Miércoles, 22 de Enero 2020
null
México

Tras cinco años de las reformas, burlan la Ley de Transparencia

Aunque los sindicatos reciben subsidios del Gobierno, los gremios nacionales y locales evaden informar en qué se los gastan

El Informador

Los sindicatos en México incumplen en transparentar el uso del dinero que les llega del erario, pese a las reformas aprobadas desde 2015, las cuales establecieron que el gremio que reciba y ejerza recursos públicos deberá mantener actualizada y accesible, de forma impresa para consulta directa y en los respectivos sitios de internet, la información obligatoria para todos los sujetos obligados.

Esto significa que deben publicar el padrón de socios, la relación detallada de los recursos públicos económicos y en especie, bienes y donativos que reciben, así como el informe del ejercicio y el destino final de los recursos públicos que ejercen.

El Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales de Jalisco (Itei) tiene registrados con unidades de transparencia a nueve sindicatos que perciben recursos públicos superiores a los 100 mil pesos, lo que significa que, además, son sujetos obligados directos.

De éstos, solamente cuatro sindicatos tienen una página actualizada con el destino del dinero: Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara, Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara, Trabajadores de la Universidad Tecnológica de Jalisco y Único de Trabajadores Académicos del Conalep del Estado de Jalisco.

Por su parte, el Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de la Comisión Estatal del Agua y de los Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado de Jalisco tiene información, pero su última actualización fue en 2018. Mientras que el Sindicato Único del Instituto de Formación para el Trabajo y Universidades Tecnológicas del Estado de Jalisco tampoco tiene datos de este año.

Aunque la organización de los Servidores Públicos en el Ayuntamiento de Guadalajara tiene una página, el vínculo que remite al destino de los recursos muestra un documento de Excel con pocos datos de 2017. Lo mismo ocurre con el Sindicato Único de Académicos del Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco, cuyo apartado de transparencia no enlaza. Y la organización sindical de Trabajadores al Servicio del Sistema del Tren Eléctrico Urbano ni tiene sitio web.

A nivel nacional suman 159 sindicatos dados de alta como sujetos obligados en la plataforma, pero algunos de los más importantes son los más opacos. Por ejemplo, el Sindicato de Trabajadores Petroleros incumple con los requerimientos en su portal. Incluso, la organización obtuvo un puntaje de cero en la verificación vinculante de 2018, realizada por el Instituto Nacional de Transparencia (INAI).

Esa calificación también la obtuvieron el Sindicato Único Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Energía, el Sindicato de Trabajadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología o el Sindicato Nacional Independiente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, entre otros, cuyas páginas tampoco muestran el destino de los recursos públicos.

Víctor Flores es otro líder sindical (de los ferrocarrileros) acusado por anomalías. Suma 14 mil demandas laborales. SUN/Archivo

¿Qué dice la ley?

  • Los sindicatos que reciban y ejerzan recursos públicos deberán mantener actualizada y accesible, de forma impresa para consulta directa y en los respectivos sitios de internet, la información obligatoria para todos los sujetos obligados.
  • Deben publicar contratos y convenios entre sindicatos y autoridades, así como las condiciones generales de trabajo; también el directorio del Comité Ejecutivo, el padrón de socios y la relación detallada de los recursos públicos económicos o en especie, bienes o donativos que reciban, además del informe detallado del ejercicio y el destino final de los recursos públicos que ejerzan.
  • En lo que se refiere a los documentos existentes en el expediente del registro de las asociaciones, únicamente estarán clasificados como información confidencial los domicilios de los trabajadores señalados en los padrones de socios.
  • Los sujetos obligados que asignen recursos públicos a los sindicatos deberán habilitar un espacio en sus páginas de internet para que éstos cumplan con sus obligaciones de transparencia. En todo momento, el sindicato será el responsable de la publicación, actualización y accesibilidad de la información.
  • Entre los artículos 77 y 80 de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública se regula la verificación de las obligaciones en la materia.

Con información actualizada en sitio web

  • Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara.
  • Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara.
  • Trabajadores de la Universidad Tecnológica de Jalisco.
  • Único de Trabajadores Académicos del Conalep del Estado de Jalisco.

Con página, pero sin información de recursos

  • Servidores Públicos en el Ayuntamiento de Guadalajara.
  • Sindicato Único de Empleados del Colegio de Bachilleres del Estado de Jalisco.

Con información desactualizada

  • Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de la Comisión Estatal del Agua y de los Sistemas de Agua Potable y Alcantarillado de Jalisco.
  • Único del Instituto de Formación para el Trabajo y Universidades Tecnológicas del Estado de Jalisco.

