Domingo, 23 de Febrero 2020
Tecnología | Es una cadena de donaciones asociada con la Casa de la Amistad para Niños con Cáncer

Sebastián corre por los niños con cáncer

Combaten la enfermedad y apoyan a niños, al tiempo que impulsan el deporte; es un compromiso en cadena que cambia la vida de los afectados

Por: SUN

CIUDAD DE MÉXICO.-Cuando tenía 17 años, a Sebastián Fernández, un muchacho como cualquier otro, le fue detectado un linfoma Non-Hodgkins en cuello y axila. El diagnóstico del doctor le cambió la vida: cáncer.

Asegura que gracias a un tratamiento oportuno y el apoyo de familiares y amigos logró vencer la enfermedad; es por esto que Sebastián Fernández ha ideado junto con Casa de la Amistad para Niños con Cáncer, IAP un innovador programa llamado Sebastiancorre, para combatir este mal y al mismo tiempo impulsar el deporte.

Veinte años después asegura que su vida es plena, es funcionario del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) está casado y tiene cuatro hijos; podría decirse que es una persona que lleva una vida normal.

El programa, orientado hacia la población en general y presentado el martes ante medios de comunicación y patrocinadores, tiene un procedimiento en realidad muy simple: cualquier persona puede registrarse en la página www.sebastiancorre.org y asignarse una meta, por ejemplo mil pesos.

Después, elige la carrera en la que quiere competir (algunos empezarán con el maratón de Nueva Yok) y después del evento sus patrocinadores, amigos empresas o conocidos, donarán la cifra acordada con el corredor a la fundación.

Tal vez más importante que aportar una fuerte cantidad de dinero es el segundo compromiso que se adquiere cuando un corredor se registra en la asociación: cada persona que se comprometa con una meta debe a su vez invitar a dos más, creando así una cadena de registros que crecería exponencialmente.

El ejemplo que mostró Fernández es que, si la cadena se amplía 12 veces, se lograrían cuatro mil corredores dispuestos a recaudar fondos, si las metas fueran en realidad conservadoras y cada uno se propusiera recaudar mil pesos, se lograría la cantidad de cuatro millones 96 mil pesos. Esto alcanzaría para pagar el tratamiento de 15 niños en Casa de la Amistad, pues cada uno tiene un costo de 260 mil pesos.

Al ser cuestionado acerca de la gestión de los fondos y si se mantendrá una vigilancia para que los corredores cumplan en verdad sus rutas, Sebastián Fernández afirmó que las metas son morales, es decir, se confía en el corredor y no se le pide que compruebe su participación en la carrera o bien que la haya terminado. En cuanto a los fondos, el iniciador del programa contestó que todos serán manejados por Casa de la Amistad, la cual ha atendido a más de 480 niños con cáncer.

Temas

Lee También