Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Martes, 24 de Abril 2018
null
Jalisco

Transporte público pirata madruga a Semov

Mientras la autoridad retrasa la implementación de las cuencas de servicio, las camionetas tipo Van ya se extendieron en la metrópoli
 

El Informador

Como es “necesario” y las cuencas de servicio aún no son legales, diversos grupos de transportistas se han adelantado a la Secretaría de Movilidad (Semov) y ofrecen traslados que sirven como “ruta alimentadora” del Tren Ligero en la zona de Las Mesas de Zapopan.

El servicio se ofrece en camionetas tipo Van cuesta siete pesos y ha crecido tanto que cuenta con boletaje, rutas, horarios establecidos y hasta una terminal en la colonia Agua Fría. Su primer viaje parte a las seis de la mañana y el último, a las 22:19 horas. Los tiempos de espera entre un viaje y otro no superan los 11 minutos.

Miguel Ángel Aguirre es uno de sus trabajadores. Conduce una Van desde hace dos años en la Asociación de Urvan’s Alimentadoras de Transporte Masivo y recibe un sueldo de 250 pesos por ocho horas. Trabaja en el turno matutino y puede trasladar hasta 15 pasajeros sentados, aunque reconoce que hay quienes optan por abordar la camioneta parados o como sea. “Vamos recogiendo gente por esta colonia, Agua Fría, y le damos la vuelta hasta Tabachines. La gente ya sabe a qué hora pasamos”.

Juan Velasco Flores es el presidente de esa asociación, constituida ante el Registro Público de Comercio el 26 de febrero de 2016. El tesorero, Fernando Cambrón, informa que cuentan con una flotilla de 16 unidades y que prestan el servicio a dos mil 500 personas diariamente. “La misma gente que sacamos es la que regresamos. Por donde quiera nos están solicitando. Ya nos hablan de varios lugares para darles el servicio”.

Usuarios afirman que las camionetas son la única manera de salir desde su hogar a la avenida para tomar el camión o el Tren Ligero y llegar a tiempo a su trabajo. “Aunque no estamos legalmente, tratamos de cumplir con todos los requisitos”, defiende Juan Velasco.

El director de Transporte Público de la Semov, Gustavo Flores, responde que estas alimentadoras pirata son detectadas y detenidas prácticamente todos los días. Hoy, las cuencas de servicio no están reguladas y eso, se defiende, incide en que surjan estas asociaciones o cooperativas en distintos puntos de la ciudad. “Tienen sus zonas de influencia por Tlajomulco, por Las Mesas... Sí traemos ubicadas varias zonas, desgraciadamente, tampoco tenemos la fuerza para estar en todos los puntos, todos los días”. Y cuando retiran algún vehículo, concluye, los mismos transportistas bloquean las vialidades en protesta.

Desde el Congreso, por su parte, urgen a que se emitan las convocatorias entre transportistas para hacer oficiales las cuencas de servicio en zonas periféricas.

La Asociación de Urvan’s Alimentadoras de Transporte Masivo inicia su primer viaje a las seis de la mañana. Muestra una buena organización, pero el servicio es irregular. EL INFORMADOR/G. Gallo

Opera transporte escolar en Vans... ¡sin permiso de Semov!

Lo que no ha podido hacer el Gobierno del Estado en el Área Metropolitana de Guadalajara, lo han logrado los transportistas que operan en camionetas tipo Van sin permiso de la Secretaría de Movilidad (Semov): habilitar un servicio de transporte exclusivo para estudiantes.

Sin embargo, su estrategia es por demás simple: el primer viaje de lunes a viernes, que parte a las seis de la mañana, es exclusivo para alumnos de secundaria. Los conductores recorren una ruta prestablecida que todos conocen y abordan sobre la marcha, para terminar en la Secundaria 85.

La “Asociación de Urvan’s Alimentadores del Transporte Masivo” logró el visto bueno de vecinos de colonias como Agua Fría, Lomas del Vergel, El Refugio, Villa de Guadalupe y La Higuera, para confiar la seguridad de sus hijos a los conductores de estas unidades.