Sin página

  • Sindicato de Trabajadores al Servicio del Sistema del Tren Eléctrico Urbano.
  • Sindicatos de Zapopan.
  • Sindicatos de Guadalajara.
  • Sindicatos del Ipejal.

Reprueban en las evaluaciones

Sindicatos locales y nacionales reprueban en las evaluaciones del Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Jalisco (Itei) y del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), respectivamente.

En los resultados de las verificaciones que hizo el Itei en 2018, por ejemplo, cuatro gremios obtuvieron un cumplimiento global de 51.50, de un total de 100 puntos posibles.

Lo anterior, a pesar de que los cuatro sujetos evaluados fueron los que sí cumplen con tener disponible una página web: Trabajadores Académicos de la Universidad de Guadalajara, Único de Trabajadores de la Universidad de Guadalajara, Trabajadores de la Universidad Tecnológica de Jalisco y Único de Trabajadores Académicos de Conalep del Estado de Jalisco.

De manera global, las obligaciones con más porcentaje de cumplimiento fueron el presupuesto de egresos federal y estatal; ingresos extraordinarios; convocatorias a concursos para ocupar cargos públicos; gastos de comunicación social, así como concesiones, licencias, permisos o autorizaciones.

Los deberes con menos porcentaje de cumplimiento fueron el presupuesto de egresos anual del sindicato; el organigrama y la plantilla; estados financieros; inventarios de bienes muebles e inmuebles, además de los estados de cuenta bancarios. Al respecto, el Itei les recomendó publicar de forma completa, actualizada y permanentemente la información que corresponde a cada sujeto obligado de acuerdo con su naturaleza. Además de fundar y motivar cuando alguna de las fracciones o incisos correspondientes no sea aplicable, o la información no sea generada, no la posea o administre el sujeto obligado en cuestión.

Por su parte, en la verificación vinculante que el INAI hizo en 2018, el peor porcentaje de cumplimiento lo tuvieron los sindicatos, con el 74.9 por ciento.

El máximo cumplimiento se observó en los artículos 72, 73 y 74, de los sectores Legislativo, Judicial y órganos autónomos. Mientras que el menor cumplimiento (artículos 78 y 79) es de sindicatos y autoridades laborales.

En ese año se revisó la información publicada por 144 sindicatos nacionales. De éstos, 19 obtuvieron una calificación de cero. En este rubro se encuentran asociaciones como el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Sindicato Único Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Energía o Sindicato Nacional de Trabajadores de la Procuraduría General de la República.

Los que tuvieron una calificación de 100 en cumplimiento fueron 20 organizaciones, como el Sindicato Nacional de Controladores de Tránsito Aéreo o el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social.

Sólo la mitad detalla los desembolsos

Entre enero y octubre de este año, Zapopan brindó 146 mil 104 pesos mensuales a ocho sindicatos, según el micrositio habilitado por el municipio. Sin embargo, solamente la mitad de éstos cumple con transparentar el destino de los recursos.

Los que sí reportan son: Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Zapopan, Sindicato Único de Trabajadores Unidos de Zapopan, Sindicato Auténtico de Servidores Públicos de Zapopan y Sindicato Plural del Ayuntamiento de Zapopan.

Por ejemplo, el Sindicato Independiente, que recibe 24 mil 300 pesos mensuales, indica que erogó el presupuesto en vales de despensa, ayuda de útiles escolares y eventos como el Día de la Madre. También tienen un apartado para revisar facturas y la comprobación de gastos.

En contraparte, el Sindicato de Zapopan, con 33 mil 780 pesos mensuales, responde de manera general que “los recursos municipales los gasta en papelería, gasolina, tóner, higiénicos, cafetería, despensas y obsequios a los empleados afiliados”. Sin embargo, no detalla frecuencia ni especifica cuántos recursos eroga por concepto.

El Sindicato de Servidores Públicos del Ayuntamiento de Zapopan contesta al oficio de la Unidad de Transparencia con la justificación de que la información está en su página web. Sin embargo, no tiene los datos. Mientras que los apartados del Sindicato de Empleados del Ayuntamiento de Zapopan y el Sindicato Democrático del Ayuntamiento, que perciben 14 mil y 20 mil pesos mensuales, respectivamente, no enviaron la relación de gastos, pese a que se les requirió por parte de la Unidad de Transparencia y Buenas Prácticas.

El Ayuntamiento precisa que, con fundamento en el Artículo 16 de la Ley de Transparencia, así como del Acuerdo General del 18 de enero de 2017, celebrado por el pleno del Instituto de Transparencia, Información y Protección de Datos Personales del Estado de Jalisco, “cada uno de los sindicatos de este municipio son sujetos obligados, siendo responsables de la generación y publicación de la información que la Ley de Transparencia establece como fundamental para todos los sindicatos”.

