Viernes, 23 de Febrero 2024
Tecnología | La erosión del mar ha engullido más de dos kilómetros de costa

El 'templo hundido' de Bangkok lucha contra el cambio climático

A unos treinta kilómetros de Bangkok un puñado de tailandeses y monjes libren una batalla para evitar que su templo se hunda

Por: EFE

BANGKOK, TAILANDIA.- Un puñado de aldeanos tailandeses y monjes libran desde hace años una batalla para evitar que su adorado templo se sumerja por la crecida del nivel del mar, un fenómeno causado por ese cambio climático del que nada saben.

, en un zona costera de la que hace tiempo desaparecieron los manglares y las familias de pescadores emigraron, el avance del mar ha alejado de suelo firme el templo de Khun Samut Trawat, unido ahora a tierra por una estrecha y sencilla pasarela.

Los pocos pobladores que permanecen en esta aldea levantada en la desembocadura del río Chao Praya, se resisten a perder el templo que construyeron hace muchas décadas, y que como al igual que ocurre en toda la Tailandia rural, ha sido el epicentro de su vida cotidiana.

"Hace catorce años decidí recuperar el templo, que llevaba más de once hundido un metro bajo el agua y, poco a poco, hemos conseguido aislarlo construyendo muros de piedra y granito y replantando manglares para frenar el agua", explicó a Efe el abad Atikarn Somnuek Atipanyo, de 43 años.

En las últimas dos décadas, la erosión del mar ha engullido más de dos kilómetros de costa en torno a esta aldea de Samut Prakan, provincia vecina a la capital del país, El abad recuerda que para dejar de andar con el agua hasta las rodillas a todas horas, los monjes se pusieron manos a la obra y con más imaginación que conocimientos de ingeniería, alzaron un metro este templo conocido por el "hundido", condición por la que ahora es casi un monumento que atrae a curiosos y turistas.

La constante subida del nivel del mar ha obligado a la gente de la aldea a trasladar de sitio su casa hacia tierra adentro, hasta cinco u ocho veces a lo largo de la última mitad de siglo.
"Pero si las aguas siguen subiendo, nadie podrá evitar que desaparezca el templo y, con el tiempo, que el mar también sumerja Bangkok", lamentó un vecino.

Y es que el futuro de Bangkok, una apelmazada metrópolis en la que los rascacielos y casas compiten por un palmo de terreno, no tiene un futuro más halagüeño que el de esta pequeña aldea.

Smith Dharmasaroja, el experto meteorólogo tailandés que predijo el tsunami que en 2004 causó una de las mayores catástrofes que se recuerdan en Asia, ha alertado de que gran parte de Bangkok se habrá sumergido 1,5 metros en 2030, si las autoridades no le ponen remedio a la situación.

Gran parte de lo que hoy es la capital, fue construida hace poco más de dos siglos sobre una superficie cenagosa y surcada por cientos de canales, que le dieron el sobrenombre de la "Venecia del sudeste de Asia".

Ahora, solo aquellos capitalinos que viven en la zona más antigua de la urbe tienen a la puerta de su casa uno de aquellos canales de antaño, ya que la mayoría están cubiertos por el pavimento de las calles y el cemento de las edificaciones.

La única similitud que Bangkok comparte estos días con Venecia, es la de que también se hunde, al ritmo de más de 7.5 centímetros por año a causa de la crecida del nivel del mar y el hundimiento del terreno.

Hace dos años, un grupo de expertos la construcción de un muro de 80 kilómetros alrededor de Bangkok, rodeando el río Chao Praya en su desembocadura marítima, semejante a los que algunas zonas de Singapur y los Países Bajos.

Sin embargo, el Gobierno mantiene paralizado ese proyecto, cuyo coste asciende a más de 3 mil 200 millones de dólares y requerirá ocho años de trabajos.

Algunos barrios de Bangkok se inundan en ocasiones de agua salada, que asciende desde el subsuelo por los sistemas de alcantarillado, y que un potente sistema de bombeo se encarga de devolver al mar.

Dharmasaroja ha advertido de que en 15 o 20 años será demasiado tarde para evitar el hundimiento de la capital tailandesa.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones