Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Jueves, 17 de Octubre 2019
null
México

Universidades rechazan a 420 mil al año

La cifra es superior a los 300 mil becarios que pretende apoyar el virtual Presidente electo Andrés Manuel López Obrador

El Informador

Por falta de cupo, en el último año siete de cada 10 aspirantes se quedaron sin un espacio en las mejores universidades públicas de México. En conjunto, rechazaron a más de 420 mil jóvenes que buscaban un lugar, de acuerdo con estadísticas de las instituciones.

La cifra es mayor al proyecto de becarios que prometió Andrés Manuel López Obrador. Apenas el 7 de julio pasado reiteró que durante su Gobierno no habrá rechazados y detalló que apoyará a los jóvenes que deseen estudiar el nivel superior mediante la entrega de 300 mil becas (serían dos mil 400 pesos mensuales por estudiante de escasos recursos).

Al ser las que registran la mayor demanda en el país, las universidades con sede en la Ciudad de México son las que tienen más rechazados. En el último proceso de admisión, tanto la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) como la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) dejaron fuera a nueve de cada 10 aspirantes. Mientras que el Instituto Politécnico Nacional (IPN) no aceptó a siete de cada 10. Este año, en la UNAM hicieron examen de admisión 149 mil jóvenes, mientras que en el 2017 más de 107 mil buscaron un espacio en el Politécnico.

El 11 de julio pasado, un grupo de jóvenes pertenecientes al Movimiento de Aspirantes Excluidos de la Educación Superior marcharon en la Ciudad de México para manifestarse en las oficinas de la Secretaría de Educación Pública (SEP) para exigir más espacios. La movilización se repite en cada proceso de admisión.

Por eso Andrés Manuel López Obrador también trabaja en un plan para aumentar la matrícula, que implicaría alternar entre clases presenciales y días de investigación fuera de las aulas. Aún falta detallar el proyecto.
La Universidad de Guadalajara (UdeG), la Universidad Autónoma de Coahuila, la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla y la Universidad de Sonora rechazan a seis de cada 10 personas que llevan a cabo trámites para ingresar.

Alejandro Gómez Levy, presidente de Mexicanos Primero Jalisco, indica que aumentar la cobertura de las universidades es cuestión de incrementar el presupuesto, pero se requiere un cambio en el modelo educativo.

La Universidad Autónoma de Nuevo León y la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo no admiten a 43% y 49% de sus aspirantes, respectivamente. Esta última enfrenta una crisis financiera por falta de recursos y arrastra un déficit anual de mil millones de pesos. La Universidad Autónoma del Estado de México sólo admite a la mitad de sus aspirantes y la Universidad Autónoma de Baja California acepta a siete de cada 10.

La educación a distancia es planteda como una de las posibilidades para aumentar el número de alumnos en las universidades. EL INFORMADOR/Archivo

Universidades aceptan sólo a 3 de cada 10 aspirantes

Las principales universidades públicas de México costarán 112 mil millones de pesos al erario este 2018, reveló información financiera de las propias instituciones, que aceptan en promedio sólo al 29% de sus aspirantes.

Las institución con mayor presupuesto es la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que es también la de mayor tamaño e importancia en el país. El presupuesto que ejercerá la máxima casa de estudios este año será de 43 mil 196 millones de pesos.

En el último proceso de admisión, sólo el 7% de los jóvenes que hicieron examen de admisión fueron aceptados.

En segundo lugar, por la cantidad de presupuesto asignado este año, se encuentra el Instituto Politécnico Nacional (IPN), que cuenta con una bolsa de 16 mil 348 millones de pesos. Al “Poli” sólo ingresan el 23% de sus aspirantes.

Por su parte, la Universidad de Guadalajara (UdeG) es la tercera institución en México con mayor presupuesto al contar con una bolsa de recursos de 13 mil 398 millones de pesos para ejercer este año. Sin embargo, ese recurso también cubre el nivel medio superior.

Mientras que la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), que sólo acepta al 10% de sus aspirantes, ejercerá este año un presupuesto de ocho mil 261 millones de pesos.

