frente a Mictlantecuhtli (señor de los muertos) y Mictecacíhuatl (señora de los muertos). Una vez ahí, se otorgaba una ofrenda a las deidades para obtener el descanso eterno.

Con la llegada de los españoles el ritual cambió con la nueva religión. Ahora la celebración del Día de Muertos se realiza desde el 1 y hasta el 2 de noviembre, el primer día dedicado a los niños y el segundo a los adultos o fieles difuntos. Durante la fiesta, se espera el regreso de los seres queridos que han muerto a su hogar y con los suyos, y se les coloca una ofrenda, en un altar, para departir con ellos lo que en el mundo les gustaba. 

La ofrenda a los muertos incluye la visita en sus tumbas, en panteones, para decorar el último de sus recintos, acompañar con música y comida, y colocar flores tradiciones de cempasúchil para que la experiencia de los visitantes sea fraternal y cálida, en familia.

Según la Secretaría de Cultura, "dicha declaración enfatiza su importancia como expresión tradicional y comunitaria que demuestra el carácter pluricultural de México, y como aportación que los pueblos indígenas tienen y han tenido en México".

OA

Temas

Lee También