Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 19 de Noviembre 2019
null
México

Urgen por reforma al federalismo fiscal

Autoridades y académicos coinciden: desde el Congreso debe legislarse para mejorar la distribución del erario federal


 

El Informador

Por las asimetrías presupuestales que se presentan en el país, legisladores, autoridades y académicos urgieron a que se elabore y se apruebe una reforma al federalismo fiscal que permita modificar las fórmulas bajo las cuales se distribuyen los recursos a los Gobiernos estatales y municipales.

En el Tercer Foro Regional sobre Federalismo Fiscal, organizado por Periódicos Asociados en Red (PAR), el presidente de la Junta de Coordinación Política en el Senado, Ricardo Monreal, precisó que tras finalizar estos encuentros se contará con una memoria de las propuestas realizadas, se redactarán las iniciativas y serán presentadas al Congreso de la Unión para su eventual aprobación. “Nos comprometemos a hacerlas nuestras, a empujarlas y hacer posible un mejor federalismo”.

Para fortalecer la unidad de los mexicanos también es necesario generar un nuevo acuerdo de carácter fiscal, remarcó José Rosas Aispuro Torres, gobernador de Durango. Este pacto debe definir cuáles son las responsabilidades en materia impositiva que deben tener los tres órdenes de Gobierno. “Debemos ser más eficientes en la recaudación, pero con una redistribución de los recursos (federales) más justa y equitativa”.

Durante el evento, con sede en la Universidad Autónoma de Coahuila, el presidente ejecutivo y del Consejo de Administración de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, acentuó que el federalismo fiscal es de los temas más importantes en la agenda del país, y fue abordado en los anteriores foros desarrollados en Jalisco y Sinaloa.

“Es necesario realizar una reforma integral al sistema de coordinación fiscal que impera en México”. Sobre todo, explicó, porque la Federación se queda con 80% de los ingresos que se obtienen vía impuestos; del restante (20%), sólo entre 4% y 5% se destina a los municipios. “Por el bien de México, estas disparidades deben desaparecer”.

En este tercer foro participó por primera vez un presidente municipal. El alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante, quien indicó que es necesario que se atiendan las necesidades presupuestales de los más de dos mil 400 municipios que hay en todo el país. “No tenemos por qué andar mendigando recursos que pagamos todos los mexicanos”.

También se abordó el tema de la recaudación. “Para que las Entidades y los municipios tengan una mayor recaudación se necesita que los mexicanos cumplan con el pago de sus impuestos”, subrayó Patricia Carrera, del Instituto Politécnico Nacional.

El senador Ricardo Monreal se comprometió a presentar en el recinto legislativo iniciativas basadas en las conclusiones de los foros sobre federalismo. SUN/Archivo

En foro, convocan a una nueva convención nacional hacendaria

Durante el Tercer Foro Regional sobre Federalismo Fiscal, panelistas coincidieron en la necesidad de que se convoque a una nueva convención nacional hacendaria, el presidente de la Comisión de Federalismo y Desarrollo Municipal del Senado de la República, Samuel García Sepúlveda, se dijo dispuesto a impulsar este trabajo.

“Yo estoy a sus órdenes y pongo a disposición a la Comisión de Federalismo. Es la ventaja de tener este tipo de foros, que te sacan del encasillado de estar en el Senado. Debemos tener acercamiento con la academia, alcaldes y alumnos para plantear las nuevas y las grandes reformas, sobre todo fiscales”.

El senador de Movimiento Ciudadano señaló que el actual Gobierno federal está centralizando prácticamente todos los recursos, por ello la necesidad de debatir sobre estos temas para cambiar las fórmulas de distribución de los recursos y que quede claro quién cobra qué y para qué, pues actualmente el Ejecutivo federal recauda casi todos los impuestos debido al convenio de coordinación fiscal que data de 1978 y que se ideó en 1943.

El senador de Morena, Alejandro Armenta, dijo que coinciden en que se necesita una nueva convención hacendaria, pero antes deben ordenar al país y hacer los ajustes necesarios. “Estamos corrigiendo el camino, por ello se presentó una ley de disciplina financiera”.

También falta, añadió, una reforma constitucional para poner un freno a la condonación de impuestos.