“Nos toca llevar a jovencitas que mandan con toda confianza a las seis de la mañana con nosotros. Somos choferes constantes y conocidos. Nos dan la confianza”, dice Miguel Ángel Aguirre, chofer de esa asociación. “Las señoras suben a sus niñas y saben que las llevo seguras a la escuela. Me espero a que entren y me regreso”.

Juan Velasco Flores, presidente de la asociación, explica que el único viaje exclusivo es el de la mañana para evitar asaltos o abusos sexuales, una situación que los vecinos han denunciado en el pasado. “Eso ha bajado el índice de violaciones, porque en las camionetas van más seguros. Con los vagos o los delincuentes hay un respeto hacia las camionetas. Hasta ahorita no hemos tenido problemas”.

Tal ha sido la aceptación del servicio que, afirma, políticos que aspiran a la alcaldía de Zapopan ya se le han acercado para ofrecerle apoyo. “Pero en realidad lo que necesitamos es que trabajen en el Congreso para que esto ya lo hagan ley y las autoridades puedan otorgar los permisos correspondientes”.

Los titulares de la agrupación reconocen que prestan un servicio irregular, pero que los ciudadanos necesitan y ahora exigen. Los camiones no trazan sus rutas por el interior de esas colonias y, tanto por la condición en que se encuentran como por su estrechez, tampoco pueden recorrerlas.

No obstante, los vehículos tipo Van (que ahora ya circulan sin letrero) les han sido retirados en cuatro ocasiones por parte de la Semov. Según los trabajadores, el transporte público ha sido el que interpone las quejas, aunque Juan Velasco afirma que, lejos de competir, les ayudan a tener más flujo de pasajeros.

“Nosotros nos manejamos como alimentadores del transporte. No somos una ruta sino una cuenca. Nuestro lema es sacar a la gente de donde no hay transporte y llevarla a donde pueden agarrar diferentes líneas que las lleven a sus trabajos, escuelas o mandados”, agrega Fernando Cambrón, tesorero y comisario de la asociación.

Son irregulares

La Secretaría de Movilidad reconoce que los servicios de transporte en vehículos tipo Van son lo más cercano al modelo que se busca como ruta alimentadora en la ciudad. Sin embargo, hasta este punto todos los que operan en la ciudad son ilegales, indica Gustavo Flores, director de Transporte Público, quien expone que diariamente realizan retenciones de unidades. Por lo mismo, tienen bien identificadas sus ubicaciones y modo de operar, pero éstos eluden a la autoridad.

“Buscan puntos de concentración. Tampoco es un sistema tan complejo: van generando esta especie de rutas improvisadas que solamente llegan a los puntos y tienen como destino el Tren Ligero. Desgraciadamente muchas veces invaden otros servicios que ya existen”.

Incluso, dice, hay propietarios de estas unidades que invaden otros servicios deliberadamente, ofreciendo tarifas más bajas para incrementar sus ganancias. Por ejemplo, reconoce que hay zonas, particularmente en Tlajomulco, donde el transporte federal cobra entre 12 y 14 pesos, y estas modalidades lo hacen por 10.

Las modalidades de transporte irregular que ha detectado la Semov son variados. Desde los ya conocidos mototaxis hasta las Van, pero no son los únicos. “También hay unos vehículos pequeños, parecidos a los KIA, que también hacen este tipo de servicios, supuestamente al amparo de algunas cooperativas. Algunos de los que obtuvieron permisos que les dieron en la administración de 2010 de (Enrique) Alfaro en el municipio y de (Diego) Monraz en la Secretaría de Vialidad”.

El funcionario no reveló la cantidad de amparos tramitados, pero afirma que éstos son concedidos de manera temporal por el Tribunal de lo Administrativo del Estado (TAE). Y en tanto éstos son combatidos por el área jurídica de la Semov, los propietarios cambian de personalidad jurídica para tramitar un nuevo amparo.