La Universidad Autónoma de Nuevo León cuenta con un presupuesto para este año de siete mil 858 millones de pesos. A esta institución ingresan el 57% de los jóvenes que buscan un lugar.

Presupuestos y aspirantes aceptados de las principales universidades públicas

Universidad % de aceptados  Presupuesto
UNAM 7% 43,196’000,000
IPN 23%  16,348’897,378
UdeG 34%  13,398’636,627
UAM 10%  8,261’071,000
UANL 57% 7,858’330,156
BUAP 32% 6,280’814,000
UAEM 59% 5,233’000,000
UABC 68% 4,256’095,000
UMSNH 51% 2,726’310,443
UAdeC 32% 2,344’602,123
UNISON 31% 2,328’849,151
Total  29% 112,232’605,878

“No sólo es presupuesto”

Alejandro Gómez Levy, presidente de Mexicanos Primero Jalisco, explica que aumentar la cobertura de las universidades no sólo es cuestión de aumentar el presupuesto o exigir de forma unilateral que acepten a todos, sino que requiere un cambio en el modelo educativo.

“Deberíamos ver fórmulas novedosas, como las que he escuchado de Esteban  Moctezuma, de atender esto desde más temprano, desde la prepa y la secundaria para orientar a los jóvenes más adecuadamente. En las escuelas tenemos un sistema que está ahuyentando al 70% de los estudiantes, al decirles que son malos para las matemáticas, que no pueden con eso. Esos estudiantes salen de la preparatoria con eso en la mente y se meten a una carrera sin matemáticas, sin haber pensado que tienen potencial”.

Considera que estas problemáticas llevan a los jóvenes a tomar decisiones equivocadas para optar por carreras sin potencial o que están “sobreofertadas” y cuando egresan de la universidad no consiguen trabajo o si lo tienen es muy mal pagado.

Acentúa que las universidades como se conciben actualmente tendrán que reformar sus planes de estudios y reorientar a otro tipo de educación que les pueda dar un valor agregado a los jóvenes utilizando herramientas de tecnologías de la información, como educación a distancia y tutores para bajar los costos y dar acceso a muchas más personas. “No se puede hacer de la misma manera, hay que encontrar fórmulas novedosas. Es donde yo creo que hoy el planteamiento federal hace que nos pongamos a valorar cómo estamos haciendo las cosas y cómo se deberían hacer de manera diferente para atacar este problema de manera exitosa”.

“Deben fortalecer las modalidades no presenciales”

José Manuel Jurado, director de la Preparatoria 5 de la UdeG, considera que para aumentar la cobertura de las universidades se deben fortalecer las modalidades no presenciales y pensar en sistemas educativos modernos. En el caso de esta universidad, por ejemplo, cuentan con el Sistema de Universidad Virtual, que ofrece varias licenciaturas y posgrados.

“Todo esto debe estar en paralelo, cuidando la evaluación de todos los procesos en la modalidad. Muchos plantean la panacea de libre acceso a todo el mundo sin exámenes y sin evaluación pero, ¿a dónde nos llevaría eso? No nos conduciría a nada bueno. Por otra parte, también se necesita dinero. Pero invertir sin evaluar, sin objetivos y sin metas concretas, la educación seria no puede estar sentada en esas bases”.

Señala que se debe hacer un análisis serio de las propuestas de Andrés Manuel López Obrador. Le parece preocupante que no se hable de la cobertura en conjunto con la calidad y los recursos.

“Para apoyar una buena educación debe existir respaldo financiero y calidad, por eso se llaman estudios superiores. Si el concepto es formación de la juventud, entonces ahí sí hay que buscar todas las alternativas. Por ejemplo, en Alemania hay tres tipos de bachillerato y sólo uno conduce a la universidad. La universidad tiene que ser un espacio para atender estudios y perfiles”.

Sobre la propuesta de llevar 100 universidades a las zonas marginadas del país, responde que se debe analizar cuidadosamente si es lo que realmente necesitan y los requisitos que debe tener una institución de educación superior.