Por su parte, el rector de la  Universidad Autónoma de Coahuila, Salvador Hernández Vélez, comentó que actualmente hay desorden y discrecionalidad en la forma en que se recaudan y distribuyen los recursos, lo que afecta directamente a las universidades públicas del país, las cuales reciben presupuesto bajo fórmulas distintas.

Para lograr la meta de cobertura de 51% en educación superior (actualmente es de 36%), remarcó que es necesario que las universidades reciban más recursos. Por eso se pronunció por una nueva reforma hacendaria.

Rolando Cordera, investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), recordó que se realizó un compromiso para que a partir de la segunda mitad del Gobierno federal se aborde el tema de la “penuria fiscal y el espinoso asunto de la reforma tributaria”, pero no ve ningún mandato de ley que impida a los legisladores adelantar este trabajo.

Además, comentó que comparte esa sensación indignante de la injusticia fiscal que se vive en los municipios.

Educación

El alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante, señaló que en materia educativa también tienen serios problemas para atender las demandas de la población, pues los planteamientos de la reforma educativa no están acompañados de presupuesto. Por ello insistió en que se modifique el acuerdo fiscal, pero que se mejoren las fórmulas de distribución de los recursos.

Piden una mejor distribución de recursos

El gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, subrayó que un nuevo acuerdo de coordinación fiscal permitiría una redistribución más justa y equitativa de los recursos públicos entre los tres órdenes de Gobierno.

Recordó que en 2003 se llevó a cabo una nueva Convención Nacional Hacendaria, pero se quedó sólo en buenas intenciones.

“Para fortalecer la unidad de los mexicanos, entre otras acciones, tenemos que generar un nuevo acuerdo de carácter fiscal que permita ver cuáles deben ser las responsabilidades en materia impositiva de los (tres) órdenes de Gobierno, pero también cuál debe ser el compromiso que debemos asumir. No sólo se trata de generar potestades si éstas no se cumplen como debe de ser”.

Durante la inauguración de este foro, organizado por Periódicos Asociados en Red (PAR), que en esta ocasión se centró en el tema del federalismo fiscal, el mandatario remarcó que cada orden de Gobierno está obligado a ser más eficiente en la recaudación de impuestos, pero con nuevas reglas que beneficien a todas las Entidades federativas.

Por eso se pronunció por un federalismo que tenga un sentido de carácter regional para evitar que se sigan generando políticas públicas que sean iguales para todo el territorio nacional.

“Hoy estamos viendo que el Sur-Sureste del país es el que requiere más apoyos… es el que requiere una mayor solidaridad. Si los Estados del Norte son los que han tenido un mayor desarrollo, no nos llevará a nada pensar que en el Norte tenemos todo resuelto y que en el Sur-Sureste es donde existen más necesidades”.

Resaltó que cuando se habla de reformar el federalismo no sólo se refiere a la parte fiscal. Recordó que es el instrumento necesario para que el resto de las políticas públicas se ejecuten y puedan ser efectivas. “Y que eso nos lleve a tener un país más en orden y pacificado, en donde hoy tenemos un reto enorme. La reforma en materia de federalismo y, en particular, el fiscal, es algo que no debemos aplazar”.

Urge una sociedad corresponsable

Para que las Entidades y los municipios tengan una mayor recaudación se necesita que los mexicanos cumplan con el pago de sus impuestos, subrayó Patricia Carrera, del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Destacó que el ciudadano pide que se garanticen los servicios públicos, como el agua potable, el alumbrado público o la recolección de basura, pero algunas personas no dan sus contribuciones. Y de esa forma no pueden exigir una rendición de cuentas.

“El Gobierno necesita una sociedad corresponsable, gente que realmente quiera hacer algo por su país… y asumir su función partícipe en lo que hace el Gobierno. Queremos que el Gobierno, a partir de políticas asistencialistas, resuelva todos los problemas, pero no vamos a progresar si no ponemos algo de nuestra parte”.

Puso de ejemplo el caso del político Diego Fernández de Cevallos, quien debía casi mil millones de pesos en el impuesto predial. “La mayor parte de los mexicanos son como esa persona, no quiere pagar ni las contribuciones mínimas que le corresponde. Y de acuerdo con otra encuesta que publicó el Inegi, la gente no está dispuesta a pagar más por mejores servicios públicos”.

