Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Sábado, 22 de Septiembre 2018
Aunque hay una gran cantidad de casas disponibles en la metrópoli, son pocos quienes pueden costearse una que cumpla aristas como ubicación, espacio y precio. EL INFORMADOR/ARCHIVO
Economía

Vivienda social, una alternativa poco explorada en el Estado

Tlajomulco concentra hasta 40% de las nuevas construcciones, a costos promedio de 240 mil pesos; autoridades deben instaurar un “modelo institucional de producción social de vivienda”, sugiere académico

El Informador

Ante los altos costos de la vivienda con los que se ha encontrado, Rebeca Franco ya considera la posibilidad de vivir en una colonia lejana a su lugar de trabajo, que se encuentra en la zona Centro de Guadalajara. En su presupuesto personal ya contempla que entre 60% y 70% de sus ingresos se irán únicamente al pago de la renta.

“Prefiero ahorrar el dinero en muchas cosas pero pagar el lugar donde vivo… aunque con ese tipo de rentas uno se asusta”, dice. “Una casa con tres recámaras y dos baños está a 10 mil pesos, y si te va bien. Si quieres vivir en un lugar céntrico y seguro para tus hijos te tienes que fregar y aceptar un precio con el que no estás de acuerdo”.

De acuerdo con las investigaciones de Alejandro Mendo, profesor del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), Tlajomulco concentra hasta 40% de las nuevas construcciones inmobiliarias, con costos promedio de 240 mil pesos. Sin embargo, ese municipio ha registrado problemas en otorgar servicios y conectividad de transporte a sus desarrollos residenciales.

Zapopan ocupa el segundo lugar, con 24% de vivienda disponible. Aunque allí las casas tienen una apreciación mucho mayor, con cifras desde 880 mil hasta 1.2 millones de pesos. En otros municipios de la metrópoli, como Guadalajara, los precios promedio rondan los 700 mil pesos, y en Tonalá están en 300 mil.

Esto, dice el académico, ha favorecido a quienes tienen mayores ingresos porque “tienen tasas de interés un poco mejores que las entidades convencionales, como Infonavit”. Y eso, agrega, perjudica el acceso a la vivienda para las personas con bajos salarios, quienes cada vez tienen más difícil acceder a créditos que les permitan una casa con mejor ubicación o mayor dimensión.

“El problema es que la autoridad no ha propuesto un modelo institucional de producción social de vivienda, que en otras entidades si se ha ofrecido desde los sismos de 1985”. Mendo Gutiérrez asegura que un modelo de renovación urbana de las centralidades, mediante asociación público-privada-social, podría dar como resultado vivienda digna y barata en colonias como Polanquito o las faldas del Cerro del Cuatro.

“Urbanísticamente, el impacto de la nueva vivienda ha sido desfavorable, porque la ciudad crece en los segmentos más alejados como en la salida a Colotlán, o en zonas hacia Tonalá”, concluye.

Sólo para familias con ingresos combinados

El director regional del Laboratorio Nacional de Vivienda y Comunidades Sustentables, Fernando Córdoba, considera que los actuales costos de vivienda sólo son accesibles para familias con ingresos combinados de entre 40 y 50 mil pesos mensuales.

Y ante esa realidad, sugiere que se impulse la vivienda social, pues “de otra manera estamos condenando a las personas a que vivan siempre con familia ampliada: con la mamá, con el papá, la tía o el hermano; o viviendo varias familias en hacinamiento; o radicando prácticamente en las periferias”.

El también académico asegura que el mercado de vivienda en renta “no es sólido”, lo que propicia un mercado inmobiliario muy dinámico y con plusvalía alta en poco tiempo, pero que excluye a la mayoría de la población. “Construir y vender es negocio, pero no necesariamente representa la satisfacción de una vivienda digna”, criticó.

Tlajomulco de Zúñiga, segundo a la cabeza

El municipio de Tlajomulco es el segundo con mayor número de inventario de viviendas del país, con un total de 15 mil 254 casas a disposición. Está sólo por detrás de la Delegación Benito Juárez, en la Ciudad de México.

Así lo señala el reporte de junio del Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda (SNIIV), elaborado con datos de la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y el Registro Único de Vivienda (RUV).

En ese sentido, el Estado de Jalisco tiene un inventario total de 55 mil 106 viviendas disponibles, que equivalen a 9.8% del total a nivel nacional. De este inventario jalisciense, más de la mitad está en proceso de construcción (53%), y nueve mil 815 casas no reportan avance.

