Martes, 21 de Enero 2020
Suplementos | Hotel más encantador del mundo

Subastan mobiliario de La Mamounia

Su atractivo reside, más bien, en la potente carga sentimental que arrastra

Por: EL INFORMADOR

Cuentan que sir Winston Churchill invitó a Franklin D. Roosevelt a reunirse con él en el hotel La Mamounia de Marraquech y le advirtió: "Es el lugar más encantador del mundo".

La sentencia del conspicuo primer ministro británico selló el ingreso en la leyenda de La Mamounia, que, muy consciente de su propia historia, subasta estos días los muebles y enseres que han dado reposo a algunas de las personas más influyentes del último siglo.

Lo primero que hay que dejar claro es que las piezas en puja no tienen, en su gran mayoría, demasiado valor artístico ni una antigüedad que las convierta en obras de coleccionista.

Su atractivo reside, más bien, en la potente carga sentimental que arrastran para todo aquel que alguna vez ha pernoctado en él y que, por lo demás, tiene una billetera capaz de soportar el gasto.

No en vano, como explicó el comisario de la puja, Claude Aguttes, los principales interesados son antiguos clientes del hotel que quieren conservar parte de su memoria con algún objeto.

El precio de salida de los lotes oscila entre los 40 y los 3 mil euros, aunque hasta el momento ya se han alcanzado los 18 mil euros por un escritorio de taracea con incrustaciones de madreperla.

Su distintivo, al igual que el de las butacas "art-deco" de Leleu o de los cofres en madera policromada, es una gran "M" que deja constancia del lugar de donde proviene y que es el verdadero icono de la subasta.

"Individualmente, no hay ningún objeto que valga millones. El tesoro es el hotel completo, las inscripciones con el nombre de La Mamounia en todos los muebles. Pero el hotel se ha guardado un 5 o un 6 por ciento de los objetos más valiosos para la nueva decoración", explicó Aguttes.

La compañía nacional de ferrocarriles (ONCF), propietaria del establecimiento, espera recaudar 1.5 millones de euros que ayuden a sufragar la exhaustiva renovación del interior de La Mamounia, que corre a cargo del arquitecto e interiorista francés Jacques García.

El estilo "art-déco" y clásico francés del mobiliario, fabricado en su mayoría en las décadas de 1970 y 1980, dará paso tras la reapertura a un gusto más marroquí, en consonancia con la decoración de La Mamounia de principios de siglo.

El lavado de cara trata de recuperar las esencias de 1922, cuando los arquitectos Henri Prost y Antoine Marchisio levantaron el hotel junto a los jardines que el sultán Sidi Mohamed Ben Abdalah legó a su hijo Mulay Mamun en el siglo XVIII como regalo de bodas.

Casi 90 años después de su inauguración, Philippe Gouzier pasea entre sus espejos, vasijas, sillones y escritorios y explica que ha venido expresamente a Marraquech desde París para participar en la subasta, que dio comienzo este jueves y se prolongará hasta el domingo.

"Soy un enamorado del 'art-deco' y aquí se pueden encontrar cosas muy interesantes, aunque sean de épocas posteriores", resalta Gouzier, quien se ha fijado un límite en la puja que prefiere no revelar.
El remate se celebra en el Palacio de Congresos de Marraquech, ya que el hotel permanecerá cerrado hasta su reapertura en septiembre de este año.

Entre los compradores registrados hay, según reveló Aguttes, más de un nombre conocido, que prefirió no desvelar para preservar su anonimato.

Sin embargo, lo asequible de sus precios de salida -que no tardan en disparase- ha animado estos días a muchos turistas a visitar el Palacio de Congresos con la esperanza de hacerse con un recuerdo de entre los más de 6 mil lotes recogidos en el catálogo y que se pueden revisar en la web de la casa de subastas (www.aguttes.com).

Entre ellos brillan dos calesas -sin los caballos- que el hotel ha sometido a la puja y los muebles de la Suite Churchill, una de las más reconocibles del hotel, que llevan el toque británico del estadista.

Entre tanto oropel, por fortuna, queda una esperanza para el resto de mortales mitómanos más ajustados de presupuesto. Si alguien quiere llevarse a casa la mítica "M", La Mamounia subastará en Marraquech objetos con algún rasguño o pequeños desperfectos entre el próximo domingo y el lunes.

Temas

Lee También