GUÍA

Deben sancionar las irregularidades

En el libro “Alcances de la reforma constitucional respecto al derecho de acceso a la información en sindicatos”, encargado por el INAI, se destacó que en el tema patrimonial de los sindicatos está la contribución o el pago de las cuotas que deben hacer los trabajadores asociados, de acuerdo con los montos que el gremio determine en sus asambleas.

El patrimonio puede integrarse por otros conceptos, siempre que no sean actos mercantiles, ya que los sindicatos no deben lucrar.

Aunque la gestión patrimonial hasta ese momento no incumbe al sindicato y a sus miembros, su desviación podrá ser sancionada y serán las normas y autoridades laborales las encargadas de ello.

“Por el contrario, cuando al patrimonio sindical ingresan recursos del erario, por la razón que sea, su monto queda sometido al escrutinio público y deben rendirse cuentas exactas de su uso y aprovechamiento conforme a lo pactado entre el sindicato y la autoridad que haya entregado los recursos”.

El autor Alfredo Sánchez subrayó que la autonomía sindical  no se opone a  la obligación de las organizaciones para rendir cuentas;  por el contrario, les otorga legitimidad ante sus agremiados.

El líder petrolero Carlos Romero Deschamps es acusado de desaparecer más de 207 millones de pesos de un fideicomiso para construir viviendas de trabajadores. Es el gremio con más anomalías. SUN/Archivo

Les regalan millones de pesos

A pesar de las reformas en austeridad que presumen los Gobiernos, los sindicatos en México continúan recibiendo cientos de millones de pesos para gastarlos en lujos y sin rendir cuentas

Tan sólo entre 2016 y 2018, Petróleos Mexicanos le regaló más de mil 189 millones de pesos al Sindicato de Trabajadores Petroleros por los acuerdos en el Contrato Colectivo de Trabajo. Pero es opaco en el uso de los recursos.

En Jalisco, de 2006 a 2014, el Gobierno del Estado desembolsó 81 millones, principalmente para la Federación de Sindicatos.

Y la Secretaría de la Hacienda Pública reporta que, en 2018, la pasada administración le entregó un millón 540 mil pesos a la Federación de Sindicatos para eventos como el Día del Servidor Público.

Por su parte, el Ayuntamiento de Guadalajara cumple con transparentar los recursos económicos entregados a sus sindicatos. Entre 2015 y 2019 suman más de 46 millones de pesos. Y tan sólo el Sindicato de Servidores Públicos del Ayuntamiento se llevó más de 36 millones de pesos en ese periodo. Sin embargo, no detallan en qué lo gastan. De enero a octubre de este año, el Ayuntamiento de Zapopan ha otorgado 1.4 millones a los sindicatos, en una cuota mensual de 146 mil 104 pesos. “Se hace la precisión que los vales de despensa otorgados a los sindicatos por parte de este Gobierno Municipal de Zapopan no se encuentran catalogados como donativos, sino que se trata de una contraprestación laboral (Partida 154). En razón de lo anterior no se cuenta con oficio, petición, carta o documento en el que conste la petición del donativo ni se describe el objeto o motivo por el cual se entrega el donativo”, describen en su apartado de Transparencia.
Tonalá confirmó que sólo entrega cheques de las cuotas sindicales derivadas de las retenciones de los trabajadores y la caja de ahorro.

Tlajomulco entregó una relación de cuotas sindicales, pero no informó el subsidio a los sindicatos.

Y Tlaquepaque remitió información sobre cheques para viáticos de eventos de la CROC, festejos y uniformes.

La cifra

Entre los años 2016 y 2018, que fue el último trienio de Enrique Peña Nieto, Pemex regaló más de mil 189 millones de pesos al Sindicato de Trabajadores Petroleros.

Ni los que reciben pocos recursos rinden cuentas

Además de los nueve sindicatos jaliscienses que son sujetos obligados directos y que tienen unidad de transparencia, hay otros cuatro indirectos; es decir, que reciben recursos públicos menores a 100 mil pesos al año. En esta categoría, de acuerdo con los datos publicados en el Itei, se encuentra el Sindicato de Trabajadores del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco, Sindicato Plural de Trabajadores del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco, Sindicato de Trabajadores en Obradores y Rastros, Cebaderos y Similares de Jalisco, así como el Sindicato de Empleados Municipales del Ayuntamiento de Tonalá. Sin embargo, tampoco cumplen o lo hacen a medias.