De las 15 mil 254 casas ofertadas en Tlajomulco, 60% es vivienda cuyo Perímetro de Contención Urbana es clasificada como U3; es decir, que está ubicada en zonas contiguas o periféricas al área urbana central y con baja concentración de población.

Zapopan se encuentra en el segundo lugar estatal con más viviendas disponibles en el RUV, con 11 mil 448, de las cuales apenas 188 (1.64%) son U1; esto es, ubicadas en puntos urbanos consolidados con todo acceso a infraestructura y servicios públicos. En contraste, 77% de la vivienda zapopana se localiza en zonas periféricas del área central del municipio o fuera del contorno urbano.

PROYECCIÓN ANUAL DE LA SOCIEDAD HIPOTECARIA FEDERAL
Demanda seguirá a la baja este año

Los pleitos que diariamente vive “Renzo” antes de irse a trabajar son “épicos”, pues debe levantarse a las cinco de la madrugada si quiere ganar el baño y asearse en tiempo récord para salir antes de las seis del fraccionamiento Chulavista… sólo si desea anticiparse al tráfico de la hora pico.

Vive con sus suegros, su esposa, dos cuñados y sus tres hijos en una casa: la de los papás de su mujer. Por eso para él es indispensable “ganar la lucha” cada mañana. “Y si no suena el despertador, ya valió. Como somos muchos y también tenemos que llevar a los niños a la escuela, imagínate el caos”.  

“Renzo” busca desesperadamente salir de su hogar, pero por el sueldo y prestaciones que percibe, sólo podría tener acceso a una casa en Tala o El Salto, y ninguna de esas opciones le funciona porque tendría que invertir mucho más tiempo y dinero en sus traslados.

Por eso, aunque comenzó a buscar hogar con mucho ánimo, poco a poco éste fue decayendo. Ahora su prioridad es hallar una casa en renta que pueda costear con su salario, por lo que de ninguna manera piensa tramitar un crédito.

La Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) ya anticipaba un fenómeno similar, y no sólo en Jalisco sino a escala nacional. De acuerdo con su Análisis de Demanda de Vivienda 2018, la búsqueda de financiamiento para ese fin será menor este año.

“Se estima que se demanden un millón 007 mil 238 financiamientos para soluciones de vivienda, lo que tendrá un impacto de casi cuatro millones de personas”. Son 81 mil 574 demandas menos con respecto a 2017. La reducción es de 7.5 por ciento.

La disminución, explica, ocurre por factores como la inflación (6%), “provocando que el poder adquisitivo de los hogares se redujera. Para 2018 se espera que el ingreso disponible de los hogares aumente 2.83 por ciento”.

Además, el mínimo crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 2.3%, el aumento en los precios, la reducción de subsidios para vivienda y mayores tasas de interés incidieron en esa desaceleración.

PARA SABER

Imuvi, el pendiente

  • En diciembre pasado, este medio publicó que, a siete años de la creación del Instituto Municipal de la Vivienda (Imuvi), no hay en marcha un programa que logre cumplir la meta que le dio razón de ser: generar 25 mil viviendas de interés social en Guadalajara.  
  • En la teoría, el Imuvi tendría que identificar terrenos baratos para que el Ayuntamiento tapatío los adquiriera y después pusiera a disposición de desarrolladores interesados.
  • Entre los objetivos principales del Imuvi estaban “procurar el establecimiento y operación de sistemas de financiamiento subsidiario que permitan a la población obtener créditos baratos y suficientes para la adquisición de un lote de terreno o vivienda de interés social”.

TELÓN DE FONDO
Un billón de derrama en Infonavit

A inicios de este mes, el Infonavit informó que proyecta otorgar más de un billón de pesos para el cierre de la actual administración, lo que significa que el Instituto superará, sólo en este sexenio, toda la derrama económica de esa instancia en todo el siglo pasado.

De acuerdo con David Penchyna Grub, titular de esa instancia, en la administración del Presidente Enrique Peña Nieto se otorgarán prácticamente 10.5 millones de créditos, y diariamente se entregan mil 500 hipotecas.

“Nos hemos enfocado en coadyuvar a edificar un mejor país a través de ciudades sustentables, procurando los espacios públicos para la convivencias”, dijo a inicios de mes.