Sobre el tema de la reestructura al Sistema de Coordinación Fiscal, recalcó que los municipios deben formar parte, pero con voz y voto. Además de adoptar el enfoque de sistemas de transferencia basados en el desempeño. “No van a tomar buenas decisiones (las autoridades) si no tienen personal adecuado, calificado, que sepa hacer la evaluación de proyectos, objetivos estratégicos, líneas base y evaluaciones de impacto y resultados”.

Confianza, necesaria para mejorar la recaudación

El senador por Morena, Óscar Eduardo Ramírez, coincidió en que el pago de impuestos no es un tema popular entre la ciudadanía. Sin embargo, dijo que es fundamental tener una cultura del pago y no evadir la responsabilidad al respecto.

Reflexionó en que la falta de cumplimiento obedece a que “los mexicanos no tienen confianza” en el uso que las autoridades hacen del recurso que reciben. “Necesitamos generar confianza, que los que gobiernan tengan la capacidad de rendición de cuentas, capacidad y honestidad”.

Subrayó que, en este momento, México tiene la posibilidad de sentar las bases claras al respecto, ya que se busca una reforma al Artículo 28 de la Constitución, que le otorga facultades al Ejecutivo para condonar impuestos de manera discrecional. “Sí perjudica (la condonación) en las actividades diarias. Para comprar un refresco, gasolina o  pagar el transporte, estamos sujetos de pagar el Impuesto al Valor Agregado. Pretendemos quitar esa cultura de privilegio, que todos vayan parejos”.

Añadió que, aunque las contribuciones son importantes para el desarrollo del país, desde el Senado no plantearán mayores impuestos. “Es un compromiso que hemos asumido y que vamos a seguir teniendo”.

En su intervención, Pedro Torres, académico del Tecnológico de Monterrey, mencionó que el cobro de impuestos es tan impopular, que han detectado que en Coahuila se desploma la recaudación cuando hay procesos electorales. “Hay que despolitizar el cobro de impuestos en campañas políticas. Porque en ese momento le aflojan para tener mayor ventaja”.

Por su parte, Jesús Sotomayor Garza, quien fue magistrado del Poder Judicial de Coahuila, remarcó que los retos del federalismo fiscal se deben traducir en tres grandes ejes. Uno es la redefinición de los mecanismos que compensen las diferencias de capacidad tributaria entre las Entidades, de tal forma que la prestación de servicios sea suficiente. Otro es la parte para diseñar una adecuada distribución de responsabilidades en ingresos, gastos, créditos y deuda pública. Por último, es necesario preservar el uso de los instrumentos de política macroeconómica para impulsar el crecimiento y desarrollo regional equilibrado.

Otra reflexión es que el país incluya en el pacto a todos los sectores públicos y privados, autoridades, representantes y ciudadanos para comprender y resolver la problemática en que se desenvuelven las relaciones intergubernamentales.

En el Tercer Foro Regional sobre Federalismo Fiscal se abordaron los problemas que enfrentan los Gobiernos estatales y municipales. Autoridades, legisladores y académicos plantearon sus inquietudes. ESPECIAL

CLAVES

Falta voluntad política

Pendiente. Panelistas coincidieron en que se requiere un federalismo político para lograr los cambios en materia fiscal. Jesús Sotomayor Garza, quien fue magistrado en el Poder Judicial de Coahuila, indicó que el actual régimen de coordinación fiscal, a través del cual la Federación canaliza los recursos a los Estados y municipios por la vía de las participaciones y aportaciones, es ineficiente y contrario a un espíritu federalista.

Plan. Jesús Sotomayor Garza remarcó que se necesita un nuevo pacto fiscal donde las asignaciones de los recursos públicos sean en función de una rendición de cuentas y resultados, en correspondencia a las responsabilidades de los tres órdenes de Gobierno. “La nueva reforma hacendaria debe otorgar y transferir potestades tributarias a los Estados y municipios para fortalecer el pacto federal”.

