/contenidos/2008/03/20/noticia_0003.html
Logo de aviso informador Logo de circulo informador Logo de gente bien
Viernes, 22 de Junio 2018
Tecnología | Las observaciones hechas por la sonda Cassini de la rotación de Titán y de los cambios registrados en algunos puntos de su superficie sugieren que ese mar se encuentra a unos 80 kilómetros de la superficie.

Estudio arroja la posibilidad en la existencia de agua y amoniaco en luna de Saturno

Titán es la segunda luna mayor del planeta y también la segunda más grande del sistema solar

Por: EL INFORMADOR

Washington.- Titán, una de las lunas de Saturno, posiblemente alberga un enorme océano de agua y amoníaco, revelaron científicos del Laboratorio de Físicas Aplicadas de la Universidad Johns Hopkins en un estudio divulgado hoy por la revista Science.
Titán es la segunda luna mayor del planeta y también la segunda más grande del sistema solar.
Con un diámetro de unos 5.000 kilómetros es un poco más pequeña que Ganimedes, la luna de Júpiter, y más grande que Mercurio y Plutón.
Los astrónomos de Johns Hopkins indicaron que hasta ahora no han confirmado de manera directa la existencia de ese océano.
Sin embargo, señalaron que las observaciones hechas por la sonda Cassini de la rotación de Titán y de los cambios registrados en algunos puntos de su superficie sugieren que ese mar se encuentra a unos 80 kilómetros de la superficie.
Entre octubre de 2005 y mayo de 2007, la sonda Cassini, una misión conjunta de la NASA y de la Estación Espacial Europea (ESA), efectuó 19 aproximaciones a Titán.
Durante esas maniobras, Cassini utilizó su radar para atravesar la capa de nubes y la densa atmósfera de Titán, formada principalmente por nitrógeno y otras moléculas de hidrocarbonos que le dan un color anaranjado.
Los datos de las primeras observaciones permitieron localizar lagos, cañones, barrancos y montañas en esa superficie. Los datos posteriores indicaron que la ubicación de algunos de esos puntos se había modificado en hasta 30 kilómetros, indicaron los científicos.
Los cambios podrían ser causados por los intensos vientos de la atmósfera de Titán, pero estos no ocurrirían si no existiera un mar subterráneo que diera una capacidad de "flotación" a la superficie sólida, señalaron.
Según los científicos, la superficie de Titán alberga más hidrocarbonos líquidos que todas las reservas conocidas en la Tierra.
Esas moléculas, especialmente en forma de metano, caen en forma de lluvia desde el cielo de la Titán y forman sus enormes lagos y dunas de color negro.
EFE 20-03-08 IJALH

Temas

Lee También

Comentarios