“La universidad es una entidad que debe tener fundamentalmente las funciones de docencia, extensión y difusión de la cultura, hacer investigación científica y contemplar la internacionalización y vinculación para que su tarea sea íntegra. Hay que partir de ahí, de qué queremos para la universidad y para la juventud”.

En el último lustro, la UdeG logró un aumento en su matrícula de 44 mil 517 nuevos espacios en preparatoria, licenciatura y posgrados; esta cifra supera el alumnado total de otras instituciones en México. EL INFORMADOR/Archivo

En cinco años, UdeG crea 44 mil nuevos espacios 

Con la creación de nuevos planteles, la apertura de más carreras y el fortalecimiento del Sistema de Universidad Virtual, en el último lustro la Universidad de Guadalajara (UdeG) logró un aumento en su matrícula de 44 mil 517 nuevos espacios en preparatoria, licenciatura y posgrados.

Esta cifra equivale a crear universidades completas, incluso supera el alumnado total de otras instituciones en México, como la Universidad de Colima, que tiene 27 mil 500 estudiantes.

Durante el presente rectorado ha sido una prioridad invertir en la infraestructura de la red universitaria. Entre 2013 y 2017 se destinaron casi ocho mil millones de pesos para este fin, de los cuáles mil 800 millones se fueron a las preparatorias del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) y el resto a los centros universitarios. Además, tan sólo en el 2017 se crearon cuatro nuevos planteles de preparatoria, para sumar 16 bachilleratos que se han integrado a la red en cinco años, así como 23 módulos de prepa. Con esto se ha logrado que la Universidad esté presente en 109 municipios de Jalisco.

Por otro lado, la UdeG también incrementó el nivel académico, al lograr que nueve de cada 10 de sus alumnos estudie en licenciaturas reconocidas como programas educativos de calidad.

En el 2013, el número de alumnos que formaban parte de la matrícula de calidad en centros universitarios y en la UDGVirtual era de poco más de 92 mil alumnos. Mientras que en el ciclo 2017-2018 superó los 104 mil.

De igual forma, la matrícula de  estudiantes en posgrados inscritos en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad (PNPC) del Conacyt también incrementó, al pasar de tres mil 21 en 2013 a cuatro mil 214 en el ciclo 2017-2018.

CLAVES
Universidad de Guadalajara
  • Según estadísticas de la casa de estudios, en la última década han recibido más de 751 mil solicitudes de ingreso a nivel licenciatura, de las cuales se han admitido a 302 mil aspirantes, logrando una cobertura de 40 por ciento.
  • A nivel bachillerato, de 603 mil aspirantes que buscaron un espacio fueron aceptados 474 mil en el mismo periodo, con lo que se ha logrado una cobertura promedio de 78 por ciento.
  • En el calendario 2018-B, la Universidad de Guadalajara atiende a 284 mil 288 jóvenes de Jalisco y otras Entidades. Absorbe el 48% de la matrícula en el Estado del nivel medio superior y el 45% del total de la población escolar de licenciaturas e ingenierías.

VOCES

La rechazan dos veces de Ingeniería

Después de recibir por segunda ocasión los resultados que la dejaban fuera de la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad de Guadalajara (UdeG), Ana tomó la decisión de estudiar en una escuela particular. “Ya no quise hacer otro intento, no quería perder más el tiempo”.

Ella estudió la carrera técnica de Químico en Alimentos en la Escuela Politécnica de la UdeG e ingresó a trabajar en el área de control de calidad en una empresa de productos alimenticios. Muchos de sus compañeros prefieren no seguir estudiando una vez que encuentran trabajo, pero decidió estudiar una licenciatura para seguir creciendo profesionalmente.

Su familia había estudiado en la UdeG. Ella quiso seguir sus pasos, pero se topó con pared, pese a que salió con buen promedio del bachillerato.

La primera vez que fue rechazada se desanimó un poco y decidió volverlo a intentar. “Muchos no entran a la primera, es lo normal. Así que hice trámites otra vez en el siguiente semestre y no fue así”.

Con una de sus mejores amigas, que tampoco salió en listas, buscó una escuela que le permitiera trabajar, tuviera buen nivel educativo y se acomodara a su presupuesto. Finalmente optaron por una con sede en Enrique Díaz de León y Pedro Moreno.