Ampliación. Sotomayor Garza subrayó que es fundamental que el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal aumente su cobertura para que considere, además del ingreso y el gasto, el crédito y la deuda pública, que deriven en soluciones integrales y racionales. “El Sistema de Coordinación Fiscal debe evolucionar a uno de coordinación hacendaria, que sea capaz de adecuarse a las necesidades actuales de Entidades y municipio. Debemos hacer una causa en común por un nuevo federalismo fiscal”.

Dependencia. Juan Antonio García Villa, diputado del Congreso de Coahuila (PAN), destacó que anteriormente los Estados financiaban al Gobierno federal, pero hoy dependen de lo que el Gobierno de la República recauda y les distribuye. “Si queremos un verdadero federalismo fiscal, el país primero debe, en lo político, hacerse una verdadera Federación”.

Centralismo. El senador coahuilense Armando Guadiana, quien preside la Comisión de Energía, remarcó que hay un exceso de centralismo en México. “Aquí todo gira alrededor del Presidente de la República y está mal, independientemente de la diferencia de Poderes. En la parte operativa es exagerado. Hablan de niveles de Gobierno, pero yo diría que no son niveles; son órdenes de Gobierno”.

Las disparidades deben desaparecer: Ealy Ortiz

Desde hace tiempo es evidente la necesidad de una reforma integral al sistema de coordinación fiscal en México, subrayó el presidente ejecutivo y del Consejo de Administración de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz, al participar en el Tercer Foro Regional sobre Federalismo Fiscal.

Sin duda, dijo, el federalismo fiscal es uno de los temas más importantes en la agenda del país. “En los foros anteriores, el tema apareció de manera constante… se afirma que el federalismo que no es fiscal no es federalismo”.

Acentuó que esta reflexión se entiende mejor si se realiza desde las regiones y no desde el Centro del país, “puesto que en las regiones es donde es palpable que es urgente encontrar vías que permitan contar con los recursos indispensables para los proyectos de desarrollo. Aunque los Estados y los municipios cuentan con facultades para recaudar impuestos, la realidad nos muestra que no se hace lo suficiente”.

Al hacer referencia a los diagnósticos que se han realizado sobre la forma en que se distribuyen los recursos públicos en el país, recordó que existen severas disparidades en el reparto.

Las cifras actuales muestran que del total de ingresos que se obtienen del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA), la Federación se queda con 80%. Del 20% restante, sólo entre 4% y 5% se destina a los municipios.

“Por el bien de México, estas disparidades deben desaparecer, pero cualquier reforma debe ser realizada con planteamientos jurídicos sólidos y con la consideración cuidadosa de todas las realidades nacionales. Por eso estos foros de reflexión se vuelven tan importantes”.

Agradeció a la Universidad Autónoma de Coahuila por ser sede del foro, así como a los legisladores por el apoyo en esta iniciativa para la reforma del federalismo.

Sobre el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, Ricardo Monreal, enfatizó: “Reconoce con su disposición y presencia (en el foro) el esfuerzo que realiza este grupo de periódicos independientes, y la importancia del diálogo y el debate de las ideas”.

Los más olvidados

A diferencia de los anteriores foros regionales, durante este tercer encuentro se contó por primera vez con la participación de un presidente municipal. El alcalde de Torreón, Jorge Zermeño Infante, señaló que los municipios son la parte más olvidada y débil del sistema político mexicano.

Los recortes y la desaparición de algunas bolsas presupuestales, lamentó, han agravado la situación de éstos. “En este momento hay un movimiento nacional de alcaldes de todos los partidos que fuimos a pedir audiencia al Presidente de la República (Andrés Manuel López Obrador), pero nos recibieron con gases lacrimógenos”.

Remarcó que es necesario que en la discusión del Presupuesto de Egresos Federal 2020 participen también los municipios para definir cuáles son las principales necesidades. “A veces parece que somos limosneros de nuestros propios recursos”.

Zermeño Infante, quien ha sido tres veces alcalde, pidió revisar el acuerdo de la coordinación fiscal que mantiene las mismas reglas desde 1947. Mientras tanto, añadió que los Estados del Norte del país reciben recursos de la Federación que no son acordes a lo que recaudan.

Explicó no estar de acuerdo en que se cancelen las partidas presupuestales para algunos rubros, sólo por el hecho de que algunos funcionarios cometieron actos de corrupción o hicieron un mal manejo de los recursos públicos.