Y si la autoridad localiza alguno que no tenga amparo, también es complicado ir contra la red. “Sí sabemos dónde están. Lo complejo, más bien, es que detenemos uno o dos e inmediatamente por WhatsApp, celulares y demás se corre la voz y desaparecen de la zona. Dejan de dar el servicio. Desaparecen. En un sólo día no podemos realizar detenciones grandes porque a final de cuentas se comunican y se retiran. En esa parte sí están muy organizados, en la parte de avisarse cuando tenemos operativos”.

No obstante, afirma que sí se han acercado a los propietarios. Y  reconoce que el servicio no puede erradicarse totalmente en función de que hay muchos puntos de la ciudad en donde éste es indispensable.

El boleto tiene un costo de siete pesos por viaje. EL INFORMADOR/G. Gallo

Están amenazados

El éxito del negocio se fue a tope en sólo seis meses.

Una señora decidió colocar un letrero sencillo en el parabrisas de su combi y, de inmediato, su servicio comenzó a ganar popularidad.

“López Mateos, 10 pesos”, decía la cartulina cuando nadie ubicaba ese vehículo. Ahora son tres, tienen horarios establecidos, parten desde el poblado de San Sebastián el Grande, en Tlajomulco, y hay por lo menos 100 clientes fijos.

Ana Carrillo es una de ellas. La joven sale de su casa 20 minutos antes de las siete de la mañana, pues a esa hora la combi parte hacia la avenida, donde toma la Ruta 632 para acercarse a su trabajo en Guadalajara.

Su regreso es prácticamente el mismo. Al bajar del camión sube a una combi que espera a los usuarios cerca del Palomar para llevarlos a su fraccionamiento. Prefiere ese servicio porque la Ruta 182 “pasa cada vez que quiere” y en la combi, aunque a veces viaja apretada, va mucho más cómoda.

La fama de esas combis ha crecido tanto, que ya uno de los transportistas de la Ruta 182 se acercó a amenazar a sus conductores. En las camionetas, más de 100 personas son transportadas al día, lo que significa un ingreso de, al menos, cinco mil pesos entre lunes y viernes.

“Hubo como dos semanas que no estaban en servicio. De hecho ya no se meten por donde va la ruta, sólo por las privaditas. Y aún con eso, la verdad es que dan un mejor servicio que los camiones; éstos nos llevan como animales. Además, el señor de la combi es muy amable”, advierte Ana.

La señora que empezó con el servicio obtuvo tanto éxito en la zona que eventualmente compró una segunda combi para que la trabajara su marido. Ahora hay una tercera. Y, rápidamente, la oferta está siendo rebasada por la demanda. “Empezamos muy poquitos, pero cada vez hay más y más gente y ya vamos un poquito apretados… aún así, mucho mejor que en el camión”.

Las camionetas tipo Van ofrecen el servicio en colonias como Agua Fría, Lomas del Vergel, El Refugio, Villa de Guadalupe, La Higuera y hasta Tabachines, en el Norte de la metrópoli. EL INFORMADOR/G. Gallo
CLAVES
Las cooperativas
• Los modelos de transporte público pirata no son novedad, pero el que sean detectados cada vez más cerca de la metrópoli, sí. Y desde que el sistema de mototaxis salió, nada ha frenado el servicio de transporte “colectivo” que ahora se encuentran en prácticamente cada punto concurrido de la metrópoli.
• En San Juan y San Lucas Evangelista, las delegaciones de Tlajomulco que se encuentran más retiradas respecto al Centro de Guadalajara, opera una cooperativa: Transporte Comunitario de Tlajomulco, cuyos conductores tienen tarifas mucho más económicas que un taxi reconocido por el Estado. Su servicio es bien aceptado por la gente.
• Ese servicio comenzó a operar a finales de 2016. Pero desde el 2010, algunas zonas habitadas de Tlajomulco o Tlaquepaque —como el poblado de Santa Anita o Haciendas La Candelaria— vieron nacer un transporte público que, a cambio de 10 pesos por pasajero, acercaba a los ciudadanos desde el Camino Real a Colima hasta su casa o escuela.