Este año, el Sindicato de Trabajadores del Instituto de Pensiones recibe cinco mil pesos mensuales (a excepción de enero y febrero, que percibió 10 mil). Sin embargo, en el ámbito de la aplicación del recurso solamente mencionan que son “labores propias del sindicato”. Además, reciben otros apoyos por conceptos como fomento al deporte (20 mil pesos anuales) y recursos para adquisición de útiles y calzado escolar (50 mil pesos al año).

En 2017 se indicó que el Sindicato Plural de Trabajadores del Instituto de Pensiones del Estado de Jalisco se constituiría como un sujeto obligado indirecto al recibir 102 mil pesos anuales. Pero en la relación de personas a las que el Instituto de Pensiones de Jalisco (Ipejal) asignó recursos en 2019 no aparece esta organización. En su lugar, este año el Sindicato Incluyente de Empleados del Instituto de Pensiones recibió tres mil 613 pesos hasta julio. Y después de agosto su percepción aumentó a cuatro mil 329 pesos al mes (además de los apoyos para fomento al deporte). Pese a que el Ipejal transparenta la erogación presupuestal, los gremios no reportan gastos en el micrositio y solamente tienen páginas en Facebook.

Y en el contrato colectivo subrayan que los apoyos “deberán ser comprobables mediante soportes documentales”.

Por otro lado, el Sindicato de Trabajadores en Obradores y Rastros, Cebaderos y Similares tampoco transparenta ni tiene página. Y aunque el Sindicato de Empleados Municipales del Ayuntamiento de Tonalá acepta ser sujeto obligado indirecto, respondió que este año no recibió “directamente ningún recurso económico por el municipio, toda vez que las actividades se realizan con recurso propio derivado de las cuotas sindicales”.

Señalan excesos de los dirigentes

La comisionada del INAI, Patricia Kurczyn Villalobos, indicó en febrero pasado que la figura de los sindicatos se ha manchado por los excesos de algunos sus dirigentes sindicales, quienes no actuaron con la honestidad y ética que requiere su cargo.

“Si queremos tener credibilidad, la información tiene que ser fundamentada y es lo que se debe exigir al sector”.

Dijo que es una prioridad conocer a dónde va el dinero. Para ello, se cuenta con la Ley de Responsabilidades Administrativas, los Códigos Penales y las leyes nacionales del Sistema Anticorrupción.

Recordó que la transparencia externa se aplica a los sindicatos que reciben los recursos del erario por cualquier monto, causa y periodicidad; es decir, se deben hacer públicos los datos relacionados con estos recursos y rendir cuentas en una página de internet.

Mientras que la transparencia interna aplica a todos los gremios, pero la vigilancia y las sanciones por el incumplimiento corresponde a las autoridades laborales.

Enfatizó que la información relativa con  las cuotas sindicales no se encuentra sujeta a la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública, sino a la Ley Federal del Trabajo en México.

Para el Instituto Nacional de Transparencia, la figura de los sindicatos está manchada por los excesos de algunos dirigentes. NOTIMEX/Archivo

El modelo desfavorece a los trabajadores

La organización civil Fundar mencionó en su publicación “Derecho a saber: Balance y perspectivas cívicas”, que el modelo de relaciones laborales del país mantiene el control sobre las organizaciones sindicales, lo que inhibe la modernización del mundo laboral a favor de los trabajadores y del sistema productivo nacional.

“Estas limitaciones son evidentes, especialmente en el ejercicio de los derechos de carácter colectivo… y están relacionadas con las formas de organización gremial, la contratación colectiva y el sistema de justicia laboral”.

Se destacó que los trabajadores enfrentan dificultades para organizar un sindicato autónomo, porque en la práctica los empleadores y el Estado deciden cuál es el tipo de organización que debe operar en un centro de trabajo.

“Desde el inicio de sus actividades, los patrones escogen el sindicato de su preferencia y reprimen cualquier intento de cambio; por esta razón, el sindicalismo en general ha desvirtuado su función de representación y defensa al verse sometido a intereses ajenos a sus representados”.

Remarcan que la opacidad en la información es un elemento clave para mantener este sistema de control y corrupción.

“Se niega a los trabajadores, y a la población en general, información elemental sobre aspectos básicos que regulan las relaciones laborales, como son los estatutos de los sindicatos, el padrón de los socios y el contrato colectivo de trabajo”.

Sin esta información, los trabajadores no pueden ejercer la defensa de sus derechos, y solamente los dirigentes sindicales y quienes colaboran con ellos tienen este poder, lo que mantiene el modelo de subordinación. “La transparencia en la información es una condición necesaria, aunque no es suficiente, para lograr la legitimidad gremial y contractual”.

Sigue: #DebateInformador 

¿Qué opina de los privilegios de los secretarios generales de los sindicatos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador