Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Lunes, 18 de Noviembre 2019
Tecnología | En términos generales, la teoría de la relatividad es funcional en la escala macroscópica

Surge teoría revolucionaria sobre el universo

La más reciente tesis de Gerardus ‘t Hooft, ganador del Premio Nobel de física en 1999, niega la existencia de los agujeros negros

Por: SUN

AMSTERDAN,HOLANDA.- "No hay agujeros negros", concluye la última teoría de gravedad cuántica postulada por el científico holandés Gerardus ‘t Hooft, quien obtuvo el Premio Nobel de física hace una década por sus trabajos para describir la estructura de interacción cuántica en las partículas elementales de la materia.

Un agujero negro u hoyo negro es una región del espacio-tiempo provocada por una gran concentración de masa en su interior, con enorme aumento de la densidad, lo que provoca un campo gravitatorio tal que ninguna partícula material, ni siquiera los fotones de luz, puede escapar de dicha región, explica cosmopediaonline.com

En la nueva concepción del universo que propone Hooft, con la finalidad de eliminar las discrepancias entre los conceptos: relatividad y mecánica cuántica, no hay lugar para las singularidades espacio-temporales. Así lo reporta la publicación electrónica Technology Review, especializada en difusión científica y perteneciente al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

En términos generales, la teoría de la relatividad es funcional en la escala macroscópica, al referirse al espacio y las galaxias. En tanto, la mecánica cuántica es eficaz a nivel microscópico, en lo concerniente a las ondas y las partículas atómicas. Sin embargo, ambas están lejos de integrarse en una concepción global del universo.

Ahora, el postulado de Gerardus ‘t Hooft ha tenido éxito en integrarlas matemáticamente; pero a costa de negar la existencia de todas las singularidades espacio-temporales, incluidos los agujeros negros que gozan de tan amplia aceptación dentro del ámbito científico. Además, propone que las leyes de la física son siempre las mismas, sin importar la escala de la materia.  Así lo reporta el portal electrónico Cienciakanija.com

Para desarrollar su nueva teoría, Hooft ha echado mano de la teoría de cuerdas. Según ella, las partículas más pequeñas de la materia no son simples puntos, sino cuerdas que tienen la capacidad de moverse en cuatro dimensiones y que, al vibrar de formas distintas, representan un fotón, un quark u otras partículas microscópicas.

Temas

Lee También

Comentarios