Domingo, 12 de Julio 2020

Alianza por los libros

Las editoriales Almadía, Sexto Piso y ERA se unen para realizar la campaña Dependientes de lectores, en la que se proponen recaudar dos millones de pesos a través de diversas recompensas
 

Por: El Informador

Eduardo rabasa. El escritor mexicano charla sobre las dificultades que enfrenta la industria editorial. ESPECIAL• FIL GUADALAJARA

Eduardo rabasa. El escritor mexicano charla sobre las dificultades que enfrenta la industria editorial. ESPECIAL• FIL GUADALAJARA

La industria editorial se ha visto golpeada por la pandemia, con el comercio paralizado y las ferias del libro canceladas. Escritores, traductores, diseñadores, correctores, promotores de lectura, libreros y muchos otros actores de la cadena del libro han visto su trabajo peligrar, por ello tres editoriales independientes unen esfuerzos para hacer un llamado a los lectores, con un proyecto en Donadora.org. Almadía, Sexto Piso y ERA se han propuesto recaudar dos millones de pesos con la campaña Dependientes de lectores. A cambio ofrecen varias recompensas: vales de descuento y obra original de Graciela Iturbide, Santiago Arau, Javier Hinojosa y Antonio Turok (fotógrafos), Vicente Rojo, Dr. Lakra y Abraham Cruzvillegas (artistas plásticos).

Eduardo Rabasa, de Sexto Piso, platicó sobre los momentos que viven en la industria editorial: “Es una cuestión muy complicada para nosotros, pero para todo mundo. El sector del libro vive en la dificultad económica general. La totalidad de las industrias y los comercios lo están pasando mal. En el caso del libro es por las razones obvias: están cerradas las librerías, van tres o cuatro ferias del libro que normalmente ya hubieran ocurrido (Xalapa, Oaxaca y la Feria del Libro y la Rosa en la UNAM). Son uno de los principales ingresos del libro”.

Frente a esa carencia de ingresos, “los gastos siguen: nómina, renta, regalías, anticipos, productores, etc. Hacer frente a los gastos ineludibles”. Por ello han buscado estas estrategias de supervivencia.

Retomando el adjetivo que se le da a este tipo de editoriales (independientes), Eduardo comentó el eslogan de la campaña: “Se habla mucho de ser independientes, como las editoriales ERA, Almadía y Sexto Piso. Pero no contamos con los recursos de un gran grupo editorial. Justo la campaña subraya en general que no somos independientes: dependemos de muchos eslabones de la que formamos parte”.

Para Sexto Piso, esta cuarentena ha significado también parar los proyectos en puerta: “Hay libros que imprimimos o que habíamos importado. Alcanzaron a llegar pero están en almacén, no hay condiciones para lanzarlos. Tuvimos que aplazar también varias publicaciones. El problema que tenemos es que todavía no está claro cuándo ni cómo se va a regresar a una operación normal. Quizá en agosto, tenemos estimado”. En conjunto con su filial española, planean lanzar este 2020 entre 10 y 14 novedades: “El resto no se cancela, solo se recorre”.

Un panorama colaborativo 

El perfil de este trío de editoriales es muy diverso en su catálogo, con personalidades distintas, “pero hay una primera gran afinidad en cómo concebimos el oficio editorial, la forma de trabajar los libros, los autores. Otra afinidad es más pragmática: el tamaño, si nos vamos a editoriales más grandes tenemos a los grandes grupos o a editoriales que tienen otras lógicas. No creo que la estén pasando bien, la crisis afecta a todos. Hay también editoriales más pequeñas que tienen otra lógica, quizá no pagan alquiler porque la oficina es la casa, tienen otros trabajos. Y también la están pasando mal”.

En el caso de Almadía, Sexto Piso y ERA, las tres empresas tienen una nómina de colaboradores por pagar, con el esfuerzo de mantener a todo el equipo de trabajo, afirmó Rabasa. Esta alianza entre las editoriales podría seguir, más allá de la cuarentena: “La idea es que sea el comienzo, la punta de lanza de una colaboración más duradera. Hace muchos años nos une una amistad estrecha con las editoriales, con la gente que allí trabaja”.

JL

Temas

Lee También