“Yo trabajaba y pude pagarme la carrera. Además mi familia me apoyó mucho, pero hay otras personas que no están en la misma situación. Muchos hacen trámites hasta que salen porque si no es en la UdeG, se quedan sin estudiar”.

Ya se graduó desde hace algunos años, pero tardó más de lo que duraba la carrera en terminar. Ha trabajado en varias empresas y es orgullosa mamá de dos niños. Nunca ha dejado de trabajar.

En su primer intento entra a Medicina 

Edgar Prieto pensó que todo se trataba de un error. No lo creía. En su primer intento salió en listas de Medicina en la Universidad de Guadalajara (UdeG). Su desconcierto era tal que habló al CUTonalá para estar seguro y le confirmaron los resultados: ya era alumno de la carrera más demandada de la institución.

Ya había estudiado Fisioterapia en la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG). Además tiene una maestría en Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo por la UdeG. Pero señala que, como fisioterapeuta, no hay empleo.

“Siempre nos dicen en el hospital que si no eres médico, no eres nada. Ejercí por lo privado un tiempo, después hice la nivelación en licenciatura en la Politécnica para hacer la maestría. Ahorita me dedico a la docencia en la UdeG”.

Lograr la admisión a Medicina fue difícil y hasta pensó que no lo lograría. El examen cambió y la parte de inglés fue muy robusta.

Ahora con su admisión bajo el brazo le espera un camino largo de, al menos, seis años porque no podrá revalidar ninguna de las materias que cursó en su otra carrera, ya que el modelo educativo es por competencias modulares y no por créditos como anteriormente. “Lo veo complicado porque relativamente ya sé algo de las materias del área básica y se me hace pérdida de tiempo. Pero prefiero reafirmar conocimientos”.

Edgar no dejará de trabajar. Tiene muy pocas horas frente a grupo (sólo las necesarias para no perder la antigüedad) y su jefa lo apoyó acomodando su horario de forma que no crucen sus horas laborales con las académicas.

Ya tiene una especialidad en mente, Traumatología y Ortopedia para fusionar sus conocimientos de Fisioterapia con la Medicina.

Andrés Manuel López Obrador afirma que en su sexenio ya no habrá rechazados en las universidades. Apoyará a los jóvenes con 300 mil becas de dos mil 400 pesos mensuales. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

El plan de López Obrador 

Una de las promesas de Andrés Manuel López Obrador es garantizar el acceso a la educación y lograr que no haya rechazados en las universidades públicas. Este plan contempla varias propuestas como cambiar la orientación vocacional y en el modelo educativo, fortalecer la educación a distancia y alternar entre clases presenciales y días de investigación fuera del aula.

Según el próximo titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, se debe trabajar con los jóvenes desde la secundaria y el bachillerato para orientarlos a otras carreras y especialidades técnicas que tienen más vacantes.

Planteó la posibilidad de alternar entre clases presenciales y días de investigación fuera del aula para aumentar la matrícula sin necesidad de incrementar costos o construir más infraestructura.

Moctezuma reiteró la propuesta de construir 100 nuevas universidades en zonas marginadas del país. También se plantea destinar 300 mil becas de dos mil 400 pesos mensuales a estudiantes de familias de escasos recursos económicos.

Otros de los compromisos son garantizar la alimentación en todas las escuelas de educación básica de las zonas pobres del país, fortalecer a las Escuelas Normales y a la Universidad Pedagógica Nacional para actualizar los métodos de enseñanza, aprendizaje y mejorar la calidad de la educación.

También prometió cancelar la reforma educativa; elaborar con maestros, padres de familia y pedagogos especialistas un plan educativo y  respetar la independencia y la autonomía de los trabajadores de la educación en México.

En Jalisco, el entonces candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Carlos Lomelí, se comprometió a que no haya rechazados en la Universidad de Guadalajara (UdeG) y propuso traer una sede de la UNAM a Jalisco.

Sigue: #DebateInformador

¿Qué opina del proyecto educativo de Andrés Manuel López Obrador?

Participa en Twitter en el debate del día @informador