Piden convocatoria para regular las cuencas de servicio

Debido a que la Ley de Movilidad del Estado contempla la figura para regular a las camionetas tipo Van que ofrecen el servicio irregular de transporte, la Comisión de Movilidad y Transporte del Congreso de Jalisco y el Observatorio Ciudadano de Movilidad exhortan a la Semov a que emita una convocatoria para regular este servicio en la ciudad.

El diputado Alejandro Hermosillo González señala que no es necesario reformar la legislación para regularizar las camionetas que prestan el servicio en zonas donde no se tiene acceso al transporte público colectivo, pues ya se contempla la figura de cuencas de servicio.

El único requisito para operar dentro de la norma es que la autoridad estatal emita la convocatoria para concesionar las cuencas de servicio que, de acuerdo con el reglamento, son conjuntos de rutas que se encuentran dentro de la misma área de un polígono cuyos límites coinciden con rutas troncales o alimentadoras.

“Desde el Congreso podemos exhortar a la Semov para que tome en cuenta los distintos esquemas de transporte informales y haga un esfuerzo por regularizarlos dentro del apartado de cuencas de servicio”, precisa el legislador, quien lamenta la falta de interés por regular esta oferta de movilidad.

Destaca que algunas de las asociaciones que ofrecen estos servicios han tenido acercamiento con el Congreso para regular su situación, pues su demanda se ha visto incrementada ante el déficit de movilidad que el Estado no ha logrado resolver, principalmente en la carretera a Colotlán y Tesistán, en Zapopan; Tlajomulco y Tlaquepaque.

Opina que el crecimiento urbano desordenado y el ineficaz diseño de las rutas y derroteros que no alcanzan a cubrir la demanda de los centros de población en la metrópoli son algunas de las variables que explican el auge de los servicios que operan al margen de la ley.

Al regular estos servicios, se pondría orden en el tipo de unidades permitidas, costo del servicio, derroteros y capacitación de choferes, “al estar al margen de la ley hay muchas cosas que quedan a voluntad de los prestadores del servicio y eso genera algunos riesgos que no podemos permitir”.

En ello coincidió Ana Belén Vázquez, coordinadora del Observatorio de Movilidad: “Lo que pedimos al Gobierno es que regularicen estas modalidades de servicio. Los accidentes con mototaxis han sido una muestra de la urgencia de que se regule este problema”.

En este contexto, urgió a la Semov a emitir una convocatoria con todos los requerimientos necesarios para crear una nueva concesión para los prestadores de las cuencas de servicio que ya realizan traslados en mototaxis y Vans. “La ley no necesita más modificaciones, pero falta voluntad de la autoridad porque no está aplicando la ley como debería”.

Los números

Mientras que, en agosto de 2015, la demanda diaria de viajes en taxi resultó en 208 mil 044 en la Zona Metropolitana de Guadalajara, la demanda de camionetas de servicios comunitarios apenas correspondía a seis mil 86 viajes diarios. No hay cifras actualizadas del crecimiento del último servicio irregular.

¿Cuál es su principal modo de transporte?

Tipo Porcentaje
Camión  60.1%
Automóvil como conductor21.2%
Automóvil como acompañante  4.9%
Bicicleta  3.1%
Otros 2.9
Taxis    2.4%
Tren Ligero 2%
Motocicleta 1.8%
Camioneta de servicios comunitarios1%
Macrobús   0.4%
Mototaxi  0.3

Fuente: Estudio de oferta y demanda de los servicios de taxi y empresas de redes de transporte, 2015.