El presidente municipal acentuó que uno de los temas que se vio impactado por estos “juicios” es el de la seguridad pública. Recordó que las policías municipales fueron señaladas de estar corrompidas y ahora los recursos se concentran en la operación de la Guardia Nacional.

El año pasado, Torreón recibió un presupuesto de 27 millones de pesos para seguridad, mientras que este año le fueron asignados sólo 19 millones. Y para 2020 se plantea otra reducción de 25% para todos los municipios, cuando 90% de los delitos es del fuero común.

“Le toca a los Estados y municipios hacer frente a la prevención y persecución del delito”.

El alcalde de Torreón, Jorge Zermeño, entregó las “Llaves de la ciudad” al presidente ejecutivo y del Consejo de Administración de El Universal, Juan Francisco Ealy Ortiz. SUN/B. Fregoso

TELÓN DE FONDO

Piden gran reforma municipalista

Para construir una reforma del federalismo se debe trabajar a la inversa: comenzar por una gran reforma municipalista, destacó la senadora por Morena, Imelda Castro Castro. Para conseguirlo, urge trabajar con investigadores y convocar a mesas de trabajo con alcaldes y gobernadores porque “ahí está la célula del federalismo… ahí se sintetizan los grandes temas y retos”.

Esa postura se formuló en junio pasado durante el Segundo Foro Regional Federalismo y Seguridad celebrado en Mazatlán.

Contrario a lo que señalan algunos especialistas sobre la Guardia Nacional, Imelda Castro Castro remarcó que fortalece el federalismo, pero Alejandro Madrazo Lajous, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas, subrayó que su puesta en marcha podría significar un riesgo de militarización.

Para Juan Francisco Ealy Ortiz, presidente ejecutivo y del Consejo de Administración de El Universal, “es por todos sabido que en materia de seguridad, México vive uno de los momentos más difíciles de su historia”. Sin embargo, consideró que estos foros consolidan un gran esfuerzo que da continuidad a la sesión que inició en mayo pasado en Guadalajara para mejorar.

Por su parte, el senador Ricardo Monreal, quien preside la Junta de Coordinación Política, añadió que todas las propuestas que surjan en los foros se plasmarán en iniciativas para finalmente concretar la reforma del federalismo.

En ese foro, Enrique Inzunza Cázarez, presidente del Supremo Tribunal de Justicia de Sinaloa, subrayó que es necesario fortalecer a los Poderes Judiciales de las 32 Entidades para mejorar la estrategia nacional que busca pacificar al país. “La justicia en nuestro país es eminentemente local, más de 70% de los casos que se conocen en todos los tribunales de la Nación son conocidos por los tribunales del fuero común; sin embargo, el gasto público en justicia no corresponde a esta realidad”.

El presupuesto para justicia, acentuó, se encuentra en una pirámide invertida. Por ejemplo, para este año, el presupuesto del Poder Judicial de la Federación ronda los 64 mil millones de pesos, mientras que la suma de los 32 presupuestos de los tribunales locales “no alcanza siquiera la mitad de esa cantidad. Esto revela una asimetría que es necesario pensar y replantear”.  Por ello, consideró que es importante la iniciativa que presentó recientemente un grupo de senadores, a través de la cual se busca fortalecer a los Poderes Judiciales locales para que reciban 2% del presupuesto total de los Estados.

También sobresalió que, en los últimos años, se ha observado una erosión acelerada de las facultades municipales en materia de seguridad, resultado de la decisión de militarizar y, en consecuencia, federalizar la “guerra” contra las drogas, señaló Alejandro Madrazo Lajous, investigador del Programa de Políticas de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). “Lo que hemos visto es que, con el despliegue de las fuerzas federales, el Ejército, la Marina o la Policía Federal, en vez de servir como apoyo para apuntalar a los cuerpos estatales y particularmente a los municipales, lo que ha ocurrido es lo contrario; incluso, una desaparición de éstos en algunos casos”.

Consideró que la autonomía de los municipios está más amenazada que nunca por la centralización de la seguridad.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina de la forma en que gasta el Gobierno federal?

Participa en Twitter en el debate del día @informador