Ante la falta de camiones, las cuencas de servicio que circulan de forma irregular también se han organizado para trasladar a estudiantes en el Norte de la ciudad. EL INFORMADOR/G. Gallo
GUÍA
¿Qué dice la Ley?
• De acuerdo con la Ley de Movilidad y Transporte, una ruta es el trayecto con origen y destino que podrá ser troncal, alimentadora, integrada a un corredor o formar parte de una cuenca de servicio.
• El Reglamento para regular el servicio de transporte define a la cuenca de servicio como el conjunto de rutas que se encuentran dentro de la misma área de un polígono cuyos límites coinciden con rutas troncales o alimentadoras en todas o algunas de las cuales afluyen.
• El Programa General de Transporte define las rutas en cuenca de servicio o cuencas de alimentación como conjuntos de rutas que se encuentran dentro de la misma área de un polígono cuyos límites coinciden con rutas troncales o alimentadoras en todas o algunas de las cuales afluye, también identificados como polígonos que corresponden a la alimentación de las rutas troncales para mejorar la accesibilidad.
¿Características de los vehículos?
La Norma General de Carácter Técnico especifica las características de los vehículos:
• Segmento A: Camioneta tipo van con techo alto, con capacidad nominal máxima permitida de 19 pasajeros más el conductor, la configuración de asientos se ajustará al diseño de cada fabricante y necesidades de los transportistas, siempre y cuando se respeten las especificaciones normativas sobre asientos de este documento.
Este segmento se utilizará en cuencas de servicio, previa autorización de la Secretaría conforme a los estudios y datos emitidos por el Instituto.
Su combustible podrá ser diésel, gasolina o gas natural.
La transmisión será automática o manual.
Deben señalar el 20% del total de sus asientos, para el uso de personas con discapacidad, mujeres embarazadas o personas de la tercera edad.
Sin embargo, todavía no se han concursado las rutas por la Semov, por eso es un servicio irregular.

Reprueban al servicio colectivo

Son tres las razones principales por las que los usuarios prefieren pagar más en un servicio de transporte ilegal que en un camión con ruta: su frecuencia de paso, la proximidad con el hogar o el trabajo y los tiempos de traslado. Y en cada uno de esos puntos, el servicio público de transporte masivo que opera en Guadalajara sale reprobado en la más reciente encuesta de satisfacción.

El censo fue realizado por el Instituto de Movilidad entre el 25 de enero y el 2 de febrero pasado, de tal forma que corresponde al servicio que se presta en la actualidad. Y, pese al clamor ciudadano por un mejor servicio, las unidades convencionales son notablemente rebasadas cuando se les compara con el Tren Ligero, el Macrobús, el Sitren y los camiones ruta-empresa.

Por ejemplo, en cercanía con el punto de acceso, los camiones reciben una calificación reprobatoria de 5.5, cuando la calificación más alta es de 8.3 para el Tren Ligero. La comunidad consultada tampoco considera que los colectivos actuales sean sencillos para abordar frente a las otras cuatro opciones: el 5.3 de calificación recibida lo confirma.

Pero en frecuencia de paso, la percepción resulta aún peor. Son 5 de 10 en calificación, cuando el segundo peor evaluado está en los camiones ruta-empresa, con 6.9, y el Tren Ligero obtiene un 9.1.

Lo mismo ocurre con los tiempos de traslado y la percepción que tiene la gente al respecto cuando usa un camión de ruta para llegar a su destino. 

Los usuarios

Siete de cada 10 usuarios consultados para la última Encuesta de Satisfacción consideran que se debe invertir en una mayor capacitación para los choferes, a fin de hacer más seguro, confortable y accesible el servicio de transporte público en la metrópoli.

Además, seis de cada 10 sugieren comprar mejores camiones.

Los menos ven necesario que se invierta en infraestructura para los paraderos o sistemas de comunicación e información.

Sigue: #DebateInformador

¿Debe el Gobierno de Jalisco acelerar la implementación de las cuencas de servicio en zonas periféricas?

Participa en Twitter en el debate del día  @informador